Reacciones: el referendo revocatorio y la enmienda se complementan

Pacífico Sánchez Fotos: Archivo |

El Dr. Rafael Simón Jiménez, exparlamentario, escritor, historiador y analista político, cree que no son contradictorias, sino complementarias las vías constitucionales de la convocatoria al referendo revocatorio y la enmienda a la Constitución para resolver la crisis política, económica y social de Venezuela por la cual atraviesa en estos momentos Venezuela.

Evidentemente, en la Constitución la vía expedita -y así se ha formulado en el artículo 72- para salir de un mal gobierno es el referendo revocatorio.

Ahora, ¿qué se busca con la enmienda? Resolver dos situaciones: una de formación, de orden estructural, el alargamiento del período constitucional complementado con la reelección indefinida, factores introducidos en el proyecto hegemónico y continuista como el que se proponía Chávez; y corregirlo.

Es por ello que no son contradictorias las dos vías, sino complementarias. El referendo que es la figura por excelencia para salir de un mal gobernante a la mitad de su período, que es una evaluación de su gestión que lleva a la revocación. Y la enmienda plantea reducir el período presidencial, que se limita a cuatro años, lo que significa corregir un defecto estructural en el presente y hacia el futuro.Y va a impedir que en Venezuela se vuelva a presentar un proyecto continuista y hegemónico que pretenda quedarse para siempre en el poder. Por supuesto, cada una de esas vías tiene sus lapsos y sus trámites.

Por su parte, el Dr. Ramón Pérez Linárez, ex juez del estado Lara y profesional del Derecho de dilatada trayectoria, además de tener experiencia como docente universitario, declaró: “Yo tuve la oportunidad de leer la entrevista hecha por José Ángel Ocanto al Dr. Jiménez Peraza, muy destacado jurista, que hace un planteamiento claramente cierto ante una situación tan delicada y explosiva como la que estamos viviendo”.

La vía más expedita es la enmienda, sostiene. Ahora con más razón, cuando fue reformada la ley de referendo. Esto nos lleva a tratar de no equivocarnos en la vía a escoger.

Indudablemente, la enmienda es la mejor porque es la más rápida y la más blindada en el sentido de que no podrá ser manipulada por el Gobierno a través del apéndice en que se ha convertido el Tribunal Supremo de Justicia, específicamente la Sala Constitucional.

Utilizar las otras vías no es que sean equivocada, pero que allí lo que privó no es una salida jurídica sino política de la Mesa de la Unidad Democrática, tratando de complacer a todos los sectores que agrupa. Desde el punto de vista jurídico la más indicada es la enmienda.

El Dr. José Gregorio Zaá, profesor universitario y abogado en ejercicio, coincide con el Dr. Rafael Simón Jiménez.

El referendo revocatorio y la enmienda se complementan y pueden ser impulsadas, solicitadas, convocadas, implementadas y llevadas a cabo coetáneamente, expresión esta jurídica que significa simultáneamente.

Digo esto porque en la condición de Estado forajido, irresponsable y no cumplidor de las órdenes, mandatos y ejecutorias de las instituciones, se impone una decisión oportuna.

El gobierno de Chávez y su legatario Nicolás Maduro implosionaron las instituciones. Las colocaron al servicio de los caprichos del mandante de Miraflores. Y es por ello que la gente, atiborrada, cansada, de estos 17 años de desgobierno, está transitando caminos dentro de la Constitución, de acuerdo a ordenamiento jurídico patrio, para salir de una vez por todas y lo antes posible de esta catástrofe llamada socialismo del siglo 21. Porque no es que los tipos estén improvisando a través de la tesis del ensayo y el error, no. El Plan de la Patria 2013-2019, complemento de los anteriores planes, significa no otra cosa que la incorporación y consolidación del socialismo en Venezuela está en la respuesta dada por Fidel Castro cuando le preguntaron sobre tal proyecto y lo definió igual al comunismo. Y ahí está el resultado. El Estado comunal que fue derrotado en el referendo del 2007 se inoculó y tenemos los resultados que la gente rechaza ahora.

Comentarios

Comentarios