Investigadores tras los crímenes en manifestaciones

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Jairo Nieto/ Cortesía |

Tres son las muertes ocurridas durante las manifestaciones que se han registrado en la entidad larense desde el pasado 6 de abril, el día más fuerte en la región fue el martes 11, cuando se registraron todos los hechos sangrientos.

El primero fue a las 8 de la noche en el distribuidor Bellas Artes. 40 minutos después, un primer teniente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) llevó a la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, a Gruseny Antonio Canelón Scirpatempo de 32 años, herido en el intercostal derecho, quien relató a los médicos que lo atendieron que un castrense le disparó.

Para ese momento fue atendido de inmediato, pues había perdido mucha sangre, y Tony, como era conocido, sobrevivió ese día y batalló por su vida hasta el jueves 13 de abril a las 3 de la madrugada.

Dos horas más tarde de ese mismo martes, alrededor de las 10:15 de la noche, en la calle 60 con carrera 14B, de Barrio Nuevo, un grupo de más de 40 personas que se trasladaban en taxis Chery Orinocos, camionetas y una Bronco negra, además de motos, sembraron terror por la zona y acabaron con la vida de Miguel Ángel Colmenárez, de 36 años de edad.
La víctima quien era vendedor de filtros, le dieron un solo disparo en la espalda que agarró parte de su brazo y acabó con su vida. El arma utilizada fue una escopeta, la cual le causó varias heridas por los perdigones de plomo de la misma.

Colmenárez, quien esa noche se encontraba junto a cuatro jóvenes más, había salido a buscar un dinero, caminaban por la acera cuando fueron interceptados por unos sujetos, quienes además de robarlos, preguntarles si manifestaban y oler sus manos, los golpearon y amedrentaron.

Los sujetos hicieron correr a los muchachos y uno de ellos le disparó haciendo caer a Colmenárez a unos metros e hiriendo a dos de sus acompañantes.

Las manifestaciones estaban prendidas en casi toda la ciudad, por lo que habían manifestaciones en diversos puntos y la zona norte fue otro de ellos.

A las 11 de la noche fue un adolescente de 13 años de edad quien falleció de un disparo en el costado izquierdo, el hecho fue en el urbanismo Alí Primera.

Estos tres casos han puesto a correr a los funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Lara, además de los fiscales del Ministerio Público.

Trascendió que uno de los casos más adelantados es el de Tony Canelón, el cual está siendo investigado por la Fiscalía 21, dirigida por Carlos Muñoz, acompañado del Fiscal Nacional 85.

El mismo 13 de abril en horas de la noche se llevó a cabo la reconstrucción de los hechos y se estableció que el sitio fue justo arriba del Distribuidor Bellas Artes, pues en un principio desconocían el lugar.

Así mismo se pudo conocer que se estaba indagando entre los funcionarios que estuvieron actuando esa noche, así que el grupo de los castrenses que serían investigados se iba reduciendo, hasta el punto que están muy cerca de la identificación plena del mismo.

Un familiar de Tony denunció que el joven fue torturado y golpeado. Fuentes policiales indicaron que presentó golpes, pero no pudieron determinar si se trataba de torturas.

El caso del adolescente lo está llevando la Fiscalía 16 a cargo de la doctora Natalí Amaro.

Se conoció que fue detenido por los sabuesos un sujeto apodado El Maracucho, quien es mototaxista y figura como miembro de uno de los “colectivos” y residente de Alí Primera, pero fue entrevistado y liberado. Se están revisando bien los hechos en torno a este caso.

En cuanto al crimen de Miguel Colmenárez, es llevado por la Fiscalía 6ta a cargo de la doctora, Luz Marina Araujo, quizás es uno de los más complicados, pues son muchas las personas por identificar y algunos de los sujetos estaban encapuchados.

Sin embargo sabuesos han estado ubicando videos a través de cámaras de seguridad de la zona para tratar de identificar los vehículos.

Desde diversos sectores de la población larense han alzado las voces para exigir justicia por estos crímenes.

Tres casos

Así mismo desde las filas de la Policía, la propia directiva confirma que Yei Amaro funcionario de dicha institución, fue arrollado la misma noche de ese martes y posteriormente falleció, pero aseguran que no tiene nada que ver con las manifestaciones, fue un hecho aislado, por lo que en Lara serían tres casos a investigarse.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios