Padres resignados y preocupados esperan ajuste de matrícula escolar

Mariángel Durán | Foto: Archivo |

La cadena presidencial en la que se anunció el incremento salarial de 50% seguía su curso y muchos padres ya pensaban en el aumento que casi automáticamente se generará en la matrícula escolar de las instituciones privadas.

El anuncio se dio un día antes del reinicio de las actividades escolares, tras el descanso propio de la época decembrina, por lo que “muchos padres llegaron a los colegios preguntando en cuánto quedaría la mensualidad”, dijo vía telefónica Erlinda de Hartliep, presidenta de la Asociación Larense de Educación Privada (Alep), quien hoy concederá una entrevista al personal de este diario para profundizar sobre el impacto de estos progresivos incrementos salariales en el funcionamiento de estos planteles.

Adelantó que, sin duda, estas medidas contempladas en la ley, inciden directamente en el salario de los docentes y deben ser acatadas de inmediato.

Sin embargo, está contemplado que cualquier aumento en el costo de las mensualidades debe ser aprobado en asambleas de padres y representantes, tras una evaluación del presupuesto de la institución, herramienta que por lo general se utiliza para planificar el funcionamiento de todo el año escolar, pero que debido a la inflación y los incrementos del salario mínimo nacional, ahora debe ser revisada bimensualmente. Los padres, aunque comprenden la necesidad de los incrementos que se dan por extensión en los colegios, se muestran preocupados por el porcentaje que, por lo general, es aplicado según las necesidades de cada plantel.

María Peraza, madre de una niña en edad preescolar, no ocultó su preocupación: “Ese ajuste que dio el Gobierno arropó oficialmente mi salario y ya me espero el aumento del colegio, no sé de cuánto será y menos aún cómo haré para asumirlo; hasta diciembre pagaba 27.000 bolívares, con mucho sacrificio, ahora temo que tomaré la decisión de retirar a mi hija”.

En tanto, Floralba Uzcátegui, expresó estar agobiada por el impacto que estos incrementos tendrán en el presupuesto familiar. “No sé si podré mantener a mi bebé de un año en la guardería”, dijo al referirse a esta modalidad educativa que es considerada como la más costosa, dado los servicios de cuidado integral que se ofrecen.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios