Oradora de orden pidió por salarios dignos para los maestros

María Fernanda Pérez G. | /Foto: Stiven Valecillos |
SESION ESPECIAL EN CONCEJO MUNICIPAL POR DIA DEL DOCENTE. 11-02-2016 FOTO: STIVEN VALECILLOS

Este jueves se realizó en el Concejo Municipal de Iribarren la sesión especial por el día del educador celebrado el pasado 15 de enero, en esta ocasión estuvo como oradora de orden la profesora Jackeline Alvarado de Díaz, directora de la Unidad Educativa Nacional Wohnsiedler.

Al tomar la palabra para dirigirse a los concejales y público presente, Alvarado señaló la importancia que tiene la educación para el desarrollo de la sociedad y el crecimiento de un país, comenzando con enseñanzas adecuadas desde la niñez, con docentes preparados y dedicados a cultivar la responsabilidad que tienen de formar a los futuros profesionales.

Recordó mensajes emblemáticos de Simón Rodríguez, Andrés Bello y Luis Beltrán Prieto Figueroa, pero no desaprovecho la oportunidad de poder manifestar la situación por la que atraviesa la educación en la entidad por lo que pidió salarios dignos para los maestros, que se tome conciencia del trabajo de desempeñan día a día, que no se olviden de los innumerables docentes contratados que tienen años esperando por un cargo fijo y por supuesto por la precariedad que tienen muchas instituciones, incluso algunas sin sede como la Wohnsiedler, que con 104 años de fundada aún no cuenta infraestructuras propia, por lo que pidió ayuda a los ediles para una escuela estuvo entre las primeras que se formaron en el municipio.

“Allí no hay distinción de clase, cada año se suman cientos de niños y se les enseña con el mismo amor”, manifestó la oradora quien afirmó que desde la institución se han puesto como objetivo reconstruir la historia en la que se han encontrado con documentación que indica que los inicios pudo haber sido antes de la fecha con la que se encuentra registrada.

En la sesión también se reconoció la labor de 12 educadores de la localidad y se le otorgó un reconocimiento especial a la docente Carmen Trejo de Linares de 92 años, quien comenzó como docente de la escuela Wohnsiedler y llegó a la directiva desde donde evitó que la cerraran por contar con pocas alumnas y la convirtió en una institución mixta y con ella el crecimiento de otras áreas que permitieron fortalecer la enseñanza de los estudiantes.

La concejal Milagros Gómez de Blavia destacó que éste tipo de sesiones permiten rendirle homenaje a quienes año a año luchar por preservar los valores desde la educación.

Comentarios

Comentarios