EDITORIAL: Edición impresa hará pausa los lunes

Si bien la realidad sociopolítica actual transita momentos críticos, la situación económica que vivimos los venezolanos día tras día es tan o más delicada, tanto por la destrucción de la producción como por la caída del valor de la moneda y la exorbitante inflación que nos consume.

En relación con este tema económico, el Gobierno ha creado una centrífuga incontenible, decretando constantes aumentos salariales, forzando a las empresas a aplicar los incrementos de ley en sus respectivas nóminas, pero sin poder hacer los correspondientes ajustes por escalafón en otros niveles, debido a las limitaciones de sus ingresos y los constantes incrementos de los costos operativos.

Hoy por hoy, casi todos los trabajadores en las empresas tienen un ingreso socializado, ya que en su mayoría perciben solo el salario mínimo de ley, y si se analiza el costo de la cesta alimentaria o la cesta básica, no hace falta ser un experto para darse cuenta que a una familia se le dificulta cubrir sus necesidades elementales.

Por supuesto, que si se hace un somero estudio de cómo estamos haciendo los venezolanos para sobrevivir en este país, hallamos con que cada individuo, familia y/o empresa, implementa un sinfín de alternativas y/o estrategias, sacrificando muchas cosas con tal de mantenerse en pie.

En este sentido, nosotros en EL IMPULSO, no escapamos a toda esta compleja situación, y aun cuando hemos ejecutado diversos planes y proyectos -tanto de ahorro en los costos operativos como de generación de nuevos ingresos-, nos encontramos con que para poder mantener activa la empresa, hemos tomado la difícil decisión de suspender temporalmente la edición impresa de los días lunes, de manera que podrá conectarse con los hechos noticiosos a través de nuestras redes sociales activas las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Ciertamente, cabe la pregunta del porqué de esta decisión si nos han vendido papel: aunque nos han despachado limitadas cantidades de bobinas, ocurre que para mantener este medio de comunicación como cualquier empresa, también hacen falta repuestos y otros insumos importados; y dado que el Gobierno no nos ha permitido adquirir divisas desde hace varios años, hemos tenido que pagar precios dolarizados y exorbitantes para adquirirlos.

Es importante aclarar que esta medida temporal, si bien representa un ahorro en los gastos operativos que servirán para mantener activa la empresa, persigue otro objetivo más importante: poder contar con la posibilidad de ofrecer a nuestros trabajadores, alguna mejora en cuanto a sus remuneraciones.

Ante esta situación, pedimos comprensión a nuestros lectores, anunciantes y distribuidores, reiterándoles nuestro compromiso centenario, de seguir informando de manera objetiva, oportuna, veraz, imparcial, responsable, sin censura, con calidad y utilidad, ajustada a los más elevados valores éticos, y cumpliendo su labor de interés público como servicio informativo, agradeciendo de antemano su apoyo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios