Extrabases, por: Alfonso Saer 21/10/14

DOS incómodos comodines llegan a la instancia decisiva en Grandes Ligas. Un par de clubes que entraron por la cocina, ahora son los dueños de la fiesta, los finalistas, algo que no ocurría desde el 2002. Ese dueto arriba a la cumbre luego de una temporada en la cual derribaron pronósticos y asertos. Se dice que los conjuntos anclados por el wild card acuden más calientes, con mucha hambre. Nada más cierto porque los poseedores de ese ticket generalmente se adueñan del título mundial. Entonces, dar un favorito puede ser un impulso sentimental, más no una razón técnica… LO que puede afirmarse es que los Gigantes -soberanos en 2010 y 2014- tienen más dinámica ganadora, mayor experiencia en octubre, indudable liderazgo en varias piezas. Pero Kansas City trae una inspiración que no será fácil doblegar. Es un equipo sin figuras rutilantes, eso está dicho hasta el hartazgo. Su bullpen, empero, aparece entre los grandes de la historia. Kelvin Herrera, Wade Davis y Greg Holland manejan efectividades por debajo de 1.50 a lo largo de la temporada y contra esa muralla no hay quien pueda. Los buenos equipos tienen un héroe diferente cada día y los monarcas han sido la expresión diáfana de esa afirmación… SAN Francisco no está en la hora decisiva por casualidad. Su pitcheo de retaguardia no impresiona tanto como aquel pero es muy efectivo. Jeremy Affeldt, Santiago Casilla y Javier López se combinaron en la postemporada para 15 innings sin carrera, sin olvidar que el cerrador Sergio Romo aceptó una en cuatro tramos.
*/*/*/*/*/*/*/*/*/
LOS Gigantes cuentan con una ficha relevante en octubre. Pablo Sandoval -MVP, tres HR en un juego del 2012- empujó solo una carrera en 43 turnos entre las series de división y campeonato, pero sus batazos resultaron claves. La cadena de juegos con hit (14) y de embasado (23) en postemporada certifican sus méritos en alta presión. Los Gigantes -hablando de criollos- se apoyan también en la habilidad ofensiva y el guante atrevido de Gregor Blanco, más el hallazgo de un Yusmeiro Petit, cuyo memorable relevo de seis episodios en el extrainning de 18 frente a Washington, lo consagró como tirador de fuste. Ante San Luis repitió por mitad y en total solo le han conectado dos hits, sin carrera, en nueve entradas luego de la campaña regular. Jean Machí, de grandes números en la eliminatoria, es el otro nativo con la franela de los californianos…SE trata de una serie muy criolla porque en Kansas están otros tres connacionales que alinean a diario. Salvador Pérez, Alcides Escobar y Omar Infante conforman con Lorenzo Cain una columna vertebral de alta factura. Los numeritos no impresionan a nadie en los Royals, solo que allí andan, orondos, sin ser favoritos, ni ostentosos…NINGUNO de los contendores de esta Serie Mundial ganó 90 juegos en la regular. Kansas viene invicto (8-0) desde el milagro ante Oakland, aplastando a Anaheim (3-0) y Baltimore (4-0). San Francisco abatió a Pittsburgh en la muerte súbita antes de acabar con Washington (3-1) y San Luis (4-1). La cita es hoy con Madison Bumgarner (18-10) frente a James Shields (14-8) en el Kauffman Stadium.
*/*/*/*/*/*/*/*/*/
CARDENALES no se ha podido zafar de los amargos incidentes de octubre. Esa ERA de 5.29, última en la liga, es la respuesta para quienes preguntan qué pasa. Hay inconsistencia entre los abridores y los relevistas. Es menester una ofensiva que genere de promedio seis anotaciones para ganar encuentros… EN algún momento se pensó que los innings centrales estaban a resguardo, pero hay una gran irregularidad (4.07) en el grupo que en esas instancias utiliza Félix Fermín, manager que ha movido bien las piezas, aunque probablemente no maneje los datos de que Paulo Orlando no batea bien en turnos de alta responsabilidad -se destapó como noveno- y Joe Thurston siempre ha sido mejor abridor que quinto palo. El club no ha contado con tres fichas que estaban en los planes: Jesús Montero, José Peraza y César Hernández, este último en vías de incorporarse…DE los tiradores importados es inquietante el saldo. Con Jeff Bennett lesionado, Terry Doyle mejoró en su segunda apertura, pero en las faenas de respaldo no funcionaron debidamente en la segunda semana Francisco Cruceta y Will Lamb. Manny Acosta aún no está a plenitud y Scott Patterson luce con el brazo recuperado, como para ser un lanzador de sexto o séptimo innings. Mejor impresión ofrece Tim Gustafson (1.59), con todo y que ha perdido dos juegos. Uno de los problemas es recibir muchas carreras temprano, algo recurrente en todos los abridores, cuyo promedio de limpias es de 6.94.
*/*/*/*/*/*/*/*/*/
BRIAN Hernández luce con un bate alegre y quizás vaya subiendo en la nómina. Se necesita fuerza para apoyar a Carlos Rivero, convertido en un pelotero de mucho rango, un out muy difícil en el circuito. El año pasado Lara tuvo cuatro zurdos importados (Pederson, Moustakas, Lambo, Buss), aparte del ahora ausente Luis Jiménez y un Luis Valbuena que le da aplomo y seriedad al corazón de la alineación. Hoy la situación es diferente…ESTA tercera semana se vislumbra clave. No se trata solamente de mejorar el registro peligroso de 2-8. Es que la gira se las trae y no se ha podido ganar ninguno de los cinco encuentros en carretera. Es un viaje exigente por Maracay, Caracas y Puerto La Cruz (2), a pura rueda. Seguir en negativo encenderá luces rojas en los tableros de mando…CON figuras jóvenes casi totalmente ausentes, la banda alada ha recurrido rápidamente a sus contactos foráneos. Si viene Héctor Luna (.317. 17HR, 73CE en Japón) habrá apoyo para Rivero, poco protegido hasta ahora en su tercer turno. El dominicano, 34, sumó 339 juegos en Grandes Ligas entre el 2004-2012. Batea a la derecha…PERO hay que ponerle el ojo al pitcheo, dolor de cabeza eterno. En ese departamento no hay tiempo que perder, no hay mañana para los cambios. Llegó Richard Castillo, que puede ser una interesante adición en el grupo de abridores. Decíamos arriba que con 5.29 de efectividad no se va a ninguna parte. Al menos nadie lo ha hecho en ninguna liga. Lo que parecía un staff consistente, ahora es un grupo preocupante. El beisbol es tan cambiante como la vida misma…”Octubre, ay octubre”, como decía el celebrado Lázaro Candal.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios