Unidad de diálisis empeora cada día

María Fernanda Peñalver | /Fotos: Iván Piña |
unidad de dialisis de HCU AMP con problemas de funcionamiento por falta de insumos medicos. 12/02/2016. foto ivan pila

El espacio que funciona como unidad de diálisis en el Hospital Central Universitario Antonio María Pineda se encuentra funcionando únicamente con 4 máquinas de las 18 que solían prestar tratamiento.

Desde hace meses el servicio ha presentado un deterioro cada vez más evidente, sin embargo esto parece no importarle a las autoridades quienes no han hecho mayor esfuerzo por solventar el problema que afecta a por lo menos 50 pacientes que reciben tratamiento en las instalaciones.

La diálisis de los mismos ha sido disminuida de cuatro horas a una hora y media, lo que significa que es poco lo que se hace. El proceso al que deben ser sometidos los pacientes renales termina por no hacer el efecto correspondiente, pues semanalmente reciben apenas un tercio de lo que deberían.

“La situación es crítica en todos los sentidos, anteriormente se contaba con más máquinas y nos dotaban las pastillas necesarias, ahora no es así”, señaló Alexis Palacios, paciente del Hospital Central quien lleva 12 años dializándose.

Asimismo, destacó que al acortarse el proceso resultan mal dializados, lo que puede traer diversas consecuencias e incluso la muerte en quienes sufren de patologías renales.
El trabajo es incompleto y el material se pierde, pues no es usado en su plenitud. Los recursos necesarios para llevar a cabo los tratamientos cada día son más complicados de localizar.

La situación respecto a las instalaciones no cambian, de hecho, es esta la razón por la cual las máquinas se han dañado. Las mismas deben permanecer en un ambiente frío, y el espacio destinado para la diálisis es todo lo contrario. Un área que no cuenta con las condiciones sanitarias para brindar un servicio tan importante y delicado como el que se presta.

Avocarse

El mayor llamado que se hace es a las autoridades en competencia. Los pacientes señalan que pocas veces el director del centro hospitalario ha visitado el servicio para hacer algo realmente relevante, también solicitaron al gobernador nuevamente la culminación de la unidad de diálisis ubicada en el cuarto piso, la cual lleva cerca de una década en remodelación.

Suplicio a nivel oncológico

El Servicio Autónomo de Oncología (SAO) tampoco escapa de las necesidades que se viven actualmente en el mundo de la salud.

Si bien en la institución no se encargan de suministrar medicamentos, estos sí atienden ambulatoriamente a pacientes oncológicos. Alejandro Useche, director del SAO, señaló que el mayor problema que tienen es con la solución fisiológica, la cual en su mayoría es adquirida por donaciones de centros de salud que se sensibilizan con la situación.

“En el mercado no hay o no se consigue la cantidad suficiente, otro problema es con los antialérgicos y esteroides”, Useche destacó que ni SAO ni los pacientes encuentran los medicamentos así sea en pequeñas cantidades, lo que genera una alteración en lo que se supone debe ser un tratamiento preciso.

 

Comentarios

Comentarios