Tensa calma en Las Sábilas tras la muerte de Janiel

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |

Donde hace algún tiempo había familias viviendo, hoy se aprecia gente sacando bloques de las ruinas. Muchas personas, anónimamente, apuntan a Janiel como el responsable de este fenómeno en Las Sábilas, el mismo criminal que empezó a cometer fechorías a los 13 años de edad, el mismo que fue abatido por el Cicpc en El Jebe de Barquisimeto el pasado jueves.

En tensa calma se mantuvo la comunidad Las Sábilas este sábado, día en el que se realizó el entierro (en Cementerio Nuevo) de Jairo Janer Rivas Rivas, de 18 años de edad, quien es señalado por los vecinos como el criminal que, como líder, desalojó más familias del sector fundado en 1995 por Rafael Caldera.

Aunque se esperaban disparos al aire, música a todo volumen y asistencia masiva al velorio, se vio un pequeño grupo de personas a las afueras de una casa situada en la tercera cuadra, quienes reunidos con el cadáver de Janer.

Muchos de sus compinches prefirieron no acudir a los actos fúnebres porque temprano habrían avistado efectivos e inteligencia rondando la zona.

Era el delincuente más buscado de la región desde hace meses, puesto que controló Las Sábilas desde los 16 años de edad, cuando dicho urbanismo era habitado por 4.800 personas aproximadamente. Si incumplías con alguna de sus normas te deparaba la muerte o el desalojo.

En la actualidad la misma gente de la zona cree que la mitad de los pobladores ha partido voluntariamente o ha sido obligada a irse por los maleantes.

Ya las expulsiones no solo se evidencian en el las Terrazas o en las manzanas más apartadas como antes; a tan solo cinco o seis cuadras de la entrada de la comunidad pueden apreciarse calles enteras derrumbadas, incluso antes de llegar a la Escuela Básica Arturo Uslar Pietri.

En los módulos de los cuerpos de seguridad que están en Las Sábilas hay nerviosismo y temor. Los funcionarios (de la GNB y Polilara) poco pueden hacer, puesto que los criminales son más y están mejor armados. Prefieren encerrarse que enfrentarse a ellos.

En la misma calle principal ofertan los bloques, puertas, marcos y rejas que sacan de las viviendas derrumbadas. Según fuentes policiales ahora el mando quedó en las manos de “la moza” de Janer, aunque se cree que alguno de los integrantes de la banda va a querer imponerse en los próximos días.

Las autoridades tienen fichado a El Cachetón como uno de los criminales más peligrosos de la banda que aún queda con vida.

Después de él están Tavo, Pécolas, El Orejón y El Pelón, quien, aunque hace vida normalmente en Alí Primera, es señalado como un criminal experimentado que tiene vínculos con el oficialismo en la ciudad. Además, fue mentor delictivo de Janiel.

Cabe recordar que Janiel o Janer estuvo involucrado en más de 10 homicidios, tenía ocho órdenes de captura, se había fugado del retén de El Manzano y le tenían abiertos al menos 16 expedientes en los tribunales larenses.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios