Lara: Se desató la violencia en el primer día de 2018

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |
FAMILIARES EN LA MORGUE 02012018 FOTO ANGEL ZAMBRANO

Al menos siete homicidios se registraron en el estado Lara durante las primeras 12 horas de 2018; cuatro muertes más en comparación a las suscitadas durante el primer día del año pasado.

Recién amanecía el 1º de enero, cuando se registró un abominable triple homicidio en el noreste de Barquisimeto, específicamente en el barrio El Triunfo, parroquia Unión del municipio Iribarren.

Fue aproximadamente a las 12:26 a.m. que balearon mortalmente a Deibys Omar Mendoza Cordero, de 22 años de edad; Andreína Liliana Vargas Córdoba, de 33 años de edad; y Raúl Vargas, de 40 años.

Dos de los cadáveres quedaron en el sitio del suceso y fueron trasladados a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda (Hcuamp) de Barquisimeto casi 12 horas después de ser ultimados.

Los tres sufrieron múltiples heridas por arma de fuego, pero Raúl Vargas batalló por su vida aunque feneció horas después en el Hcuamp.

A Deibys Omar lo identificaron ante las autoridades como mecánico, aunque se conoció que estuvo recluido en el Centro Socioeducativo Pablo Herrera Campins, mejor conocido como el retén de El Manzano.

Fue sentenciado (a un año de pena) el 29 de noviembre de 2013 por ocultamiento de sustancias estupefacientes y sicotrópicas, pero salió en libertad el 17 de abril de 2014 por rebaja de la sanción.

Además, para septiembre de 2015, Deibys Omar Mendoza Cordero también estuvo detenido por la Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuando tenía 20 años de edad.

Para ese entonces oficiales lo atraparon –junto a otro joven- porque cargaba un arma de fuego, tipo escopeta, de fabricación casera, calibre 12, y un facsímil tipo pistola.

La captura se ejecutó en la misma parroquia Unión, aunque se desconoce la razón por la que recuperó su libertad.

Mendoza Cordero y Vargas Córdoba eran residentes de la parte alta de El Trompillo; mientras que la tercera víctima fatal vivía en Barrio Unión.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas investigan lo sucedido.

Iribarren de rojo

En el primer día de 2017 se escenificaron dos homicidios en Palavecino y uno en el barrio 23 de Enero de Barquisimeto.

En este principio de año, seis de los crímenes se perpetraron en Iribarren y uno tuvo lugar en el municipio Urdaneta.

La víctima fatal del hecho en la jurisdicción foránea fue un adolescente de 16 años de edad, quien cursaba el 5to año de bachillerato.

El muchacho, en horas de la madrugada del lunes, recibió un disparo por arma de fuego en el cráneo y quedó tendido en una calle del pueblo El Limón.

“Él andaba dando el feliz año de casa en casa con sus amigos, y resulta que se paró un carro, a lo mejor lo confundió con otra persona, y le disparó”, relató un primo del hoy occiso a EL IMPULSO.

En el hecho también resultó herido de un tiro en el pecho otro menor de edad, quien actualmente está internado en el Hospital del Seguro Social Pastor Oropeza de Barquisimeto.

Era el segundo de cuatro hermanos y lo describieron como una chamo sano. Sus familiares creen que el asesino se confundió de persona.

“Siempre se ocupaba en algo. No era mala conducta ni nada de eso. Trabajaba por la zona ayudando a la gente que siembra. El que lo mató estaba buscando otra persona”, recalcó el primo.

Sin identificar en Barrio Unión

En horas de la madrugada del lunes también ultimaron a una persona a balazos en Barrio Unión; sin embargo, hasta este martes no había sido identificada.

El cuerpo sin vida de un hombre ingresó en horas de la mañana a la Sala de Anatomía Patológica del principal nosocomio de la región con múltiples heridas por arma de fuego.
Por su parte, en el barrio Rafael Linares de Barquisimeto asesinaron a Andris Ugel Linárez de varios balazos en distintas partes del cuerpo.

Según versiones policiales, habrían acabado con la vida del joven de 20 años de edad por venganza a eso de las 10:00 a.m. del mismo lunes.

Asimismo, la séptima víctima fatal del 1º de enero respondía al nombre de Rubén Eduardo Ramos Ramos y tenía 29 años de edad.

Ramos Tamos fue baleado cerca de su residencia, específicamente en el sector Las Tinajitas, en el norte de Barquisimeto.

Militar intentó robar un carro

Un funcionario de la Policía Militar del Ejército Bolivariano fue abatido, la madrugada del pasado 30 de diciembre, cuando aparentemente intentaba robar un vehículo.

El hecho se registró en la avenida 20 con calle 41 de Barquisimeto, a eso de las 12:15 a.m.
El militar resultó abatido por un agente del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas del estado Lara, quien aparentemente era la víctima de robo.

El policía militar ingresó al Antonio María Pineda sin identificación, pero posteriormente su madre lo identificó como Alexander Torrealba, de 20 años de edad. Fue herido en el cráneo y en el tórax.

Torrealba residía en el sector El Roble de El Manzano y estaba destacado en el Fuerte Terepaima.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios