Arquidiocesana: “Epifanía del Señor”

“Después de haber nacido Jesús en Belén de Judea, en el tiempo del Rey Herodes, unos Magos de Oriente, se presentaron en Jerusalén, diciendo: ¿Dónde está el que ha nacido, el Rey de los Judíos?, porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo… al ver la estrella experimentaron una grandísima alegría. Entraron en la casa, y vieron al Niño con María, su madre, y postrándose, lo adoraron, abrieron sus tesoros y le ofrecieron dones: oro, incienso y mirra” (Mateo 2,1-2;10-12).

Aquellos personajes, sintieron la necesidad de buscar a Dios, y se propusieron encontrarlo. Salieron de sí mismos, dejaron sus prejuicios y comodidades y se lanzaron con sincera decisión en pos de la Estrella de la Fe y la Verdad.

En efecto, ellos, indagan, preguntan, se informan, escuchan; caminan; día y noche, deseosos de ese encuentro existencial con el Absoluto, con su Dios.

Conocen personas que le hablan con sinceridad, pero también encuentran a otras que sólo buscaron manipular su fe, experimentaron el cansancio, el engaño, pero mantuvieron siempre una gran esperanza.
Después de mucho luchar, en una actitud humilde y decidida, al fin aquella Estrella luminosa de su fe, los llevó al pesebre de Belén y en la manera más increíble encuentran a su Hacedor, en la ternura y debilidad de un precioso Niño.

Ellos en un gesto de confianza en su Creador, lo adoran, es decir lo reconocen como Dios, postrándose ante aquel Niño Divino; y al entregarle su corazón, inteligencia y vida lo aceptan como su Principio y Fin y le obsequian, incienso como Dios, mirra como Hombre, y oro como Rey.
A partir de allí la vida de aquellos personajes llamados “Magos de Oriente”, se llenó de la auténtica voluntad de Dios.

Dios se da a todos los seres humanos, pero Él quiere que sus hijos, los hombres, desde la libertad y la gracia lo acepten gozosamente. El se da de un modo muy especial a aquellos que lo buscan con sincero corazón.
A El se le encuentra a través de la creación, a través del ser humano, pero también por medio de su palabra, de sus Sacramentos, de las buenas obras, de la justicia y solidaridad. A Dios se le encuentra además en la ciencia, en la técnica, en el arte, en el verdadero humanismo.

Procuremos adorar a ese Dios en Espíritu y en Verdad.

Pongamos a su servicio todos nuestros recursos y viviremos y haremos vivir, porque Él es vida y hace vivir.
Sigamos siempre la Estrella de la Fe que nos conducirá con certeza a Jesús en el Portal de Belén.
Venturoso Año en Paz y Bien para todos.

Vivamos con gozo el año de la Fe.

Que así sea.
Mons. Antonio José López Castillo
Arzobispo de Barquisimeto.

Evangelio

Mateo (2,1-12): Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo.” Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: “En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel.” Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: “Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo” Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Santo Padre

Los que trabajan por la paz hacen crecer a la humanidad

Reflexión del santo padre durante el rezo del Ángelus Benedicto XVI
Ciudad del Vaticano, Miércoles 2 enero 2013 (Zenit.org).

Antes de la oración mariana, el santo padre dirigió las siguientes palabras.

Queridos hermanos y hermanas:

¡Feliz año nuevo a todos! En este primer día del 2013 quiero hacer llegar a cada hombre y mujer del mundo la bendición de Dios. Lo hago con la antigua fórmula contenida en la Sagrada Escritura: «Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y te muestre su gracia. Que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz» (Nm 6,24-26).
Como la luz y el calor del sol, son una bendición para la tierra, así la luz de Dios lo es para la humanidad, cuando Él hace brillar sobre ella su rostro.
¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él!”» (Lc 2,14). Este es el canto de los ángeles en Navidad, y es el canto de los cristianos bajo cada cielo; un canto que desde los corazones y los labios pasa mediante gestos concretos, en las acciones del amor que construyen diálogo, comprensión y reconciliación.
En esta solemnidad de Santa María, Madre de Dios, deseo hacer llegar mi cercanía espiritual y mi sincero afecto a todos los que, inspirados en la Palabra de Jesucristo, Luz de los pueblos, se esfuerzan por construir un mundo más justo y fraterno, cada vez más digno del hombre, y en el que no haya espacio para la guerra, las enemistades y las discordias. Encomiendo esta noble causa a las manos amorosas de la Virgen Santísima, Reina de la Paz. ¡Feliz año nuevo!

 

Preparémonos para recibir a nuestra Excelsa Madre a la ciudad de Barquisimeto en su visita 157

Mons. Antonio José López Castillo, Arzobispo de Barquisimeto, invita a todos a participar con fe este 14 de Enero a la Procesión Nº 157 de la Divina Pastora.

La imagen saldrá a las 9:00 am del templo parroquial en hombros de los sacerdotes y de la Cofradía de la Divina Pastora hasta el arco de Santa Rosa, donde a las 10:00 am., se realizará una misa presidida por Monseñor López Castillo.

La Procesión de la Divina Pastora es un acontecimiento festivo-litúrgico, un conjunto de actos y ceremonias de fe que manifiestan la importancia de la presencia de Cristo en la Iglesia.

Tips Evangelizadores

-Ante la Madre de Dios en la advocación de Divina Pastora todos somos iguales, la Santísima Virgen no discrimina, todos somos sus hijos.

-La Divina Pastora es una imagen para ser VENERADA, no adorada. Sólo adoramos a Nuestro Señor Jesucristo.
-La Virgen está en el cielo y es una sola, pero con diversos nombres o advocaciones, determinados por sus revelaciones o manifestaciones, en lugares y con personajes específicos. Venezuela es un país con gran arraigo por la devoción a la Virgen María en sus diferentes advocaciones.

-Es una advocación traída por los Padres Capuchinos Andaluces desde Sevilla España.

-Puede considerarse como el mayor milagro de La Divina Pastora, la conservación y aumento de la fe en los barquisimetanos y muchos venezolanos.

-Cada 14 de enero la Divina Pastora, es quien sirve la Mesa Eucarística, para que mediante las diferentes eucaristías podamos alimentarnos de la Palabra de Dios y la Comunión.

Iglesia en marcha

Información
La Curia Arquidiocesana reinicia actividades el 09/01/13

Mil Avemarías a la Divina Pastora
por Venezuela
Te invitamos para este sábado 12/01 a partir de las 12m a 6pm a rezar las mil avemarías en la iglesia Santa Teresa del Niño Jesús. Información: 0251-2513507-0414-5181389

Asesoría
Personas, parejas y/o familias que requieran apoyo para resolver sus conflictos familiares. Citas: 0251-7190050. Centro de Atención a la Familia de la Pastoral Familiar

¡El Año de la Fe!

Que la fe sea compañera de vida, compromiso a convertirnos en un signo vivo de la presencia de Cristo resucitado en el mundo
Este Año de la Fe comenzó el 11 de octubre de 2012, en el 50º aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, y terminará el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Cristo Rey del Universo. Será un momento de gracia y de compromiso por una conversión a Dios cada vez más plena, para reforzar nuestra fe en Él y para anunciarlo con alegría al hombre de nuestro tiempo (Benedicto XVI)

Objetivos del Año de la fe
1) “Invitar a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo”.
2) “Comprometerse a favor de una nueva evangelización para redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe”.
3) “Suscitar en todo creyente la aspiración a confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza”.
4) “Comprender de manera más profunda no sólo los contenidos de la fe sino, juntamente también con eso, el acto con el que decidimos de entregarnos totalmente y con plena libertad a Dios”.
5) “la inseparabilidad del acto con el que se cree y de los contenidos a los que prestamos nuestro asentimiento:
El acto de fe sin contenidos nos conduce a la total subjetivación de la fe.
Los contenidos, sin el asentimiento de la fe, instruyen nuestra mente, pero no nos unen a Dios ni son capaces de transformar nuestra vida, de convertirla al Dios vivo. Sólo si la profesión de fe desemboca en confesión del corazón podemos hablar de una fe madura, bien formada, capaz de producir frutos en los demás.
Que este Año de la Fe haga cada vez más fuerte la relación con Cristo, pues sólo en Él tenemos la certeza para mirar al futuro y la garantía de un amor auténtico y duradero
Fuente: Catholic.net

Salmo 71

Se postrarán ante ti, Señor,
todos los pueblos de la tierra

Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud.

Que en sus días florezca la justicia
y la paz hasta que falte la luna;
que domine de mar a mar,
del Gran Río al confín de la tierra.

Que los reyes de Tarsis y de las islas
le paguen tributo.
Que los reyes de Saba y de Arabia
le ofrezcan sus dones;
que se postren ante él todos los reyes,
y que todos los pueblos le sirvan.

Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres.

Oración 

Señor consagro este día a Ti
Te doy gracias por este nuevo día de trabajo.
Derrama tu paz, tu gracia, tu misericordia y
tu orden perfecto en este sitio, para que todo lo que haga prospere en gran medida.
Bendice mis proyectos, ideas y todo lo que realice,

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios