“Hay que convertirse en factores de esperanza para la juventud”

María Fernanda Pérez G./Foto: Juan Brito |

Con una misa de acción de gracias, ofrenda floral en la plaza Bolívar y donaciones a universidades públicas el Instituto de la Juventud conmemoró un año más de la batalla de la Victoria como cada el 12 de febrero. El primer encuentro se realizó en la iglesia Concepción a la que acudieron estudiantes de la escuela de Policía y trabajadores de las diferentes instituciones dependientes de la Gobernación.

El padre Jhonatan Cardenas durante la eucaristía pidió por el diálogo, la reconciliación y la paz para todos los venezolanos, que exista una verdadera unión como hermanos para lograr construir una civilización óptima, basada en valores y en amor.

Mientras que Dairo Jiménez, presidente del instituto pidió que no se conmemoraran únicamente los 202 años de la batalla de la Victoria, sino también esa lucha permanente de la juventud venezolana durante toda la historia del país.

“Precisamente en este momento de crisis por el que se atraviesa los jóvenes han tenido un rol protagónico, asumiendo iniciativas en las comunidades o en las pastorales. Hoy vemos jóvenes más responsables, con madurez, liderazgo y es necesario reconocerlo”.

Según Jiménez, el reto que tiene el Instituto de la Juventud es convertirse en factores de esperanza para los jóvenes del estado Lara a través del camino del deporte, de la cultura, del trabajo, de nuevas iniciativas, pero también con la participación de todos los sectores públicos y privados que permitan la reconstrucción de un mejor país que tanto quieren esos jóvenes que aspiran a un gran futuro y que hoy día se sienten limitados por las circunstancias nacionales.

Para Jiménez la situación cada vez se torna más compleja, pero mientras existan las ganas, la motivación y la esperanza se podrá recuperar al país y lograr que las cifras de muertes violentas no estén llenas de hombres y mujeres que no alcanzan ni a los 30 años de edad.

Tomando en cuenta el déficit presupuestario que sufren las universidades el instituto hizo la entrega de 600 mesas sillas para sustituir pupitres, pizarras acrílicas, más 70 cuñetes de pintura para recuperar las aulas de clases, equipamientos deportivos y filtros de agua a la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Ucla), a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel) y la Universidad Nacional Experimental Politécnica (Unexpo), también se tiene previsto ayudas en la reparación de la biblioteca del núcleo de la Universidad central de Venezuela (UCV). “Si hablamos de formación para nuestro jóvenes como único camino para salir de la pobreza y alejarse de los malos hábitos no estaría bien que nosotros como entes gubernamentales no le brindemos apoyo con algunos implementos”.

 

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios