Extrabases 02-02-2017

Alfonso Saer |

En la quinta década de la centuria anterior, Cuba era la matriz generosa que producía peloteros, azúcar, boleristas y guaracheros a granel. Antes de la desgracia de la tiranía aún vigente, en la mayor de las Antillas emergían la alegría, el buen ron blanco servido como mojito y las atracciones nocturnas. Tan fuerte era el beisbol de la isla que las últimas cinco Series del Caribe de la primera etapa (1956-1960) se las repartieron entre Marianao (2), Cienfuegos (2) y Almendares. El otro elenco tradicional era el Habana, monarca en 1952. Total, de doce clásicos en la fase inicial del evento, los nativos de esa tierra tropical alzaron siete veces el trofeo… EL beisbol hierve en la sangre de cada cubano. Volvieron a la justa de la cuenca tras 54 años de ausencia en Margarita (2014) y treparon hasta la cima al año siguiente con los Vegueros de Pinar del Río. Ellos podrán haber perdido la libertad, las comodidades mínimas, el sustento propio, parte de su identidad, pero jugar beisbol es algo que llevan en el alma. La victoria de antenoche en Culiacán frente al Licey todopoderoso (4-0), nos transportó a los años cincuenta. Entonces oíamos en la radio aquellos eventos que flotaban sobre figuras de alto relieve. El debut nuestro en 1949 fue una pesadilla frente al duro Almendares, autor de una paliza 16-1 en el sabroso estadio del Cerro en la capital cubana, capaz de recibir hasta 35 mil espectadores. De hecho, nunca pudimos alcanzar la cima en ese trecho inicial de la competencia.

EN  la liga nacional cubana los nombres tradicionales no existen. Solo los historiadores recuerdan aquellas escuadras insertas en formidables torneos. Pero la manera de jugar a la pelota es la misma. El combinado actual se llama Alazanes de Granma y allí hay talentos que brotan como piedras en el río. A través de la televisión es fácil advertir a los buscadores de talento con sus pistolas de medir rectas, libretas para analizar herramientas humanas y sus escondidos deseos de comunicarse con jugadores que tienen prohibida cualquier relación con el mundo desarrollado… SERÍA injusto negar que Cuba le ha devuelto a la Serie del Caribe buena parte del señorío que había perdido. Ahora sí hay legitimidad en la confrontación de cinco naciones que representan el poderío beisbolero del área. Han oxigenado un evento que moría por falta de atractivos y modificaciones fundamentales. Imaginamos al constreñido pueblo de la conga y el danzón sirviendo de sede a uno de estos clásicos, lo que ya está en pleno proceso de aprobación. El asunto es saber cómo harían los organizadores para sufragar los altos costos que obligatoriamente deben asumir… LA justa no es precisamente el encuentro de los mejores protagonistas de cada país, ya sabemos por qué, pero hay un buen nivel que  se mantiene pese al acoso de MLB, restricciones abundantes, ausencias lamentables. Hay mucho dinero de por medio en contratos de astronómicas cifras como para arriesgar cuerpos que valen oro en polvo. La serie respira hondo y se nutre de nuevos aires. Ya no es el monótono careo que generaba hastío.

 

VENEZUELA no ha visto reflejada su raigambre beisbolera en los grandes cotejos internacionales. En el Clásico Mundial no ha podido jugar una final y en las series caribeñas es la nación de más baja cosecha con siete gallardetes. Si hurgamos más profundo, en los campeonatos internacionales de la FIBA no hay nada que nos haya acercado al lugar primario desde el Panamericano de 1959 en Chicago. No es momento para entrar en detalles acerca de la pésima dirigencia que se ha enquistado en el organismo que rige los destinos del beisbol en el país, esa misma pandilla que no aguanta la más ligera revisión de sus cuentas… EL inminente CMB asoma como una oportunidad para reivindicarse. De hecho lo es. El primer compromiso frente a Puerto Rico, el 10 de marzo en Guadalajara, está distante apenas un mes y fracción. Las grandes figuras del combinado azul -no será vinotinto porque este color trae mala suerte, según el presidente de la Federación- entrenan en buena parte por su cuenta, iniciativa que denota la preocupación por no llegar bajos de forma a una competición que tiene muchos problemas para que participen los peloteros de mayor calibre en cada país. Ojalá, por ejemplo, que Félix Hernández no haga el primer pitcheo presentando el mismo nivel que mostró en las aperturas realizadas con Magallanes. Tenemos en Miguel Cabrera y José Altuve dos súper protagonistas, entre otros, pero sin la suficiente preparación para una exigencia de tal calibre pueden quedar inservibles las robustas estadísticas de ambos. El cronograma de entrenamientos y eventuales partidos de preparación es de perentoria importancia. El grupo D -Puerto Rico, Italia, México, Venezuela- se ve complicado. El primer choque ante los boricuas es clave, obligante.

 

COLOMBIA puede hacer pasar un susto a los “caballos” del enredado grupo C, donde compartirá en el Marlins Park con USA, Dominicana y Canadá. Hay conocidos como Reinaldo Rodríguez y Giovanni Urshela. Figuras como José Quintana -abridor contra USA- Julio Teherán, Sugar Ray Marimón, Tayron Guerrero, y refuerzos venezolanos como Guillermo Moscoso, César Jiménez, Yohan Pino y Alberto Callaspo… ESTADOS Unidos ya tiene su lineup, según el periodista Jon Morosi. Sería el siguiente: Adam Jones (CF), Ian Kinsler (2B), Nolan Arenado (3B), Mike Stanton (RF), Buster Posey (C), Daniel Murphy (DH), Paul Goldschmidt (1b), Andrew McCutchen (LF), Brandon Crawford (SS). El piloto Jim Leyland no ha dado el nombre del abridor… FÉLIX Fermín fracasó aquí con Cardenales, pero es el único manager que ha ganado tres Series del Caribe. Lo hizo en 2001, 2003 y 2007 con las Águilas Cibaeñas… ALFONSO Carrasquel (1982) y Carlos Subero (2006) son los estrategas nativos que alcanzaron un título caribeño, en ambos casos con Caracas… EL novedoso estadio de los Tomateros de Culiacán tiene capacidad para 20 mil personas. Cuenta con la pantalla gigante más grande de Latinoamérica (33 x 11 metros), palcos de lujo, suites y una arquitectura muy moderna. Disfrútenlo en la TV… EL grupo de venezolanos que entrena en la Universidad Internacional de Florida, en Miami, lo hace por su cuenta, evitando las restricciones del CMB. Sobran optimismo y status. Queda un mes para afinar detalles. Omar Vizquel se estrena con un compromiso de gigantes… ROUGNED Odor, suplente de lujo en el clásico, cumple hoy 23 años. Ya cuenta con tres de experiencia en el máximo estrato.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios