FOTOS Diez horas tardaron Bomberos para sofocar incendio en la Bracamonte

Karina Peraza Rodríguez/ | Fotos: Ángel Zambrano |

A las 6:00 de la mañana de ayer, efectivos del Cuerpo de Bomberos lograron acabar con el incendio que se generó a las 8:50 de la noche del jueves, dentro de una construcción privada, ubicada en la avenida Venezuela con Argimiro Bracamonte, luego de diez horas de labor y haber utilizado 233.700 litros de agua.

Ayer todos comentaban lo su cedido, incluso pasaban para ver cómo había quedado el edificio, realmente se notaba que las llamas causaron estragos en la construcción. Las mallas se veían destrozadas, algunos puntales arrumados totalmente quemados y aún el olor del humo se percibía en el ambiente.

Dentro de la edificación se encontraba un grupo de funcionarios del Cuerpo de Bomberos, pertenecientes al Área de Investigación. Estaban allí para averiguar qué originó el siniestro. Así mismo había obreros y parte del equipo de ingenieros de la obra.

A la misma acudieron residentes de la urbanización Parque del Este Village, estaban molestos, indicaban que desde que empezó la construcción han tenido problemas. La tierra, el anime se mete a sus viviendas, las ensucia, daña los aires. En una oportunidad una máquina derribó la pared perimetral y desde la constructora no dan la cara, comenta Yasmeli Pereira, dueña de la casa 10, la cual también resultó afectada la noche del jueves.

Una niña de 6 años vio las llamas

En la urbanización se dieron cuenta del incendio porque una pequeña de 6 años que jugaba en la calle gritó y eso alertó a todos los vecinos. En ese momento se percataron de lo sucedido y de forma inmediata el incendio se propagó y la candela comenzó a avanzar hasta cuatro viviendas: la 10, 11, 12 y 13.

Sus residentes rápidamente corrían hacia la parte de arriba con mangueras y a punta de tobos trataban de sofocar las llamas que se venía hacia ellos, pero eso parecía no bastar.
Las 25 viviendas comenzaron a ser desalojadas por personal de Protección Civil ante el temor que la candela consumiera las mismas, todos estaban desesperados, relata la doctora Mariluz Rivas.

Sandra Páez, vecina, indica que fueron momentos de terror.

Muchos vecinos se ocuparon en ayudar a las familias afectadas. Al mismo tiempo relata que los niños de la urbanización entraron en crisis, se vieron afectados psicológicamente.

Así mismo en una casa habitada por un anciano de 93 años, que no pudo ser desalojado porque estaba en cama, muchos temían por él. Otros tuvieron que correr con peroles y bombonas para evitar una explosión.

Ayer en la mañana funcionarios de los Bomberos acudieron a los hogares a revisar cada uno de los daños, sus residentes estaban alterados por los daños. En una de las casas las paredes se agrietaron, en otra reventaron vidrios y se quemaron siete aires acondicionados.

Los vecinos también se quejaron que a pesar de llamar a los efectivos para que enviaran un cisterna a la urbanización, no fueron escuchados.

Indagan cortocircuito

De forma extra oficial se conoció que fue un cortocircuito la causa del siniestro, aparentemente se generó en una máquina, pero lo que observaron los funcionarios es que los cables de la misma estaban cortados. Puede tratarse de un posible saboteo, pero apenas comienza la fase de investigación.

Lo que sí explicaron los expertos es que cuando se levantaron las llamas, se propagaron rápidamente porque en el lugar había mucho anime, polietileno, además de madera, los cuales son roseadas con gasoil para evitar las termitas. Una cantidad importante estaba recostada a la pared de la urbanización y por ello la candela comenzó a salir hacia esa zona.

Cabe destacar que las llamas alcanzaron más de diez metros de altura, muchas cabillas cedieron ante el voraz incendio, donde un funcionario de Protección Civil salió lesionado.

Aseguran que ellos tenían que atacar el foco de las llamas para evitar que las mismas se expandieran hacia los lados y pudiera agarrar otras edificaciones y hasta la estación de servicio.

Según comentaron los efectivos, el camión cisterna grande tiene una capacidad de 37.900 litros de agua y fue llenado en tres ocasiones. Además 7 cisternas de 8 mil litros cada uno, hicieron quince viajes, para hacer un total de 233.700 litros de agua, usados por el Cuerpo de Bomberos de Iribarren, quienes tuvieron la ayuda de efectivos de Palavecino, Jiménez, los universitarios y Yaracuy. Así mismo llegó la Guardia Nacional con la ballena y un camión cisterna propio que ayudó a lo que fue la propagación del incendio. Unos cisternas llegaron por voluntad propia, otros enviados por la Alcaldía de Iribarren y a última hora, Hidrolara envió uno para que se uniera a la labor.

 

Comentarios

Comentarios