ONG respaldan investigación sobre serratia marcescens y entregan petitorio a Defensoría del Pueblo

Texto y fotos: Juan Diego Vílchez Valbuena |

Diferentes organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos en Lara, se dirigieron a la Defensoría del Pueblo, donde fueron atendidos por Elba Yris Rodil, quien reflexionó sobre el caso de serratia marcescens en el Hospital Universitario de Pediatría Dr. Agustín Zubillaga (HUPAZ) de Barquisimeto, en el cual murieron 11 niños durante el primer trimestre.

Gretna El Halabi, presidente de la Madres y Padres por los Niños en Venezuela (Mapani), declaró a las afueras del organismo que tanto el doctor Rafael Agüero, actual director del HUPAZ, como el doctor Jorge Gaiti, exdirector, deben responder por la situación.

“Un año dejaron avanzar esto y no se hizo nada. Las responsabilidades son de ambos”, dijo.

Expresó que más allá de las responsabilidades, “exigimos que se limpie el hospital”. Es de resaltar, que los tres sábados consecutivos se hará el respectivo mantenimiento con amonio cuaternario.

“El HUPAZ no puede seguir siendo foco para la muerte. No puede ser que un niño entre vómito y de repente salga con una bacteria mortal, que mata en menos de 12 horas si está inmunosuprimido. Queremos respuesta. ¡Ya basta!”, indicó.

En la convocatoria también estuvo la doctora Leymilena Jaime, quien realizó la investigación científica que arrojó como resultados la muerte de los 11 infantes de 28 con la bacteria serratia marcescens.

“Lamentablemente la mayoría de los neonatos fallecidos son pacientes muy susceptibles o con desnutrición grave. Ellos llegan con un estado de salud muy precario. Estamos viendo muchísima desnutrición en el HUPAZ. Hay uno que no traen completo el esquema de vacunación. Y todo esto, los hace susceptible a ser infectados por este germen”, explicó Jaime.

Todas las ong acordaron respaldar la investigación de la doctora Jaime, quien además dijo que “estas cosas se hacen para que resulte algo positivo y exista una solución. Nos interesa que haya soluciones y no sigan falleciendo niños”.

PETITORIO

Por todas las razones antes expuestas, es por lo que formalmente venimos a interponer como en efecto lo hacemos, denuncia en contra de las autoridades de la antigua gestión y la nueva, se ordene una investigación para establecer responsabilidades e identificar quienes son los culpables de los derechos violados; asimismo, se inicie una investigación disciplinaria contra los funcionarios involucrados en los hechos por no cumplir con sus deberes, tal como lo consagran los artículos 25, 30, 140, 280 y 281 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Pero mucho más importante le solicitamos que exija que el Estado venezolano, en el ente del Ministerio de Salud reconozca su obligación de garantizar nuestro derecho a la salud y se garantice los tratamientos médicos para combatir la Bacteria SERRATIA MARCENCENS y medicamentos necesarios para cada uno de los niños y niñas afectadas, además de la reparación de los daños causados a las familias, y la inmediata medida de limpieza protocolar periódica del Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga para el control de dicho brote y se proteja la vida de los niños. 

Solicitamos la admisión de la presente denuncia, en consecuencia, la investigación de los hechos aquí descritos, y la garantía para el disfrute de nuestros derechos constitucionales.

Fijamos como domicilio procesal para los fines legales la siguiente: Carrera 18 esquina calle 24, Torre Ayacucho, Planta Baja, Oficina PB-04 y Carrera 17 entre Calles 29 y 30 #29-77, Sede la ONG Madres y Padres por los Niños en Venezuela, Barquisimeto, Estado Lara.

Es justicia, que esperamos obtener en la ciudad de Barquisimeto, en la fecha de su presentación.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios