Eucaristía como parte de la Jornada Mundial del Enfermo

Texto y foto: María Fernanda Peñalver |

Una gran oración se desplegó el día de ayer por todas aquellas personas que han sido afectadas por alguna enfermedad, gran cantidad de feligreses acudieron a la Catedral para presentar sus intenciones de una pronta sanación, así como el agradecimiento por cada día más de vida.

Monseñor Antonio José López Castillo, fue el encargado de presidir la eucaristía cuyas intenciones se centraron en la recuperación de todos aquellos enfermos, así como peticiones para quienes se encargan del cuidado de los mismos: médicos, enfermeras y personas de noble corazón que muchas veces trabajan en el cuidado de algún ser querido; así como a los investigadores de todas aquellas enfermedades, especialmente esas que se mantienen azotando no solo al país sino a nivel mundial.

Una gran súplica se elevó por una mejora en la salud, la cual se ha visto tan deteriorada en Venezuela por no contar siquiera con aquellos medicamentos básicos y que hace que tantas personas sufran para lograr conseguir lo necesario; algunas fallecen en el intento, lo cual significa una pérdida importante. “Se insiste con el Gobierno Nacional para que dé solución a este problema, pero también se invita a todos los venezolanos a colaborar donando medicamentos o insumos que posean o no necesiten”, dijo Monseñor quien agregó además la importancia de que todas las personas tengan presente a Dios, no solo en la enfermedad, sino también cuando se tiene salud.

En la celebración estuvo presente la diputada María Teresa Pérez, quien como feligreses acudió a la eucaristía para pedir por todos los venezolanos que pasan por un mal momento al ser afectados por alguna enfermedad y tener que sufrir además por no contar con los medicamentos necesarios.

“Salud no es solo no estar enfermo, salud es que la gente pueda tener y acceder a una buena educación y alimentación; y vemos que ninguno de estos sectores está funcionando”, señaló Pérez.

Diferentes organizaciones estuvieron presente, entre ellas la fundación “Diabetes Insípida”, la cual se está conformando en el estado y en el país para solicitar ayuda, debido a que dicha enfermedad es poco conocida y actualmente no reciben tratamiento alguno que permita mantener a los afectados con el control correspondiente.

 

Comentarios

Comentarios