Educadores permanecen en la calle (Fotos)

María Fernanda Peñalver | Iván Piña |
pancartazo de los docentes nacionales en el cardenalito del este. 03/02/2016. foto ivan piña

Por segundo día consecutivo los docentes nacionales protestaron cerrando la entrada de Barquisimeto evitando el paso de vehículos para exigir la discusión de las cláusulas económicas de la VII Convención Colectiva de Trabajo.

Como parte de las acciones planteadas por el magisterio, los educadores permanecieron con pancartas en donde expresaban el descontento con el bajo salario que actualmente devengan.

Al menos dos trabajos deben tener para lograr mantener a su familia, en donde cada miembro debe colaborar en los gastos del hogar, pues ya no basta con un solo sueldo.

Con un salario de Bs. 10.400, los maestros deben trabajar más de un año, sin generar ningún gasto, para poder adquirir la canasta básica.

“Los docentes hemos tenido que acudir a otros trabajos, la economía informal ha sido una de las labores que más han decidido realizar los educadores”, expresó Eddy Muñoz, uno de los maestros que estaba protestando. “Ahorita se debe tener otro trabajo si se quiere sobrevivir”, agregó.

Muñoz comentó su experiencia personal, en donde uno de sus hijos fue regresado de la escuela en la que estudia por no tener los zapatos correspondientes, esto lo obligó a hablar con los directivos y explicarles que su salario no le permite hacer tal compra que amerita cerca de dos meses del salario que percibe el docente.

Una gran cantidad de educadores se aproximó para exigir un aumento salarial, lo que provoca inasistencia en liceos y escuelas por parte de los maestros, sin embargo estos afirman que “es preferible perder un día de salario que pasar una vida de hambre”.

El sueldo que devenga un maestro no llega a alcanzar para el traslado hacia las instituciones en las que laboran, por su parte Eliel Jiménez expresó que permanece ejerciendo la docencia por vocación, más no por recibir una quincena digna. “Mi familia me ayuda con los pagos. La situación de los docentes es crítica, si se ve la tabla salarial nuestro sueldo está al mismo nivel o por abajo del salario mínimo”, dijo.

Si bien el paro indefinido no se realizará por los momentos, los maestros no descartan incrementar las acciones de calle ante la necesidad inminente de percibir un pago digno. Al menos 2,5 salarios mínimos es la exigencia que hacen, conociendo que realmente se debería cubrir la canasta básica pero ante la inflación saben que es imposible que sea tanto el incremento.

Ni siquiera para la compra de productos regulados alcanza la remuneración de los maestros, quienes no tienen tiempo para acudir a hacer colas, mucho menos dinero para adquirir los alimentos y productos básicos a un precio más elevado. Esperan que hoy se inicien las discusiones referentes al tema económico.

Comentarios

Comentarios