Tres hermanos abatidos por una comisión del Cicpc

Karina Peraza Rodríguez | Ángel Zambrano |

La banda Los Burreros integrada por al menos cinco personas fue desarticulada por la Brigada Contra Bandas del Cicpc Lara, luego de que le diera de baja a tres de sus miembros.

Son puros jovencitos quienes desde hace más de tres meses mantienen azotados a las personas de la zona, comentaban algunos residentes entre dientes quienes no querían identificarse por temor a represalias. A la misma vez que observaban todo el movimiento de funcionarios en el lugar y explicaban que llegaron varias camionetas a eso de las 11:40 de la mañana de ayer y de pronto se escucharon múltiples detonaciones que hizo que más de uno se tirara en el piso.

El hecho ocurrió en el sector La Playa de Carorita Abajo, al norte de la ciudad.

El tiroteo duró varios minutos y al rato vimos que sacaban a los jóvenes y los montaban en una camioneta, iban heridos.

Los mismos fueron trasladados hasta un centro asistencial y al poco rato de ser ingresados fallecieron.

Se trataba de tres hermanos. El mayor de ellos identificado como: José Gregorio Silva, dos adolescentes, uno de 17 años conocido como Rubencito y otro de 16 años. Ellos son los mayores de cinco hermanos y en el momento del hecho, los dos menores de 14 y 15 años de edad se encontraban en el lugar, a la igual que una tía que es especial.

Según el parte policial fueron incautadas tres armas de fuego con las que supuestamente los hermanos Silva le hicieron frente a la comisión, se trata de una escopeta calibre 12, un revólver calibre 38 y una pistola 9 milímetros, la cual estaba solicitada por robo.

“Son unos muchachos osados a pesar de ser menores, porque nosotros llegamos y ellos apenas vieron la patrulla comenzaron a dispararnos sin pensar en la gente que estaba con ellos”, comentó uno de los uniformados que participó en el operativo.

A la misma vez los sabuesos comentan que la banda Los Burreros se encargan de meterse en las residencias de la zona y se llevan todo lo que esté a su paso, así mismo mantienen en jaque a transportistas que circulan por el lugar, a muchas personas los despojan de sus vehículos y procedían a vender parte de los mismos.

Faltan por atrapar a dos de sus integrantes, pero con esta acción realizada por los funcionarios de la Subdelegación Barquisimeto quedó desarticulada la organización delictiva.

 

No fue la forma

Dilcia Silva, comenta que estaba haciendo la cola para el gas cuando escuchó los disparos, de inmediato pensó en sus sobrinos.

“No voy a negar que ellos echaban broma. Sí pues robaban, consumían drogas, no eran unos santos. Nosotros nos esperábamos que los agarraran presos, pero no que los matarán de esa forma”, comenta la mujer.

Ella no se encontraba en el lugar pero está segura no fue un enfrentamiento. Los vecinos le comentaron  que los funcionarios llegaron de inmediato disparando. No debieron hacerlo de esa manera, porque en el lugar se encontraban otros parientes, entre ellos su padre quien es una persona de la tercera edad a quien tenían aislado del resto de familiares y fueron desalojados después de que “hicieron lo que hicieron” destacó la dama.

El sitio estaba lleno de curiosos quienes estuvieron atentos ante todo lo que pasaba en el lugar.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios