En Duaca continúan padeciendo por la falta de agua

Hugo J. Boscán/Foto: Karen Paradas |

Pese a los anuncios y promesas que los duaqueños escucharon durante la pasada campaña electoral, incluyendo los de asignación de 530 millones de bolívares y 200 mil dólares por parte del Gobierno nacional, el problema de la falta de agua continúa en el municipio Crespo.

“Aquí seguimos bañándonos con tobos y totumitas porque el agua no  sale por las regaderas, y cuando sale es en muy poca cantidad”, declaró el profesor Daniel Segura, dirigente municipal de la MUD.

Dijo que el centro de la ciudad, así como Calle Nueva, La Sabanita, Cacho e’ Venado, Pueblo Nuevo, Reinaldo Bravo y otros sectores de la ciudad continúan padeciendo por la falta de algo tan necesario como es el agua.

Recordó que hace varios años, en julio de 2012, el gobernador Henri Falcón, junto a autoridades de Hidrolara, anunciaron la recuperación del tanque Negro Primero, construido 13 años antes, y la construcción de una tanquilla de rebombeo en la urbanización Reinaldo Bravo, para solucionar el problema, pero todo se quedó en el anuncio.

Igualmente, hizo un llamado a las autoridades actuales de Hidrolara para que hagan algo por el tanque elevado ubicado en la avenida Tricentenaria, recuperado el año pasado con una millonaria inversión, pues está presentando serias filtraciones por las que se pierden miles de litros de agua destinados al centro de la ciudad.

Para Daniel Segura, también sería importante que se informara a la colectividad lo que se ha hecho con los millones asignados el año pasado porque el líquido vital sigue faltando en Duaca y El Eneal.

“Hasta ahora lo único que hemos visto son shows políticos y, mientras tanto, el acuífero de Barro Negro sigue agotándose y en los pozos de Guapito, Guape y Licua no han hecho nada para que puedan recibir mayor cantidad de agua.

“Tampoco se ha hecho el necesario estudio que permita conocer el nivel freático de Barro Negro, pero siguen sacándole agua para enviarla a los edificios de Yucatán, lo que pone en peligro el suministro a Duaca, que en cualquier momento se quedará completamente seca”, enfatizó Segura.

Insistió en que al Gobierno nacional le preocupa más Yucatán que Duaca y “mientras tanto, aquí tendremos que seguir obligados a bañarnos con tobitos y totumitas, a pesar de contar con agua suficiente bajo tierra”.

El dirigente de la MUD no descarta un pronunciamiento público de la colectividad duaqueña.

 

Comentarios

Comentarios