Extrabases 02/01/2015

SINGULAR carga de emociones. Inédita batalla por el quinto lugar. No ha comenzado la semifinal y los capítulos de alta tensión están en pleno despliegue. Filas inmensas de aficionados para atrapar una boleta de entrada. El round robin no ha podido tener una antesala de mayor expectativa. Dos juegos extras para definir el último participante… LARA, Caracas y la Guaira se parecen. Los tres han pisado arena movediza todo el torneo. Los pájaros rojos arrancaron en falso, se recuperaron en grande, transitaron por un bache terrible en las postrimerías y regresaron con dos triunfos al final, cuando muchos llamaban milagro una poco probable combinación de resultados. Los Leones estuvieron dentro una buena parte de la campaña y descendieron estrepitosamente. Entonces nadie daba un céntimo por el cuadro capitalino, pero cayeron en barrena sus rivales de hoy y ello les permitió, incluso, estar en algún instante disfrutando de la quinta casilla en solitario. Nada diferente en los Tiburones, de dos caras bien definidas. Once reveses en fila y se observaban desarticulados. Luego nueve victorias en línea y el aprovechamiento de los tropiezos de Cardenales -nueve derrotas en diez compromisos- para colarse incluso sin compañía hasta el quinto sitio… HA sido un torneo de dos bloques. Arriba, desde el principio, Caribes y Zulia al galope, con Aragua flotando entre dos aguas, pero siempre zafándose de los perseguidores. Bravos nunca fue rival y por ello los tres competidores de hoy estuvieron luchando contra la tormenta. Empate histórico para pugnar en Barquisimeto la llave maestra hacia el siguiente compromiso.

RESCATAMOS la seriedad y honestidad del espectáculo por encima de todo. Magallanes salió con toda su fuerza de eterno rival para quitarle al Caracas la opción de pasar libre hacia la quinta casilla. Zulia no pudo ser más intenso en sus dos lides frente a La Guaira, arrebatándole en once entradas la posibilidad de cargar con el ticket a la semifinal. Anzoátegui puso a su elenco de primera para tratar de contener a Cardenales, cuyo chance dependía de tantos cruces que generaba pesimismo en sus seguidores. Por todo lo anterior uno siente orgullo de que el béisbol venezolano sea tan limpio, exento de todo manejo extraño, libre de sospecha… CARDENALES se coló por la baranda, como dirían los hípicos. Ni se imaginaban los larenses que el dominio estrecho en las series particulares les concedería el privilegio de ver en casa el careo entre los otros dos aspirantes al quinto lugar y, más que eso, esperar con el respaldo de sus seguidores el partido de cierre, hoy por la noche, contra el vencedor de las horas vespertinas. La localía siempre será un factor importante, por supuesto no determinante… QUEDA confirmado que en el béisbol los únicos imposibles los arrojan las matemáticas. Si existe una opción hay que jugarla, por lejana que sea. Lara necesitaba que se dieran muchos resultados y así fue. Un club que en la segunda quincena de diciembre se vio sumido en un sopor inexplicable, volvió a la vida con un impulso que probablemente lo lleve hoy a salir con gran furor en busca de su credencial de semifinalista.

ES poco menos que una necedad dar favoritos. La única ventaja real es que Lara jugará un solo encuentro y lo hará sin la presión de un primer choque, aparte de la sintonía con sus aficionados, hambrientos como nunca de un round robin que los ha tenido como ausentes en varios años recientes. Por deducción simple la ve más difícil el que debe triunfar dos veces. El desgaste que puedan vivir los bullpen en el careo de apertura podría arrojar incidencia evidente para las acciones de segunda hora del equipo airoso por la tarde. Pero si algo bueno tiene el béisbol es ser, sin dudas, el más impredecible de los deportes… HOY el “Antonio Herrera” será un caldero hirviente con enseñas mayoritarias de Lara, aunque con presencia importante de caraquistas y guaireños. Los teléfonos repican con voces suplicantes por una entrada. Hasta violencia hubo ayer en el estadio. Habrá quienes paguen su boleto a precios exorbitantes ya que la reventa es una costumbre tan arraigada como el béisbol mismo. Es un sistema que tiene muchos amigos, un modus vivendi. Antes que nada hay que disfrutar el panorama, las tribunas llenas de pasión. Hay un ambiente de final, un adelanto ardoroso en un campeonato que cobra, antes de tiempo, matices especiales generalmente reservados para los instantes cruciales, postreros. Eso de que veamos en el parque de la Rotaria a Caracas y la Guaira fajados, es una imagen que no teníamos en la libreta de posibilidades. Caja de sorpresas este deporte.

CARACAS compila cinco juegos de desempate en la eliminatoria. Los ha ganado todos, incluso en la 81-82 cuando dominó en la gran final a Lara. Participó en un triple empate en la 71-72. La Guaira ostenta también un buen registro en partidos extras (4-1) con una triple igualdad que ganó en la 66-67. A los pájaros rojos no les ha ido bien a la hora de sentenciar por esa vía. Perdieron ante los Leones en la 76-77 y frente al Zulia en la 2009-10. ¿A la tercera va la vencida?… CARDENALES hará su apuesta decisiva con Raúl Rivero. Se trata de la carta más alta en la escasa baraja actual. Es un tirador ya acostumbrado a lances de fuste. Anda en una buena temporada (4-1, 3.90) y no le tiembla el pulso en estos cotejos de recia monta. Garantiza casi siempre cinco o más innings, aunque imaginamos que el manager Félix Fermín tendrá a todos sus tiradores en alerta porque reservar brazos no tiene sentido… LARA ha sido un elenco enigmático, capaz de sorprendernos grata o ingratamente. Lo mismo cae en un sopor prolongado que revienta con inusitada violencia en sus maderos. Ha sido un equipo de rachas y pareciera que intenta cuajar una positiva luego del despertar de su ataque ante La Guaira y Caribes. Su tridente ofensivo -Rivero, Valbuena, Orlando- requiere mucho del respaldo de sus abridores -González, Hernández- pero en la parte baja radica el problema crónico de la temporada. Creemos que el bate de Jairo Pérez está de vuelta y quizás la mejor movida fue dar de baja a Young y Linares, dos embarques monumentales… LOS que entran por la cocina terminan en el lobby. No les parezca extraño que el campeón de la zafra esté jugando hoy en el estadio barquisimetano. A nada le temen más algunos contendores que al enfriamiento originado por una clasificación temprana. Y nada es más claro que el calor quemante de los conjuntos que llegan en agonía al segmento crucial de la campaña. A deleitarnos con la velada de hoy.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios