Asesinan a una mujer de un disparo en la cabeza

Yuliana Nathaly Vargas Amaro (25) salió a las 8 de la noche del jueves al frente de su casa ubicada en el kilometro 7 de Pavia. Estaba esperando a su pareja, quien le dijo que necesitaba hablar con ella. A los 40 minutos se escuchó una detonación que le quitaría la vida a ella y al bebé de tres meses que llevaba en su vientre.
Toribio Vargas cuenta que la noche del jueves vio a la mayor de sus tres hijos en la puerta de su residencia. Extrañado, le preguntó qué hacía, porque estaba en ropa de dormir y en chancletas. La dama le contestó que estaba esperando a “Guilli”, el padre del bebé que esperaba. Al cabo de un rato el señor escuchó un disparo muy cerca de su casa, pero sólo se asomó por la ventana, y al no ver a su hija pensó que estaba en casa de algún vecino y se acostó a dormir.
A las 3 de la madrugada, el señor Vargas se levantó para ir al baño, se asomó al cuarto de su hija y observó que no estaba. Sospechó que algo le había pasado. “Salí a revisar los alrededores de la casa y a 6 metros por donde tenemos un tanque, estaba tirado el cuerpo de Yuliana, con un disparo en la cabeza”, relató el padre de la víctima.
Vargas Amaro, además de estar embarazada, era madre de dos pequeños de 9 y 5 años, a los que dedicaba su vida, a pesar de tener una discapacidad, producto de un accidente de tránsito del cual fue víctima hace 5 años atrás.
Sospechoso
Ángelo Abrahan Escobar Esco-bar (22) conocido como “Guilli” a-parte de vivir en frente de donde fue cometido el crimen, es el padre de la criatura y la persona que la víctima fatal esperaba en el momento de los hechos.
El hombre fue detenido por una comisión policial, pues hasta ahora es el primer sospechoso del asesinato, aunque no se le encontró arma de fuego que lo incriminara en el hecho.
Habitantes de la zona indicaron que su familia desconocía que “Guilli” aparentemente no estaba dispuesto a responderle a Vargas Amaro y le había pedido que desistiera de la idea de tenerlo, pero aparentemente la dama no compartía esta idea. Serán los detectives del Cicpc San Juan que determinen lo sucedido.
Fotos: Edickson Durán

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios