Asesinan a comerciante en un intento de atraco

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |
FAMILIARES EN LA MORGUE 14062017 FOTO ANGEL ZAMBRANO

Por una camioneta -doble cabina- le arrebataron la vida a un comerciante de 49 años de edad, al noroeste de Barquisimeto, la mañana de este miércoles, cuando el ciudadano supuestamente hacía una diligencia en Barrio Unión.

Su nombre era Omar Antonio Rojas Aranguren y era un padre de familia.

Sus familiares lucían devastados, a las afueras de la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp); no pudieron dar declaración alguna.

Según el parte policial, el hombre recibió un disparo en la parte derecha de la región toráxica y el proyectil tuvo salida en la clavícula. Se resistió a ser asaltado.

El crimen se perpetró, como a las 8:00 a.m., en la carrera 3 entre calles 18 y 19 de la popular barriada.

Durante el intento de asalto, el señor se encontraba con uno de sus hijos, quien trasladó a su progenitor al Seguro Social de Barrio Unión. Llegó sin signos vitales.

El hoy occiso residía en la urbanización Villa Crepuscular.

 

Fenece al regresar de celebración de San Antonio

Luz María Peralta Aguilar, de 29 años de edad, salió a celebrar el día de San Antonio de Padua en el poblado del municipio Jiménez bautizado con el nombre del santo, la tarde de este martes, pero jamás volvió a su hogar en Cerrito de San José, donde la esperaba su única hija -adolescente-.

Su muerte fue reportada a las autoridades como un accidente de tránsito. Sin embargo, los familiares sospechan que la hoy occisa fue víctima de robo y feminicidio, puesto que las pertenencias y la motocicleta (marca Bera) de Peralta Aguilar están desaparecidas.

El supuesto accidente fue en carretera vía Sanare, como a las 11:30 p.m., bajando de San Antonio a la altura de El Molino, municipio Jiménez del estado Lara. Habrían chocado con una patrulla.

Luz María iba con un funcionario de la GNB que resultó ileso, pero se encuentra detenido por la PNB mientras se investiga qué ocurrió. Ella sufrió un traumatismo craneal severo y la trasladaron al hospital de Quíbor, donde sucumbió.

“Que se haga justicia porque las cosas no pueden quedar así. No murió un perro”, clamaron los allegados.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios