Violencia acabó con vidas de contratista y comerciante

El reloj marcaba casi las 7:00 de la noche del 31 de diciembre, cuando José Luis Yanes (36) decidió bajar un momento de su apartamento para comprar más hielo en antelación a la llegada del Año Nuevo, cuando de repente un grupo de individuos desconocidos, con armas de fuego, arremetieron contra él y otras personas que se encontraban en ese momento sentadas en la esquina de la carrera 1 con calle 9 del sector San Jacinto, en Barquisimeto.

Una prima de la víctima, quien solicitó que su identidad fuera resguardada, comentó a los medios en las inmediaciones de la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda, que a ella le habían avisado vía telefónica sobre lo ocurrido como a eso de las 8:00 de la noche, pero lamentablemente se tardaron mucho en trasladar a su primo al hospital, por lo que arribó sin signos vitales.

El ultimado solía trabajar como contratista, y en el crimen en el que perdió la vida también resultaron heridas cuatro personas más, dos de ellas niños, quienes fueron internados en el Hospital Pediátrico Dr. Agustín Zubillaga, y que hasta el día de ayer permanecían estables.

En primeras horas de 2013

Poco después de recibir el Año Nuevo en casa de su madre, Ildemar José Romero Rodríguez (36) fue alcanzado por el disparo de un desconocido, a pocas cuadras de su residencia ubicada en la calle 59 entre carreras 13A y 13B en la capital larense.

La desafortunada víctima se desempeñaba como comerciante y era el tercero de cuatro hermanos, así lo confirmó uno de ellos, de nombre Ildeomar Romero, quien también se encargó de trasladarlo, aún con vida, al Centro Médico Quirúrgico Hospital Privado de Barquisimeto, donde, aseguró, no había nadie de turno que pudiera atenderlo, por lo que ahora nunca sabrá si habría sido posible salvarle la vida o no.

Por otra parte, explicó que tras recibir el nuevo año junto a toda la familia en la morada de su progenitora, su hermano fue a casa de una tía, y de allí a su vivienda, trayecto éste en el que perdió la vida. El comerciante fallecido dejó un hijo de sólo cuatro años de edad.

Foto: Elías Rodríguez

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios