El pueblo soporta colas de dos días para comprar comida

Karina Peraza Rodríguez/Fotos: Edickson Durán |

“El pueblo tiene hambre”, indican muchos de las personas que están en la cola, a la espera de un numero para comprar en la cooperativa de Ruíz Pineda, ubicada al oeste de la ciudad.

“La situación económica y la escasez nos lleva a hacer colas; tenemos que abandonar nuestros puestos de trabajo para comprar los productos. La cooperativa es uno de los sitios que vende comida a precio regulado… el dinero no nos alcanza”, comenta Rosaura Gómez.

Todos los venezolanos hacen sacrificios a diario.

El pasado viernes en horas de la tarde, las afueras de la cooperativa estaba llena, no se trataba de una concentración, era la cola para recibir el ticket y comprar el sábado. En el establecimiento reparten 5.000 cupos. Las personas que lo obtienen tardan dos días en el lugar.

Relata Lorena Bustamante que llegó a la cooperativa el miércoles. Todas las personas madrugan para tratar de alcanzar los primeros puestos y anotarse en un libro, luego reciben otro tipo de ticket. El jueves reciben otro papel y el viernes en horas de la tarde reparten el boleto de ese día.

Jesús Torcate logró obtener el número cuatro. Llegó a la cola el miércoles a las 4:00 de la madrugada. Indicó que los trabajadores del local mandan a retirarse, pero muchos no se van porque temen perder sus puestos.

A la par que algunos recibían el número, otros venían saliendo cargados de comida, harina, pasta, azúcar, avena, jabón en polvo y huevos; son algunas de las cosas que pudieron comprar. Estos consumidores ya habían experimentado todo el proceso.

A está situación se exponen ancianas, jóvenes embarazadas, mujeres con niños, personas con discapacidad, entre otros.

Esmeralda Rodríguez, comenta que la cooperativa de Ruiz Pineda es uno de los sitios que vende mayor cantidad de alimentos.

En otros lados, hacen una cola a la que también deben llegar una noche anterior y solo pueden comprar dos o tres productos.

De la misma forma, manifestó que ella venía del municipio Jiménez porque a esa población no llegan casi alimentos.

Así como está mujer habían otras personas de Carora, Bobare, El Tocuyo y hasta Sanare, quienes se montan en un camión al finalizar la comprar.

Dicha cooperativa vende viernes y sábado por el terminal de cédula, el cual se alterna cada fin de semana. Los domingos y martes las ventas son libres y los números se entregan un día antes, sin embargo, esos días no hay casi mercancía. Lo que sí aseguran las personas que acuden al sitio es que la compra se agiliza rápidamente y se respeta el orden de los números. Buena parte de los usuarios piden permiso en su trabajo para lograr entrar.

Las mafias existen

En este lugar también existen mafias.

Algunas personas comentan que los cupos son vendidos a 300 bolívares, llegando a vender en un día hasta más de 100 números para una ganancia de 30.000 bolívares por persona.

Además, el lugar se encuentra lleno de los famosos bachaqueros, quienes no temen amedrentar a los consumidores que se encuentran en la cola para obtener un puesto.

 

Comentarios

Comentarios