Simón Calzadilla: El pueblo pagará la crisis

Juan Carlos Salas / Foto: Archivo |

Caracas, 18 de febrero.– Las medidas económicas que ha dado a conocer el presidente de la República Nicolás Maduro, sin duda alguna perjudican a los venezolanos, sobre todo con el incremento del precio de la gasolina y el pago de impuestos.

Dicho pronunciamiento fue realizado por el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla, quien opinó que la crisis será pagada por el mismo pueblo, mientras que el gobierno nacional sigue despilfarrando el dinero.

“Las consecuencias del nuevo aumento de salario mínimo es que quien gane más de 11 mil bolívares tendrá que pagar ISLR, es decir pagaran impuestos casi todos los venezolanos”, afirma el diputado, al tiempo que agrega que ya no sólo se tratará de combatir la inflación y la escasez, sino que además los ciudadanos tendrán que poner de su dinero para resolver la crisis económica del país “gracias a un gobierno que no rectifica”.

En cuanto al ajuste del bono de alimentación que se rige por la Unidad Tributaria (UT) “no va a aumentar en función a la inflación sino en función a un simple 18%”.

En este sentido, el también secretario general del Movimiento Progresista, aseguró que la aprobación de la nueva Unidad Tributaria viola abiertamente el artículo 121 numeral 15 del Código Orgánico Tributario que establece que “son atribuciones de la Superintendencia Nacional Tributaria aumentar la UT dentro de los 15 primeros días de febrero, previa opinión favorable de la Comisión Permanente de Finanzas de la AN, sobre la base de la variación producida en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del área metropolitana de Caracas del año inmediatamente anterior, publicado por el Banco Central de Venezuela (BCV)”.

Afirmó que en vista de que el BCV no ha terminado de publicar el IPC de 2015, el Seniat debió haberlo exhortado a que lo publicara pero no lo hizo.

Finalmente el parlamentario aseguró que “cuando la Comisión de Finanzas recibe el cálculo para el aumento estaba hecho a un 18%, según ellos es un promedio, pero el código no habla de promedios, lo que se traduce en una violación descarada y abierta al mismo”.

Comentarios

Comentarios