Colombiano asesinado era testaferro de un preso francés

Karina Peraza Rodríguez / Fotos: Ángel Zambrano/Iván Piña |
HOMBRE ASESINADO EN VIA A CARCEL DE URIBANA 17/02/2016 FOTO ANGEL ZAMBRANO

Genover Cortes Gavidia (39), era presuntamente testaferro de un preso francés, el encargado de su manutención en la cárcel, así como la de un compañero portugués. Manejaba grandes sumas de dinero y por ello siempre se encontraba escoltado. El hombre de nacionalidad colombiana se disponía a visitar a sus amigos la mañana del miércoles y fue asesinado a 300 metros de la comunidad penitenciaria de Fénix, al norte de la ciudad.

Sobre la llegada de Cortes Gavidia al país es todo un misterio. Aparentemente se encontraba aquí desde hace más de cinco años. Su esposa reside en Panamá, pero tras su muerte apareció una joven quien dijo ser su pareja y se encargó de todo el papeleo, para retirar el cadáver.

Sobre los negocios de este señor nadie sabe con certeza, pero sí manifiestan que siempre llegaba en diversos vehículos, tenía escolta y además acudía constantemente a la comunidad de Valles de Uribana y ayudaba a sus residentes.

A pesar de que se intentó saber sobre el colombiano, su pareja dijo no ser nada de él, aunque se le sentía un acento del vecino país y trascendió que la víctima fatal estaba viviendo con ella y la madre de la joven en la avenida Bolívar, de Valencia, un lugar bastante privilegiado del estado Carabobo.

Lo poco que mencionaron es que no tenía ningún familiar en el país, pero su hermano vía telefónica ordenó que lo trasladaran hasta Medellín, donde sería sepultado.

Era apoyo familiar

Cortes Gavidia era quien se encargaba del pase de comidas de un amigo francés que supuestamente paga condena en la cárcel de Fénix por legitimación de capitales y narcotráficos. Fue detenido en Caracas hace algunos años.

También lo hacía con otro recluso portugués. Ambos estaban recluidos en el área de reflexión, en donde tienen ciertos privilegios, porque la mayoría de internos son extranjeros.

Los detalles de donde conoció el colombiano a estas personas aún no han sido develados, pero desde que fueron trasladados a la entidad larense, fue anotado por el propio reo como apoyo familiar.

Dicha calificación es usada en la cárcel para aquellas personas que no son parientes del interno, pero por su condición de no tener familiares en el país, pueden pasar la comida y artículos personales.

Cortes Gavidia era quien se encargaba de todo lo que solicitaba el francés; según un allegado a la investigación el año pasado el reo francés le dio la cantidad de 250.000 euros al colombiano, para que se encargara de todos sus gastos en lo que estaba incluidas visitas al centro penitenciario de damas de compañía.

Aunque existen visitas conyugales una vez al mes, en la que exigen acta de matrimonio o carta de concubinato, además de exámenes médicos para las mujeres, para este francés no había reglas.

La misma fuente reveló que el dinero era las llaves para que distintas mujer acudieran al penal de máxima seguridad a visitarlo y en los días que no correspondían las conyugales.

Las mujeres que acostumbraban a ir, eran damas de compañía, traídas de la ciudad capital.

Por encargo

Las investigaciones del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), apenas comienzan, pero por como se dieron las cosas, todo parece indicar que se trata de una muerte por encargo.

La fuente que está al tanto de la investigación relató que la víctima fatal tenía cuatro días en la ciudad alojado en un lujoso hotel, ubicado en un centro comercial al este de la ciudad, los precios de las habitaciones del mismo por día varían entre 40.000 hasta 106.000, siempre acostumbraba llegar allí, y nunca salía sin los escoltas.

Este miércoles se fue desde tempranas horas solo y madrugó como nunca lo hacia y fue emboscado por unos delincuentes en un Chevrolet Aveo blanco.

Los sabuesos presumen que una persona avisó desde el momento en que salió del hotel y desde allí los sicarios le siguieron los pasos para cumplir con su cometido.

Los investigadores del cuerpo detectivesco, siguen con los interrogatorios, para ubicar a posibles testigos del crimen y poder esclarecer el mismo.

Comentarios

Comentarios