Bandas delictivas avanzan en imponen su propia ley

Javier Vargas | Cortesía |

La noche del miércoles circuló un comunicado en el norte de Maracay, estado Aragua, en el que “El Chino Pedrera”, jefe de una banda delictiva de la zona, solicitó a los comerciantes no abrir sus negocios al día siguiente.

EL IMPULSO hizo seguimiento a la noticia, publicada por El Pitazo, donde mostraron el comunicado a través del cual “El Chino Pedrera” advirtió que de no acatar la orden de cierre, los comerciantes tendrían que asumir la responsabilidad.

El hombre aclaró que la medida se debió al asesinato de Emilio José Rojas Madriz, a manos de efectivos del Cicpc. En el comunicado hizo un llamado al gobernador de la entidad, Tareck El Aissami, para que tome medidas contra los cuerpos de seguridad por “asesinar a un joven inocente”.

Los vecinos y comerciantes cumplieron la orden ante la advertencia. El trasporte público tampoco circuló por la zona.

En Lara

Un hecho parecido ocurrió el pasado jueves en Quíbor cuando el miembro de una banda delictiva tiró una granada hacia los locales comerciales ubicados en el sector La Manga de Quíbor.

El motorizado lanzó el artefacto explosivo a las 3:00 de la tarde. Comerciantes y vecinos comentaron que se trataba de una medida de amedrentamiento contra el sector comercio porque algunos microempresarios se estaban negando a pagar las vacunas a grupos hamponiles.

Una comisión antiexplosivos del El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin, llegó al lugar de los hechos y tomó el control de la situación. Comerciantes temen que ante la impunidad y la falta de vigilancia policial se agudice el ataque del hampa en contra de sus negocios e integridades físicas. Hacen un llamado a las autoridades a nivel nacional para que den un parado a la situación.

Comentarios

Comentarios