A las cinco regresa la Divina Pastora a Santa Rosa

Hugo J. Boscán/ | Foto: Karen Paradas |

Este sábado en la tarde, luego de una procesión que recordará las primeras rutas de sus visitas a Barquisimeto, retornará a su santuario en Santas Rosa la imagen de la Divina Pastora.

Los presidentes de IVIMA y EMICA, Guillermo León y Víctor Lucena, informaron en rueda de prensa lo que la alcaldía de Iribarren ha hecho y continúa haciendo para que cada año sea más atrayente la tradicional romería mariana.

León dijo que, de acuerdo al programa elaborado, la procesión con la imagen saldrá de la iglesia Claret a las dos y media de la tarde, desplazándose por la avenida Lara hasta su casa, a la que se espera llegue a las cinco, donde se cumplirá un programa especial organizado por la iglesia católica.

El presidente de IVIMA dijo que ya está lista la primera etapa del Paseo de la Devoción, que comprende adoquinamiento, colocación de imágenes y los números corpóreos y después de Semana Santa se reiniciará la segunda, desde Los Leones, esperándose esté lista para el Día de Barquisimeto.

Recordó que en la casa de Eustoquio Gómez está abierta la exposición de pintura dedicada a la Divina Pastora y que se continúa la rehabilitación de templos, sobre todo lo que se refiere a sus fachadas, habiéndose cumplido ya con San José, Santa Rosa, Concepción y Catedral.
Lucena, por su parte, anunció otra serie de obras viales y religiosas, entre las que se incluye la basílica menor La Coromoto, en la avenida Libertador.

Dijo que no sólo se rehabilita la iglesia sino también la plaza ubicada al lado.
El templo será dotado de luces de colores y el parque experimentará una positiva transformación.

El presidente de EMICA anunció la puesta en vigencia de un programa mediante el cual la empresa privada se encargue del mantenimiento de plazas vecinas, el que podría iniciarse en la de La Coromoto.

Igualmente anunció la rehabilitación de la plazoleta de la intersección de Los Leones y Lara, que será ampliada, así como el rescate de las fuentes allí existentes, colocándoles también sistemas de protección para evitar sean tomadas como piscinas por los adolescentes y jóvenes que se reúnen en sus inmediaciones.

Lamentó que a pocos días de ser colocadas son destrozadas las lámparas en las plazas, privándolas a las familias que temen reunirse en ellas en oscuridad.

Lucena enfatizó en la necesidad de hacer de Barquisimeto una ciudad más humana, no sólo de asfalto y edificios.

Comentarios

Comentarios