Extrabases

SIETE coronas en 51 participaciones no son una renta estimable. Eso es lo que ha logrado Venezuela en las Series del Caribe que se juegan desde 1949, con una interrupción de diez años -entre el 60 y el 70- en la cual hubo hasta un evento llamado Serie Interamericana. La cifra de lauros no se corresponde con la realidad de nuestro béisbol. Si tomáramos en cuenta el actual espectro de calidad, Dominicana y Venezuela deberían ser superiores en la mayoría de las contiendas que se efectúan en estos tiempos…

YA ustedes saben que los grandeligas -con excepciones- y los prospectos no van al certamen, aunque eso es válido también para las otras representaciones. Las novenas merman en su contenido cualitativo y hasta peloteros que han dejado de jugar y entrenar son llamados para cubrir cupos de emergencia. Por eso la justa es tan atacada, quizás irracionalmente, y la Confederación del Caribe poco puede hacer para que los actores de mayor nivel intervengan y la fecha sea alterada, adelantada o, menos, retrasada. Está lo más cerca posible del final de los torneos locales, y cualquier día que se demore en febrero atenta contra el famoso convenio de invierno…

TAMBIÉN se critica el formato eterno de dos vueltas, pero nadie ha propuesto algo que sea verdaderamente atractivo. A fin de cuentas qué se puede hacer con una contienda de seis días. No hay tiempo para algo distinto que sea verdaderamente viable, como sacar un par de finalistas por ejemplo, tal como se hizo cuando el compromiso estaba en terapia intensiva y lo llevaron un par de veces a Miami, incluso para jugarlo en un terreno de fútbol americano adaptado a la circunstancia…

HAY cosas que no tienen regreso y la calidad de la serie caribeña puede ser una de ellas. Los protagonistas estelares requieren de un descanso físico lógico y hasta unas vacaciones con la familia, mientras sus organizaciones presionan desde arriba para que paren la actividad. Aunque parezca una contradicción, la Serie del Caribe es una víctima del alto nivel que han alcanzado los países de la región.

MALA propaganda, terrible imagen. La afamada revista “Sports Illustrated” hizo un reportaje sobre Wilson Ramos que nada tiene que ver con las virtudes del catcher aragüeño en un terreno de pelota. Se refiere el artículo al secuestro sufrido por el careta y la inseguridad que desgarradoramente viven actualmente figuras del deporte, especialmente en un país como el nuestro. Tristeza es lo que uno siente… ZULIA acaba de anunciar que, de común acuerdo con Lipso Nava, este prefiere dar un paso al costado y prepararse más en los años venideros antes de asumir definitivamente el cargo de mánager de la divisa. Si eso es exactamente así como se cuenta, se trata de un caso atípico, sin dudas. Pero hay personas que piensan muchas veces en la permanencia a largo plazo en un plantel y no en el filo de la navaja representado por un cargo de piloto en esta liga. La baraja de opcionados incluye hasta nueve nombres, entre ellos Luis Dorante, Ryne Sandberg, Mark Parent, Alfredo Pedrique, Carlos Subero, Bill Dancy y Dave Milley. La directiva rapaz no ha ocultado nunca su preferencia por los estrategas foráneos…

MAGALLANES prefiere esperar antes de ratificar a Carlos García en las reuniones que se darán en marzo y abril. “Él tiene la primera opción”, es cuanto dice su gerente deportivo Luis Blasini. Cardenales hará jornadas de reflexión a finales de este mes y no dará noticias sobre su timonel de la 12-13 hasta que visiten los campos de entrenamiento en marzo. En la lista de candidatos solo aparece Pedro Grifol, quien deberá ser ratificado en breve. Caribes y Caracas posiblemente no hagan cambios en la materia. Aragua y La Guaira ni hablar.

NO se puede calificar de experimento, pero el cambio de Miguel Cabrera a la antesala de los Tigres tiene sus bemoles. El maracayero está mucho más corpulento, adicionando kilos en cantidad, lo cual crea dudas acerca de su movilidad en la llamada esquina caliente, donde cometió 48 errores en 387 partidos. Deberá trabajar mucho para que retorne su elasticidad, aunque debe recordarse que el slugger es un infielder natural y firmó al profesional como campocorto…

EN República Dominicana la mayor ambición es ser pelotero. Por eso aumenta a raudales la cantidad de liga mayoristas de esa nación. Ese deseo se trastoca en muchas irregularidades, sobre todo por la falsificación de documentos, cambiando identidades y fechas de nacimiento. Los casos más recientes y sonados tienen que ver con Fausto Carmona, detenido frente al Consulado de USA en Santo Domingo y cuyo verdadero nombre es Roberto Hernández Heredia, de 31 años, junto al de Leo Núñez (Juan Carlos Oviedo, 29, en su acta de nacimiento), también sometido a juicio. Quisqueya ha dado 542 grandeligas, la máxima cifra para un país que no sea Estados Unidos, y 68 de ellos han estado en Juegos de Estrellas. ¿Cuántos habrán alterado su documentación?…

SAN Luis enfrentará un año difícil en el campo y con los aficionados. No tienen al dominicano Albert Pujols, enseña de la divisa, y se retiró Tony LaRussa, de esos mánager capaces de ganar con la novena que tengan. Otro elenco que está en veremos es el de Milwaukee, huérfano de un toletero como Prince Fielder, aunque adicionaron a Aramis Ramírez. Además, no se sabe si Ryan Braun deberá cumplir los 50 juegos de suspensión por dopaje… EN Oakland, Billy Beane trata de hacerle honores a la película “Moneyball”, con guión en base a su trabajo gerencial. Ya no tienen a Trevor Cahill ni a Gio González, mientras los aficionados huyen del parque. Parece un hecho el traslado del equipo a San José, California.

EN las Series del Caribe los recuerdos también son caudalosos. En el estadio “Quisqueya”, donde ayer se inauguró la justa 2012, todavía hay parroquianos que rememoran -nosotros lo transmitimos- el tablazo que le propinó Antonio Armas a Mario Soto el 6 de febrero de 1980. Fue un grand slam que volteó la pizarra, 4-2, y la pelota voló a unos 440 pies del plato, sobre una zona reservada para privilegiados… AQUEL Caracas que fue a ese clásico tenía a David Concepción, Marcano Trillo, Armas, Baudilio Díaz, Dwayne Murphy, Ken Phelps y Oswaldo Olivares. Aunque con el bambinazo de Armas le ganaron al Licey, este quedó campeón con una tropa que incluía a Pedro Guerrero, Rafael Landestoy, Miguel Diloné, César Gerónimo, Mike Scioscia y Tony Peña, entre otras estrellas. Pablo Torrealba fue quien venció a los liceístas en labor de 7.2 innings… DOS años más tarde (1982) en Hermosillo, México, nos deleitamos con los Leones, ganadores de su esa justa caribeña al mando de Alfonso Carrasquel, primer criollo en anexarse tales honores. Se cumplen exactamente tres décadas de aquella gesta. Luis Leal tuvo dos triunfos (7-3 ante Dominicana, recibiendo 12 hits, y el decisivo, 2-1, frente a Ponce de Puerto Rico, con labor de una carrera y cuatro imparables en siete tramos…

INOLVIDABLE la victoria 1-0 en once innings frente a Escogido, con hit de oro del zurdo Greg Guin frente a Rick Mahler, quien lanzó completo por los leones dominicanos. Tom Dixon, tirador de grandes faenas en Venezuela con Lara y Caracas, se fajó en los primeros nueve episodios con Mahler, recibiendo solo dos cohetes y entregándole luego al taponero vencedor Ed Vanderberg…

AQUEL Caracas tenía a Baudilio Díaz, Leonardo Hernández, Luis Salazar y Antonio Armas, mientras la combinación alrededor de segunda la conformaban Ron Gardenhire -por muchos años mánager de Minnesota- y Steve Sax. Como puede entresacarse, entonces los peloteros se cansaban menos que ahora y las restricciones casi no existían. Todos los mencionados estaban en Grandes Ligas o en vías de graduarse. Luis Leal era abridor estelar de los Azulejos de Toronto y se mandó la campaña regular, los play off y un par de juegos en la Serie del Caribe. Por eso, sentenciamos, son tiempos que no volverán.

Comentarios

Comentarios