#ESPECIAL Predomina la saña en los crímenes en Lara

Karina Peraza Rodríguez | Foto: Archivo |

Apenas han transcurridos 90 días del año y ya en Lara se han registrados 229 muertes violentas; significa que entre dos a tres personas que mueren a diario.

En comparación con el año pasado son diez víctimas más. Según el Observatorio Venezolano de Violencia, las cifras por hechos delictivos tienden a reproducirse en este año.

Carlos Meléndez, sociólogo y representante en Lara del Observatorio Venezolano de Violencia, asegura que los elementos en Lara vienen siendo los mismos del 2016 y algunos años anteriores: cometer crímenes por la gran impunidad que existe en la región, en donde el delincuente no se ve castigado y sigue actuando una y otra vez.

Manifiesta que la tasa de muertes violentas equivale entre 90 a 91 % son cometidos contra los hombres (218 han fallecido de forma violenta) y solo 11 mujeres han sido asesinadas.

Manifiesta Meléndez que el 86 % de las muertes han ocurrido en los espacios en donde se ve la mayor pobreza, por lo general los estratos D y E. “No quiere decir que el factor causal del delito es la pobreza, pero sí es un factor que ha hecho que muchas personas pierdan la libertad a movilizarse, andan con más miedo en la calle, además que la situación del país ya ha llevado la pobreza a muchos espacios de la ciudad”, destaca el sociólogo.

Comenta que Lara se encuentra entre 23 ciudades del país (se ubica en el número 18 por su tasa de homicidios), con una tasa promedio de 59 muertes por cada 100 mil habitantes, comparándola con los estándares internacionales, “somos tres veces superior que México y Colombia y dos veces superior que Brasil”, asegura el especialista.

Otra tendencia que le llama la atención a Meléndez y que se repite este año, es que de cada 10 muertes violentas registradas en la región, de siete a ocho víctimas son menores de 30 años.

Poderosamente me preocupa que no solo las víctimas sean jóvenes sino que también los victimarios, y algo que se vio en este 2017 es que los crímenes arrancaron potencialmente violentos.

“Mucha saña, mucha violencia, y muy macabros se han registrados las muertes en la región”, señala el representante en Lara del Observatorio Venezolano de la Violencia.

Cabe destacar que de las 229 muertes violentas, 180 son homicidios y 49 fueron personas abatidas por diversos cuerpos de seguridad que hacen vida en la entidad.

Se puede observar a través de las estadísticas que son llevadas a diario por el equipo de perio- distas de EL IMPULSO que de los nueve municipios de la región, Iribarren es el más violento y parroquias como: Juan de Villegas, El Cují, Tamaca y Unión son las que llevan la batuta en cuanto a muertes.

En Iribarren han fallecido 150 personas y en los municipios foráneos un total de 79, quedando en segundo lugar Jiménez con 21 muertes violentas, seguido de Palavecino con 20, Morán con 12, Torres con 8, Simón Planas con 7, seguidos de Andrés Eloy Blanco, Crespo y Urdaneta.

Se ha observado en algunos casos que los criminales están planificando los crímenes y cazan a sus víctimas los trasladan a zonas solitarias y a parte de dispararles, suelen quemar los cuerpos o causar otros daños en el cuerpo. Algunos hasta han sido víctimas de torturas antes de ser ejecutados.

También existe presencia de estrangulamientos y golpes a las víctimas.

Carlos Meléndez también expresó que siempre existen denuncias de ejecuciones extra judiciales por parte de algunos organismos, pero este año se evidenció la participación de los funcionarios en el caso del triple homicidio ejecutado en el mes de febrero en Quíbor, en donde se conoció que ocho efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) están siendo buscados por el monstruoso crimen.

Robos en aumento

Los especialistas señalan que el homicidio es la última consecuencia de otro delito. Es que el robo en sus distintas modalidades es una de las cifras que no se han podido reducir en Lara.

Los sabuesos del Eje de Homicidios del Cicpc que son quienes llevan la investigaciones del caso, manejan como móviles la venganza, los ajustes de cuenta, la riña, pero el que va subiendo son las resistencias al robo.

Según las características de algunos crímenes que han sido reseñados a través de EL IMPULSO, se contabilizan 45 casos de resistencia al robo, en algunos de ellos han sido los atracadores que han caído en manos de sus víctimas.

En el mes de enero se registraron 17 casos, en uno de ellos cayó un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que intentaba frustrar el robo de su sobrino, así mismo fue ultimado un presunto delincuente por parte del dueño de una vivienda en la que se metió.

En el mes de febrero los casos redujeron a 9, en dos de ellos murieron los presuntos delincuentes, uno en manos de un civil, porque lo consiguió robando maíz y otro en manos de un funcionario del Cicpc.

En marzo volvieron a aumentar y es que se registraron 19 casos, en al menos siete murieron los presuntos hampones, tres en manos de civiles, dos por tratar de robar a efectivos del Cicpc, uno a un Policía del estado y otro que intentó despojar a un fiscal del Ministerio Público de su vehículo.

Le destrozaron el rostro

Iban José Chávez, de 60 años de edad, fue con- seguido sin vida el pasado 12 de enero en el sector Los Cámagos de Pavia.

En un principio estaba sin identidad, pero fue identificado posteriormente era un profesor jubilado.

Su crimen ha sido uno de los más dantesco del 2017, pues sus criminales intentaron quemarlo y le desfiguraron el rostro, además presentó grandes heridas en su cuerpo, lugar por donde los animales lograron comer órganos. La causa de su muerte no se conoció porque era anatómicamente indeterminada.

Este primer mes también asesinaron a dos personas tras personas, se trata de una mujer en Carora y un señor en la zona norte, ambos tras ser robados dentro de sus viviendas.

En enero también se cometió el crimen de Fray Mendoza, ex concejal, el cual fue un homicidio político.

Policías en delitos

Héctor José León Peralta (27), Edwin Ramón Martínez León (27) y Yeison José Angulo Urriola (23), fueron asesinados el pasado 4 de febrero del municipio Jiménez.

Los agricultores fueron interceptados por un grupo armado en la población de San Miguel y luego de dispararle quemaron sus cuerpos.

Los funcionarios del Eje de Homicidios esclarecieron el caso y fueron ocho funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) quienes cometieron el hecho.

Por el teléfono celular de una de las víctimas fatales llegaron a la oficial Vanessa Alejandra Pire Yaguas (23) a quien detuvieron, y desde el Ministerio Público se tramitaron las ordenes de captura en contra del inspector jefe Walter Leroy Álvarez Lugo, el oficial agregado Alexis José Colmenárez Méndez y los oficiales Jhonfer Alexander Valera Perozo, Lenin José Querales de Freitez, Fernando Antonio Ballester Sánchez y Balbino Yohan García Hurtado.

Robos por doquier

Los casos por resistencia al robo aumetaron en este tercer mes del 2017 y es que muchas personas fueron víctimas de los delincuentes que operan en distintas zonas de la ciudad. El común denominador una resistencia por el robo de su vehículo, tal fue el caso del arquitecto Cristóbal Jesús Villegas Mogollón, de 44 años de edad, cometido en el municipio Palavecino.

Al menos siete robos fueron frustrados, y los que cayeron fueron los delincuentes.
En este mes también hubo un día donde el Cicpc no le dio tregua al hampa y en menos de 24 horas, seis presuntos hampones fueron abatidos en diversos procedimientos realizados por el Cicpc, organismo que en marzo, registró todas las resistencias a las autoridades.

Así mismo se cometió un doble homicidio en contra de un tío y sobrino, en el hecho sobrevivió la madre del joven.

Contra una familia

Febrero se convirtió en el mes donde más crímenes causaron conmoción en Lara.
Se calcula que entre las 12 del día y las 2:00 de la tarde del viernes 17 de febrero, fue cometido un triple homicidio en el que fallecieron Mario Antonio Rojas (50), su esposa Ana María Rodríguez Suárez (45) y su nietecito de 2 años de edad. El hecho ocurrió en el caserío La Cuchilla, ubicado en la vía principal de Hato Arriba, municipio Morán.

Los hampones le dispararon a Rojas, mientras que a su esposa y pequeño nieto de 2 años de edad, los ahorcaron con un mecate y los colgaron juntos en el cuarto de su casa. Por este crimen funcionarios del Eje de Homicidio no han dado respuesta, los autores de este espeluznante hecho se encuentran libre.

Así mismo en este mes acabaron con la vida de Alexis Enrique Peña Vizcaya (32), conocido como Alexa un famoso transgenero a quien lo encontraron sin vida en La vía Carora.

Comentarios

Comentarios