#Especial Familias desesperadas ante la escasez de medicamentos

María Fernanda Pérez G. | Fotos: Archivo |
[email protected]

Comenzó preguntando en las farmacias ubicadas alrededor del Hospital Central Antonio María Pineda, al no conseguir lo que buscaba decidió ir caminando por toda la avenida Vargas entrando en cada lugar que le pudieran vender los medicamentos requeridos.

Cruzó en la avenida 20, después de visitar varias farmacias y al no encontrar nada decidió irse por la carrera 19. A las 12:00 del mediodía ya había llegado a la calle 32 donde está ubicada una cadena de farmacias nacional y al ver que no habían los fármacos desistió de su búsqueda, hasta el día siguiente cuando recorrió la zona del oeste empezando por el Obelisco hasta conseguir, en una farmacia en la calle 54, dos medicinas de las cinco que le fueron recetadas.

Ese fue el recorrido que hizo Juan Oropeza, de 74 años, mientras buscaba los fármacos para su esposa de 60 años, operada en Ascardio hace una semana. Aunque fue un trayecto largo de caminata está claro que es la única manera de conseguir el antibiótico y los medicamentos para el dolor. Aun sigue en la búsqueda de un sustituto de la aspirina.

Similar a lo narrado por el señor Oropeza, son muchas las historias de pacientes que recorren día a día las farmacias buscando los medicamentos que engrosan la lista de la escasez farmacológica y que según el presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), Freddy Ceballos, alcanzó a inicios de 2016, un 80%.

“Amanecimos en enero con 7 millones de unidades en las droguerías y nosotros necesitamos un mínimo de 45 millones de unidades para surtir todo el país”, apuntó Ceballos. Abarcando desde medicinas para la hipertensión y la próstata, hasta las destinadas a personas asmáticas y enfermedades infantiles.

Yoselit Escobar tiene un año esperando ser operada de un riñón y su única limitación ha sido el kit percutáneo que le exigen para ser intervenida quirúrgicamente, el cual no ha podido conseguir. Cuenta que se ha dirigido a más de 50 farmacias en los últimos meses, se ha presentando en las oficinas de atención social de los hospitales con la esperanza de que le canalicen el insumo, pero la respuesta que ha recibido es: “eso está agotado”.

Ella no es la única que padece en la familia. Su padre, quien desde hace dos años se ha estado dializando, vive un viacrucis para conseguir Hepaphil y en ocasiones debe pagarlo hasta en dos mil bolívares y sólo le alcanza para dos meses aproximadamente.

“Estoy desesperada, me están pidiendo medicamentos que no consigo en las farmacias y no sé para dónde ir. También me piden que compre unos tubos para hacerle el examen de meningitis y tampoco los consigo”, relata Aimara Rodríguez, quien tiene su hijo de nueve meses recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga, después de ingresarlo con fiebre muy alta y convulsionando.

Ella se encontraba a las afuera del centro de salud, mientras esperaba la llamada de un familiar que la estaba ayudando a conseguir Fenobarbital, uno de los medicamentos indicados por los especialistas y que encabeza la lista de los fármacos escasos en el país.
Según el reporte que maneja la Dirección Sectorial de Salud del estado Lara, existen más de 150 medicamentos e insumos que no se consiguen en la entidad, entre ellos: Adrenalina ampolla de 1mg, Ciprofloxacina, Dobutamina, Fenitoina (epamin), Fitomenadiona, Furosemida, Oxacilina, Metoclopramida, Metronidazol, solución glucofisiológica, Ciclokapron, Gentamicina, Amikacina, Enoxaparina de 40 mg y 60mg, Hidrocortisona, Trazel, Vancomicina.

Epamin es precisamente uno de los medicamentos que tendrá que consumir de por vida Mariana Barráez, una niña de 4 años que sufrió un accidente en la avenida Ribereña en el mes de diciembre y que desde entonces ha permanecido recluida en una clínica privada, en un estado de salud muy delicado. Tras durar días buscando una lista de medicamentos que incluía Ceftadizima en ampollas, Dislep y Presiderm, amigos de la familia pidieron ayuda en los medios de comunicación para difundir la necesidad, que afortunadamente fue escuchada. Pero la preocupación se mantiene en sus padres por aquellos fármacos que la pequeña no puede dejar de ingerir, situación que también la padece el hermanito mayor, quien debe consumir el Fenobarbital.

Que se garantice

Carlos Trapani, presidente de Cecodap, organización que trabaja en la promoción y defensa de los derechos humanos de la niñez y adolescencia, ha manifestado su preocupación ante la gravedad de la escasez de medicamentos que pone en riesgo la vida de los ciudadanos. “El 5 de noviembre el Ministerio actualizó la lista de medicamentos esenciales y partiendo de esa lista solicitamos que el Gobierno los garantice”.

En ese sentido, el pasado 25 de enero Cecodap solicitó al Tribunal de Protección del Niño, Niña y Adolescente de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, un conjunto de medidas preventivas anticipadas, frente a la situación de desabastecimiento de medicamentos esenciales para los niños, niñas y adolescentes. Recordando que la Ley de Medicamentos establece que son básicos, indispensables e imprescindibles, y deben ser asequibles en todo momento y en dosis apropiadas a todos los segmentos de la sociedad.

“Intentamos en el tribunal una medida de prevención anticipada a un juicio, porque no queremos entrar en un procedo judicial extenso sino obtener soluciones para cientos de niños que esperan por medicamentos”, aseguró Trapani.

La organización deberá esperar un máximo de 5 días para recibir respuesta a la solitud que hizo. Trapani espera que el Tribunal de protección cumpla su rol, que garantice el cumplimiento de la Lopna, porque se trata de amparar a los niños que ahora están más indefensos. “Lo que es pronto para un adulto es tarde para un niño y más cuando se trata de medicamentos”, dijo.

Considera que el problema debe ser atendido con la celeridad que el caso amerita y sobre todo priorizar la atención de los niños, porque son los grupos más vulnerables.

Alerta en Lara

“El año pasado las cifras que se manejaban con la escasez de medicamentos estaban por el orden del 50%, para finales de año y principios de éste se habla de que la escasez está por el 70% y 80%. Sabemos que en diciembre muchas empresas cierran sus puertas porque tienen vacaciones colectivas y es normal que haya fallas, pero aunado al cierre de laboratorios que se han registrado, se agudizó más el problema”, explica Mario Graterol, presidente del Colegio de Farmacéuticos en el estado Lara.

Señala a los antihipertensivos entre los medicamentos que más escasean en la entidad, según el registro que mantiene el gremio, y que cuando llegan son bajas las cantidades. También son difíciles de hallar los fármacos indicados para enfermedades tipo crónicas, los que son para pacientes con problemas de glicemia, desparasitantes pediátricos, protectores gástricos y los que se deben consumir cuando se sufre de úlcera. La falla de anticonvulsionantes también ha encendido las alarmas en la entidad, al igual que los requeridos por los pacientes de VIH y oncológicos.

“Muchos laboratorios estiman que la producción será 70% menor que la del año pasado, por eso el gremio está muy preocupado por la situación”, manifestó Graterol, quien ve de manera positiva que ya se haya dado el primer paso al decretar desde la Asamblea Nacional una crisis humanitaria, sin embargo aclara que se necesitan acciones inmediatas.

Alternativas

Hay personas que han optado por otras alternativas para no decaer con las enfermedades, como la toma se bebidas hechas a base de hiervas que les permita mantener los valores altos.

Una señora de 58 años que sufre de la tensión desde que comenzó la escasez de losartan decidió consumir té de perejil en las mañanas, lo alternan con una infusión hecha de apio españa y cuando consigue el medicamento trata de rendirlo, ya sea tomándose sólo la mitad o día por medio.

En Barquisimeto también se ha incrementado la venta del té de moringa, ya que las personas lo buscan por las diversas propiedades que contiene, que sirve como energizante y para mantener las defensas altas.

En estos casos Graterol considera que la preocupación de los pacientes es tan grande que los lleva a buscar otros canales para mantener la salud, sin embargo aclara que aunque muchos productos naturales tienen propiedades positivas no son sustitutos de un fármaco y menos en pacientes que son hipertensos.

“Puede ayudar quizás en enfermedades virales, cuando se trata de infusiones de malojillo o similares, que no se les niega su función terapéutica, pero nunca será lo recomendado por los especialistas”.

Medidas solicitadas por Cecodap

Ante la crisis que se está viviendo en el sector salud y el riesgo en que se encuentra la vida de niños y adolescentes ante la falta de fármacos, Cecodap solicitó ante el Tribunal de Protección del Niño, Niña y Adolescente de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, un conjunto de medidas preventivas anticipadas como:

•Garantizar el abastecimiento, distribución y el acceso inmediato y gratuito de medicamentos esenciales a todos los niños, niñas y adolescentes en los centros y servicios de salud bajo su dependencia y administración de acuerdo a lo previsto en la Resolución 587 sobre el Listado Nacional de Medicamentos Esenciales (LNME), la Ley de Medicamentos y la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente.

•Priorizar atención y registro de los niños, niñas y adolescentes en el Sistema Integral para el Acceso a Medicamentos (SIAMED) y realizar las adecuaciones tecnológicas que sean necesarias para garantizar el uso privilegiado y preferente de los niños, niñas y adolescentes.

•Asignar recursos económicos de forma preferente que garanticen el abastecimiento, distribución y acceso a medicamentos esenciales, dándole prioridad distinguida a los niños, niñas y adolescentes.

•Garantizar la dotación de medicamentos esenciales para niños, niñas y adolescentes en establecimientos farmacéuticos públicos y privados.

•Informar al Tribunal de la causa y publicar en su página de Internet Oficial las medidas, acciones, recursos, tiempos, responsables para garantizar el abastecimiento, distribución y acceso oportuno de medicamentos esenciales para los niños, niñas y adolescentes.

 

Comentarios

Comentarios