Radiante luce la excelsa patrona #Visita160 #DivinaPastora

María Fernanda Pérez G. |  Juan Brito |
PUEBLO DE SANTA ROSA DIVINA PASTORA DIA ANTERIOR A SU SALIDA NUMERO 160 A BARQUISIMETO 13012016 FOTO JUAN BRITO

Las puertas de la iglesia se abrieron la mañana del miércoles para recibir a cientos de devotos, allí estaba la Divina Pastora frente a la entrada principal que entre colores cálidos e imponentes a la vez, lograba trasmitir una belleza angelical. Ya vestía su nuevo traje con el que emprenderá hoy la procesión 160 desde el pueblo de Santa Rosa hasta la Catedral de Barquisimeto.

En esta oportunidad, el vestido estuvo inspirado en el cuadro del Regreso del Hijo Pródigo de Rembrandt con el que originalmente se muestra el poder y la ternura de Dios que perdona, acoge e ilumina a la humanidad abatida y pecadora que acude al refugio de la gracia divina.

Explica porqué el vestido es de color blanco perlado con delicados detalles en las mangas e incrustaciones de pequeñas piedras doradas, a la altura del pecho le hicieron finos dobladillos con un Cristo incrustado de piedras. En la parte de abajo un bordado de color dorado que asimila el símbolo de la Misericordia y un corazón vinotinto.

Encima del vestido tiene puesto su manto también de color vinotinto con brocados en dorado y una pequeña sobrecapa de terciopelo de tono más oscuro y las orillas con soutache dorados. A la Divina Pastora en esta ocasión le colocaron una velo de encaje de color blanco que cubre parte de su cabello y encima el sombrero de color dorado.

El traje del niño fue hecho con la misma tela del vestido de la Virgen de color blanco perlado, con finos detalles dorados en la manga y en la cintura. Según contaron las 14 costureras que formaron parte de la confección del vestido todas las telas y demás accesorios fueron comprados en el país.

Del lado derecho de la imagen colocaron dos ángeles sostenidos con una base de madera.

Vista con amor

Feligreses que acudieron a Santa Rosa para verla con su nuevo vestido manifestaban su admiración ante una imagen tan radiante y que consideraban llena de ternura. Algunos se paraban desde lejos y oraban, otros aprovechaban para fotografiarla y quienes querían tocarla, debían ir pasando por un pequeño camino que formaron los celadores al borde la imagen con los bancos de la iglesia, para agilizar el paso de los devotos y todos tuvieran la oportunidad.

“Está hermosísima, muy bella, vine el domingo y por supuesto se veía radiante, pero al llegar hoy no puedo evitar emocionarme al estar frente a ella con su nuevo traje que la muestra resplandeciente”, esa fue la opinión de Leida Montes después de durar varios segundo frente a la Divina Pastora.

Wilitza Pérez llevó a su hija de 9 meses para presentársela a la Virgen en agradecimiento por haberle salvado la vida, después de estar en riesgo su embarazo tras un accidente que tuvo.

“Ella muy milagrosa, se ve hermosa”.

“Es emocionante estar frente a ella cada año”, expresó Marbella Torres, quien le pidió mucha sabiduría y paz para Venezuela a fin de lograr encaminar el país que tanto lo necesita en este momento.

Con lágrimas en los ojos, Carmen Hidalgo de Miquelena, manifestó su agradecimiento a la excelsa patrona por darle el milagro de ser madre hace 21 años cuando los médicos le afirmaban que no podía salir embarazada. Después su sobrina estuvo al borde de la muerte y se la encomendaron a la Pastora y la salvó. Ella viaja todos los años desde Coro para estar junto a ella, que a su juicio es lo mínimo que puede hacer ante tanto amor.

Durante toda la mañana la iglesia estuvo llena de creyentes, a las 10:00 se celebró la misa para otras instituciones dependientes de la Gobernación, en la que Fundasalud hizo la ofrenda de medicamentos e insumos médicos. En la basílica menor ya habían retirado todos los bancos de madera por lo que muchos optaron por sentarse en el piso para escuchar la eucaristía.

Bono 2016

Desde que se inició la celebración de la visita 160 de la Divina Pastora en Santa Rosa, sacerdotes de diversos lugares se movilizan en Barquisimeto no sólo para estar presente en uno de los actos religiosos más importante del país, también lo hacen para informar sobre la situación de muchos padres que se encuentran ancianos o muy enfermos y requieren de ayudas económicas, por lo que se activan en la venta del Bono Arquideocesano con la intención de recaudar fondos y poder cubrir las necesidades de la Iglesia y estos hombres al servicio de Dios. Este año tiene un valor de 50 bolívares y también pueden ser adquiridos en la curia o cualquier parroquia de la entidad.

 

Comentarios

Comentarios