Antonio Patiño: En Corpoelec se perdió la profesionalización

Hugo J. Boscán | Foto: Iván Piña |

El sistema eléctrico nacional continuará presentando fallas ,como los frecuentes apagones, debido a la falta de mantenimiento en el sistema, a lo que se debe agregar la falta de profesionalización en quienes tienen a su cargo el mantenimiento de las redes.

A esa conclusión llegó Antonio Patiño, de la Comisión Nacional de Electricidad del Colegio de Ingenieros de Venezuela, quien considera que la situación en esa rama no ha mejorado nada.

Explicó que el sistema eléctrico se divide en cuatro bloques, Generación, Transmisión y subestaciones, Distribución y Comercialización y ventas, que deben actuar de manera coordinada, lo que no está ocurriendo.

Recordó que la demanda de electricidad en el país está en el orden de los 14 mil megavatios, de los cuales Guri aporta 14 mil, y en cuanto a Lara, se requieren entre 600 y 700, pero apenas genera entre 80 y 100 con las plantas térmicas que apenas funcionan, por lo que se debe depender de la electricidad procedente de Guayana.

El ingeniero Patiño insiste en que desde hace años no se aplican los verdaderos programas de mantenimiento a los sistemas o redes de distribución.

Igualmente insistió en la necesaria profesionalización del personal de la empresa, pero piensa que actualmente se hacen nombramientos más por cuestiones políticas que técnicas y citó el caso de una persona que fue designada gerente regional de Corpolac después de haberse desempeñado sólo como lector de medidores, dependiendo de ella el suministro de electricidad en la región.

Patiño especificó la situación de las instalaciones en el estado Lara, sobre las que tiene información precisa, actualizada.

Se refirió a la planta Argimiro Gabaldón, en las cercanías del campo de golf, en Palavecino, considerada una de las más modernas, inaugurada hace varios años, que no entró nunca en servicio pues, como el gobierno no cumplió con el obligatorio protocolo de prueba, se perdió la garantía del fabricante.

Esta planta, que dispone de tres unidades, fue construida para generar 120 megavatios, a un costo de unos cuantos millones de dólares y se encuentra abandonada, sin importarle a nadie.

También dijo que la planta de la Zona Industrial 1 ya cumplió su tiempo de vida útil y la de la 3, a la que le instalaron dos unidades usadas, sólo aporta 30 megavatios.

Al referirse a los llamados apagones, afirma que, aunque no se notan mucho en las áreas urbanas ya que, quienes dirigen la empresa, siguen aplicándolos en las zonas rurales por que tienen menos repercusión negativa.

Igualmente dijo que hay obras, como la subestación Polígono de Tiro, proyectada para generar 900 megavatios, que no ha sido ejecutada por falta de recursos, de allí que seguiremos afrontando déficits en materia de electricidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios