Extra Bases del 30-12-16

COMPACTO, atrevido, cohesionado. Sobre todo alegre y retador. El Cardenales que luce tanto en esta segunda mitad de temporada mueve la adrenalina de los aficionados. Hasta el miércoles cosechó 38 triunfos, cifra muy crecida en los campeonatos de hogaño, parejos, difíciles. Se muestra como un club sin grietas, decidido. Si algo hay que reconocerle al mánager Luis Dorante ha sido la energía que le insufló al club. Esta es una liga en la cual la relación entre estrategas y jugadores está por encima de la dirección en el campo. Ya vimos como el campeón Aragua y los dos clubes que concentran mayor cantidad de seguidores, defenestraron a sus pilotos, en todos los casos porque el ambiente interior se les llenó de asfixiante clima de tensión… LARA tuvo, desde sus mandos gerenciales, la paciencia para armar un equipazo. Traer a Manuel Piña desde Bravos fue un movimiento clave. El careta barquisimetano transformó al elenco con su manejo detrás del plato, amén de su determinante ayuda con el madero. Esa pareja llena de electricidad alrededor de segunda base es conmoción en el circuito. Ildemaro Vargas y Juniel Querecuto le imprimen un vigor increíble a la divisa por su juego distendido, osado, intenso. Son llave en la intermedia y arriba en el lineup. Batean para altos promedios y de ambos lados del plato. Contagian su alboroto porque disfrutan como niños de la acción en el terreno. Cómo hicieron para convencer a Paulo Orlando, vaya uno a saberlo. El paulista le impone una categoría especial a esa línea central tan promovida, efectiva y única en el actual campeonato.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

LA última vez que los pájaros rojos estuvieron debajo de .500, registraban 16-17 en la tabla. Desde entonces muestran balance de 22-7. O sea, han ganado tres de cada cuatro en un impresionante rush que arrancó a finales de noviembre. El mismo club que despliega una ofensiva radiante de casi siempre diez o más hits por juego, era el que no encendía motores. Carlos Rivero soportaba el peor slump de su vida, Vargas no encontraba su tiempo con el madero, Jesús Montero aún no se convertía en la baza principal del ataque y Rangel Ravelo no se parecía al artillero de un año atrás. Hubo de llenarse de paciencia el cuerpo técnico. Es que ese grupo no podía ser lo que mostraba, los hechos lo constatan… PERO el pitcheo nunca tuvo vaivenes, altibajos. Ostentar una marca de 44 juegos con los abridores arribando al mínimo de cinco innings, es algo fenomenal en un circuito tan enrevesado como este. Los cuatro que comenzaron (Rivero, Martínez, Molina, Jiménez) están allí. Han ganado 21 careos y los tres primeros son precisamente los que encabezan la efectividad de la LVBP, ausente William Cuevas, líder del renglón. Si les gustan las comparaciones vayamos a la cuarteta campeona de la 97-98 -Beiker Graterol (9-1), Giovanni Carrara (7-1), Juan Rincón (5-1) y Edwin Hurtado (8-4), cabezas de un grupo que en total reunió 43 ganancias. O aquella fenomenal de la 90-91 -Oswald Peraza (6-0), Rob Wishnevski (6-1), Willie Banks (6-1) y Antonio Castillo (6-2). Ustedes saben la conclusión.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

INTERESANTE que un puntero con holgura no haya tenido un taponero crédito, estelar, definido. Cardenales mantiene el liderato de rescates (22) y la gestión se la reparten ocho lanzadores. Hubo un momento en que la plantilla no presentaba a nadie disponible y apareció como salvación el inesperado Jesús Parra (5)… SIEMPRE apuntamos que en este campeonato criollo por encima de todo priva el pitcheo intermedio. 27 tiradores han tenido actividad en esos tramos de sobresalto. Hay abundancia de buenos brazos. Los exmagallaneros David Martínez y Jesús Sánchez han cumplido gran trabajo. Dayán Díaz y Thiago Da Silva quemaron muchos cartuchos en tiempos apremiantes. Osmer Morales fue creciendo lo mismo que Johndaniel Medina. Al final se han incorporado los dominicanos Melvin Mercedes y José Cisnero. Apareció una carta fundamental como el grandeliga Luis Avilán, candidato a resolver en cualquier instancia… EN el draft de hoy -o mañana- se amarrará un cerrador, el tornillo que le falta a la maquinaria. Había contactos con Juan Carlos Gutiérrez (Caracas) y aguardaban por el otro eliminado. Un pitcher más y un jardinero surgían como opciones probables. También hay que mirar el listado de disponibles y lo que dejen los otros cinco contendores en cada ronda. La salida de anoche era importante para determinar la condición actual de Williams Pérez, el quinto baluarte de la rotación. Quizás se opte por alguna sustitución para el pitcheo de los tramos centrales, el cual siempre es válido reforzar. El principal elemento a resguardar no es físico. Vale preservar esa intensidad que se ha ganado el respeto entre los otros escuadrones de esta liga… LARA, sin triunfalismos ni confianza extrema, está para grandes cosas. El camino presenta tres vallas a salvar. El material es de primera, el optimismo insuperable y el desempeño en el terreno de increíble calidad.

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

CUATRO generaciones de un mismo apellido han pilotado esta institución que el domingo cumplirá 113 años. Nunca se ha renunciado a un principio, ni doblegado ante la mano impía de un dictador. La dignidad permanece por encima del oprobio. Los decálogos que enmarcan los preceptos inviolables de esta casa periodística no son negociables ante la tenaza que ahorca y el régimen que amenaza… MEDIO siglo en estas páginas deportivas enerva nuestras fibras cuando se acomete contra un farallón de la expresión legítima de un pueblo y un país. Corre el orgullo en nuestras venas ante los atentados vergonzosos que intentan destruir un ícono de la comunicación social venezolana… SI fuera menester, EL Impulso moriría de pie, con fidelidad a los irrenunciables mandatos de quienes en los albores del siglo veinte abrieron las ventanas de la verdad, la honra, el servicio público. Olvidan los verdugos que todo es pasajero y nada es permanente. Lo que siempre será insoslayable y de vigencia eterna es la fuerza del bien y su imbatible dominio sobre la maldad. Esta tempestad precede una calma formidable para Venezuela. Aquí no hay lágrimas. Somos gente de firme postura e indeclinable creencia en la justicia. Cercana por cierto. ¡Ánimo compañeros!.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios