Polémica tras supuesta extorsión en Sanare persiste

José Manuel Zaá | Foto: Cortesía |

Persiste la polémica en la capital del municipio Andrés Eloy Blanco del estado Lara, tras la irregularidad que se suscitó este Jueves Santo, en la que se enfrentaron funcionarios del Policía del estado Lara con militares del Comando Nacional Antiextorsión (Conas) en horas de la tarde.

Policías estadales, de manera anónima, afirmaron a EL IMPULSO que en Sanare habrían descubierto a seis castrenses extorsionando a un comerciante de origen árabe en un abasto, ubicada en el centro del pueblo, frente a la comisaría.

Los polilara, corroboraron en el Conas, atendieron una denuncia y apuntaron a los militares que andaban de civiles, a pesar de que estos se identificaron y aseguraron que realizaban un procedimiento autorizado por el Ministerio Público y la Zodi-Lara.

Como los efectivos del Conas se resistieron a la detención, los agentes policiales pidieron apoyo  a sus compañeros -hicieron presencia más de 30 policías- y la situación causó revuelo a tal punto que, según informaron, la comunidad quería intervenir violentamente.

Para el resguardo de los guardias, estos habrían sido introducidos al Centro de Coordinación Policial, en donde permanecieron hasta altas horas de la noche. Los sacaron esposados en una patrulla del municipio Jiménez.

Pronunciamiento oficial

“Una vez que los funcionarios policiales realizan sus actuaciones, se comunican con la Fiscalía  (del Ministerio Público) y ellos son quienes dictan directrices”, dijo sobre el caso el director de la Policía del estado Lara, Luis Rodríguez.

Explicó que fue el clamor popular que llevó a actuar a los policías; no obstante, los guardias del Conas no quedaron detenidos.

 

Supuesta desviación de comida

Funcionarios del Conas involucrados en el caso aseguran que intervinieron en una desviación de alimentos, puesto que encontraron harina, azúcar y papel higiénico en el abasto. Este, según aseguran, era revendido y pertenecía a los Clap.

Creen que el victimario montó la denuncia y cuando estos decomisaban la mercancía a los vehículos militares, hizo presencia Polilara. Aclararon que eran cuatro militares, no seis.

Asimismo, afirman que los policías actuaron con resentimiento, puesto que el Conas suele aprehender a sus compañeros. En Sanare lo hicieron hace unos meses.

“No estamos detrás de policías. Solo actuamos apegados a las denuncias”, destacaron.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios