Se vulneran a diario los DDHH en el país

José Manuel Zaá | Fotos: Karen Paradas |

Aunque Venezuela es miembro de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y, por tanto, debe adoptar la Declaración Universal de Derechos Humanos (DDHH); en el país se vulneran a diario los 30 artículos que contempla este documento proclamando el 10 de diciembre de 1948 en París.

Es por ello que representantes de organizaciones defensoras de DDHH en la región, este martes, desarrollaron una actividad de protesta en la intersección de la avenida Vargas con bulevar de la 20 de Barquisimeto, con la intención de conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos (domingo 10/12).

Allí convergieron integrantes de al menos 15 organizaciones de la sociedad civil entre las que resaltan Funpaz, la Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Barquisimeto, la Cátedra de Derechos Humanos de la Ucla, Transparencia Venezuela, el capítulo Lara del Foro Penal Venezolano, la Fedeve, el Observatorio Venezolano de Prisiones, Movimiento Vinotinto, Mapani, Padres de Lara y otros.

“Tristemente tenemos que reconocer que en Venezuela se vulneran todos los derechos consagrados en los pactos y tratados internacionales que ha suscrito el Estado venezolano.

No es una realidad particular del presente, porque se ha vivido también en el pasado pero que lamentablemente en los últimos cuatro o cinco años se ha complicado la reivindicación de estos derechos bajo el régimen actual que tenemos en el país, que es un régimen que coarta las libertades fundamentales”, declaró el activista de los DDHH y fundador de Funpaz, Andrés Colmenárez.

Aunque los episodios de vulneración de DDHH no son tan marcados como los vistos crudamente en la reciente época de protestas antigubernamentales, estas violaciones se ven manifestadas de manera diaria y cotidiana, por ejemplo, en las extraordinarias complicaciones (económica, existencial y otra) para la adquisición de alimentos y medicinas.

“Lo que estamos viviendo todos los días en Lara y Venezuela es la violación de los derechos económicos, sociales y culturales.

El derecho a la salud y a la alimentación son dos de los más afectados. Estos atenta contra la vida porque todos los días mueren niños desnutridos o personas por faltas de medicamento.

Se necesita que el Estado asuma su responsabilidad. Aquí (Lara) hubo un acto proselitista en el que un candidato a la alcaldía con la directora de Salud y la gobernadora entregaron medicamentos solo a aquellos pacientes que tenían el Carnet de la Patria. Ese es un acto de inhumanidad”, manifestó el director de la cátedra de Derechos Humanos de la UCLA, Nelson Fréitez.

Ante este escenario, estas organizaciones ciudadanas expusieron el compromiso en elevar la voz de reclamo con dirección al Gobierno y el Estado venezolano, que es el responsable del cumplimiento de los DDHH en la República.

“La Constitución establece como deber que los ciudadanos reivindiquemos nuestras libertades. A los organismos del Estado les exigimos que cumplan. No puede ser posible que la gente tenga que pasar por un calvario para conseguir suministro de agua, gas y energía eléctrica”, sentenció Colmenárez.

Testimonios

Gretna El Halabi, Mapani: Niños en vulnerabilidad

La desnutrición infantil va en aumento con el pasar de los meses y a la Asociación Civil Madres y Padres por los Niños en Venezuela (Mapani) le preocupa que el Estado venezolano no garantice la alimentación de los pequeños de la nación.

Los derechos de los niños son vulnerados cuando sus padres no consiguen las fórmulas lácteas  para alimentarlos o cuando deben retirarse del ambulatorio con sus muchachos sin vacunar porque  no hay pentavalente, rotavirus o influenza. Conseguir antibióticos es un calvario.

“Hoy los padres están inventando con leche de cabra y arroz antes de tiempo, cuando el arroz no alimenta es solo un complemento.

El bienestar de ellos depende de la alimentación, las medicinas y un buen trato de las madres. En la situación de estrés constante las madres se están descargando con sus hijos y hemos visto aumento de maltrato infantil en Lara”, aseveró la presidenta de Mapani.

El precio de una fórmula láctea, la cual alcanza para alimentar entre una y dos semanas a los pequeños, es casi el equivalente a un mes de trabajo venezolano y este va progresivamente en aumento.

Yeferson Guédez, Fedeve: Aulas cada vez más vacías

La crisis general que atraviesa el país aleja al Estado venezolano del cumplimiento del artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, referente al Derecho a la Educación, y así lo demuestran las vacías aulas de instituciones educativas universitarias de Lara y Venezuela.

Esto lo cree el representante de la Federación de Estudiantes de Derecho de Venezuela (Fedeve), Yeferson Guédez, quien considera que al joven venezolano se le hace cada vez más difícil progresar académicamente y acceder a la educación.

“Hoy en las aulas de clases de las universidades de Lara abundan los pupitres vacíos. Como estudiante de la Universidad Fermín Toro puedo decir que la deserción estudiantil es más de la mitad”, dijo.

A su juicio, hoy el estudiante universitario prefiere trabajar para poder comer que invertir en estudios. Además, la situación de retraso y presupuestaria de las instituciones públicas no es muy atractiva.

“En el caso de las instituciones privadas los jóvenes están optando por estudiar en internet y esto no garantiza una buena educación”, acotó.

Abraham Cantillo, FPV: Lara mantiene 25 presos políticos

En el estado Lara se mantienen 25 personas privadas por razones políticas según registros del capítulo regional del Foro Penal Venezolano (FPV). En al menos 10 de estos casos la defensa está siendo ejercida por colaboradores del FPV.

Estos presos políticos se mantienen en Fénix, Uribana, Cicpc y destacamentos militares.

“Tener a una persona privada de libertad cuando tiene boleta de excarcelación es una locura”, ilustró el representante local del Foro Penal, quien recordó que las cinco personas detenidas por el linchamiento del militar Danny Subero en Valle Hondo, deberían estar en libertad porque no se ha comprobado vinculación alguna con el crimen.

El 95 % de los 25 casos está entre la audiencia preliminar y la fase de juicio.

“Es bueno denotar que este lunes fue el día de los jueces y es interesante que se honren a los jueces pero también es momento para recordarle que debe haber equilibrio constitucional dentro de cualquier proceso. Ese silencio que guardan los jueces los hace copartícipes de violación de Derechos Humanos y este tipo de actos no prescriben”, manifestó.

Asimismo, quiso invitar a todos los procesados penalmente por protestar –asistidos o no por el FPV- a una actividad que tiene como fin revisar las causas y buscar medidas beneficiosas que le permitan mejor desenvolvimiento al ciudadano.

Este se realizará este jueves en el Colegio de Abogados del Estado Lara (Cael) desde las 10:00 a.m. hasta las 5:00 p.m.

“No es necesario que esté el imputado, necesitamos la cédula y el nombre completo. Muchas personas pierden el contacto con nosotros y existe la posibilidad de ampliar el tiempo de presentación, por ejemplo; así el Derecho lo permite”, acotó.

Liby Tirado, sociedad civil: Tercera edad menospreciada

Resulta inhumano obligar a las personas de la tercera edad a mantenerse en colas por horas, sin alimentarse correctamente y padeciendo alguna enfermedad, para recibir una migaja de comida o sacar un poco de dinero de sus propias cuentas bancarias.

Así lo cree esta representate de la sociedad civil, quien cree que al Gobierno nacional no le interesan los derechos de los abuelos venezolanos.

“Después que esa persona ha dado toda su vida trabajando por el país, ¿es justo que lo sometan a humillaciones como la de tres días de cola para cobrar su pensión?”, se preguntó.

El tema del acceso a las medicinas también es preocupante. Son quienes más padecen la escasez de medicamentos para tratar enfemedades crónicas.

Julio Palmero, Capellanía Cristiana: Los derechos se conquistan

Para el director de la Capellanía Universal Cristiana -evangélica- de Lara en Venezuela sufre diariamente el ciudadano de a pie que ve de manera impotente como cada uno de los 30 derechos consagrados en la Declaración son violados diariamente.

“Somos parte importante de la sociedad venezolana y debemos participar en este tipo de actividades; sin violencia, como una manera de manifestar al Estado venezolano que vamos a seguir en la lucha de cada persona”.

En el país debe cesar el odio y recuperarse la tolerancia, así como los valores y principios que gobernaban la nación años atrás.

“Hacemos un llamado a todas las ONG para que se incorporen a la lucha. Los derechos se conquistan de forma pacífica, primeramente de la mano de la palabra de Dios y siguiendo lo que dicta la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

 

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios