VIDEO: Apoteósico regreso de la Divina Pastora a su santuario

Hugo J. Boscán Fotos: Karen Paradas |

Oh piadosa y amante Pastora
de las almas dulcísimo amor
oye el himno que canta, señora
los que te aman con santo fervor

Con mucho amor, fervor y devoción, la feligresía larense se volcó este sábado a la avenida Lara para acompañar a su patrona, la Divina Pastora, en el regreso a su santuario en Santa Rosa luego de su peregrinaje por 52 parroquias de Barquisimeto desde el pasado 14 de enero.

Los organizadores de la procesión, que partiría de la iglesia Claret, sitio donde el padre Macario Yépez fue protagonista del milagro de la Virgen María, se quedaron cortos sobre la cantidad de personas que participarían en la religiosa romería.

Allí, luego de la última misa de su visita a Barquisimeto, en un ambiente de fe y esperanza, precedida por la de San José, la imagen milagrosa partió en su último recorrido del año, a las 3 de la tarde.

“Viva la fe, viva la esperanza, viva el amor”. “Que viva Cristo, que viva Cristo, viva el amor”, cantaban en coro algunas mujeres y hombres mientras otros grupos rezaban el rosario.

Los organizadores habían considerado suficientes los canales de bajada de la avenida Lara para el público que participaría en la procesión, pero, en vista de la multitud , y como medida de precaución, hubo necesidad de impedir el paso de vehículos en sentido este-oeste por el riesgo que se corría de que pudiesen ocurrir arrollamientos de personas.
“Esto debieron preveerlo desde el principio porque hay mucha gente en todos los canales de la avenida”, dijo uno de los caminantes.

“Viva la Divina Pastora, un aplauso para la Divina Pastora”, gritaban vecinos de la arteria vial desde los jardines o balcones de sus casas o apartamentos, a lo que correspondían los feligreses que acompañaban la imagen.

Los miembros de la cofradía se encargaban de mantener el orden entre la multitud tendiendo un cordón humano a su alrededor.

Este sábado no había las tradicionales partorcitas o pastoras adultas de los 14 de enero, pero sí fueron numerosos los grupos religiosos que entonaban cantos dirigidos a la Madre de Cristo u oraciones como el Padre Nuestro o el Ave María.

“Ella es muy linda y le confiamos nuestras preocupaciones, pero también nuestras esperanzas para que nos haga el milagro de arreglar esto, que volvamos a conseguir como antes la comida y las medicinas”, expresó una anciana que sólo dijo llamarse Josefina.

Para el padre Jesús Lares, la de este sábado fue una experiencia maravillosa, que ratificó la devoción por la Virgen María en la advocación de la Divina Pastora.

Recordó que la Semana Santa es tiempo de recogimiento espiritual más que de fiestas en la playa pues se conmemora la pasión, muerte y resurrcción de Nuestro Señor Jesucristo.
Mientras a todo lo largo de la avenida Lara la multitud acompañaba las imágenes de la patrona de los larenses y de San José, en las cercanías de Santa Rosa la aglomeración era mayor, de personas que habían llegado desde el mediodía.

“Santa Rosa, sin la Divina Pastora, se siente triste, por lo que nos alegramos por su regreso a su casa luego de esa visita de más de dos meses a Barquisimeto en la que estuvo en 52 parroquias”, manifestó Dora, una habitante.

En algunos sitios existieron puntos de rehidratación para aquellas personas afectadas por los intensos rayos solares o luego de haber caminado desde la iglesia Claret, afortunadamente ninguna de seriedad.

A las cinco y media, como se había previsto, las imágenes de San José primero, y de la Divina Pastora inmediatamente, llegaron a la población, reencontrándose con Santa Rosa de Lima en un ambiente festivo inundado por cánticos religiosos y aplausos sinceros de los devotos.

Igualmente hubo profusión de fuegos pirotécnicos.

La entrada de la imagen al santuario de Santa Rosa también estuvo rodeado de una intensa fe mariana protagonizada por mujeres y hombres que la esperaban con oraciones colmadas de esperanzas porque Venezuela pase a disfrutar de tiempos mejores.

El regreso fue celebrado con una misa para la que el templo resultó insuficiente para la multitud asistente y luergo la actuación de la Banda Musical del estado Lara.

Este domingo de ramos, también será oportunidad para que los devotos de la Virgen María en la advocación de La Pastora, le rindan pleitesía, no sólo asistiendo a la misa sino también luego, esperándose la presencia de los numerosos turistas que visitan Barquisimeto con motivo de la Semana Santa, este año con mayor cantidad de días libres.

Comentarios

Comentarios