Extrabases 15/01/13

ENZO Hernández careció de la ofensiva que ha complementado el desempeño de otros campocortos venezolanos. Si su bate hubiese sido más dañino y punzante probablemente se le incluiría con mayor notoriedad en la amplia galería de los exquisitos torpederos nuestros. Era, sin dudas, algo especial en la defensa. Si quieren un concepto de tronío sobre el pequeño de Valle de Guanape consulten la sabiduría de Luis Aparicio, su mentor, el hombre que le entregó al final de los sesenta el guante y la posición seis en los Tiburones de La Guaira. Es que de verdad se parecía en el campo -por sus movimientos acompasados y la seguridad única en los desplazamientos- al auténtico ícono de ese reputado sector que han engrandecido los criollos…..LO vimos mucho. Tenía un olfato especial para atacar las rolatas. En el llamado hueco -el fondo entre tercera y short- hacía filigranas que remataba con sensacionales tiros. La Guaira logró que la difícil sucesión del astro marabino no resultara traumática debido a las dotes singulares de quien hoy acaba de tomar una siempre incomprensible decisión. La llave que estableció con Remigio Hermoso nos dio trazos de una luminosidad muy radiante. Eran verdaderos rayos ejecutando las jugadas de doble out y se sabían de memoria los movimientos de uno y otro….FUE factor preponderante en el tercero (68-69) y cuarto (70-71) títulos de los Tiburones, con aquella generación de José Herrera, Ángel Bravo, Remigio Hermoso, Oswaldo Blanco, Paul Casanova, José Cardenal, Aurelio Monteagudo, Adolfo Phillips y Pat Kelly, entre otros…..VIVÍA casi exclusivamente del guante y lo que aportaba con el bate se consideraba un  anexo. En Venezuela nunca dio jonrón en 1.953 turnos y 11 temporadas, siempre con La Guaira, aparte de la conjunción de este club con el Caracas en la 75-76, el llamado Portuguesa. Su average lo dice todo (.248)…..EN 1971 los Padres de San Diego le encomendaron la custodia de la llamada grama corta, donde estuvo como titular en seis de ocho campañas. Un detalle refiere sus virtudes en la defensa. En ese año de su estreno tomó 549 turnos oficiales y apareció en el plato 618 veces. Solo bateó .222 y empujó escasamente 12 carreras. No sabemos si la marca persiste, pero era el único jugador en la historia de Grandes Ligas con esa mínima cantidad de remolcadas y más de 500 chances legales en el pentágono. Eso lo dice todo. Así era de grande Enzo Hernández como bastión del shortstop. Descanse en paz.

——————————————————

COMO si fuera una letal transfusión sanguínea, la violencia que atormenta y siega la vida de tantos paisanos, se acerca a los estadios. Es un mínimo asomo, pero está ahí, copiando vulgares barras agresivas que invaden los graderíos futboleros o los estantes basqueteros. Nuestro trabajo nos hace recorrer los escenarios peloteriles de punta a cola y nos untamos de esos detalles impuros que amenazan lentamente. Es cierto que los managers y jugadores deben tener la piel de cocodrilo para ignorar el derrame de improperios que a veces salen de las tribunas, pero los cánticos agresivos suelen tocar las fibras de los protagonistas…..MIENTRAS sean meras palabras y no se pase a los hechos la situación estará bajo control. Pero ya existen muestras de episodios que superan lo tolerable. Esta pasión nacional exacerba a los aficionados, transformados en fanáticos que lloran o ríen según los resultados. No pretendemos estadios callados, sumidos en bostezos. El béisbol se sufre o se goza en cada hogar o sitio de reunión. Cierto, los peloteros son los artistas que deben acostumbrarse a la rechifla o al aplauso. Los sentimientos tienen que ver con los resultados y ninguno de los que está en medio del circo debe pretender tribunas ensimismadas, solo listas para vitorear. Eso no va a cambiar nunca…..GRITEN, piten y protesten, pero sin recordar los seres queridos. Y menos entrar en el campo de la agresión directa. Salvemos a nuestro hermoso béisbol, tan alegre y prístino, de esa atmósfera que desgraciadamente cubre al país desde sus más altos estratos.

————————————————————

NO hay sorpresas. Los premios individuales de la temporada tenían favoritos irrefutables. Había líneas nacionales como Salvador Pérez (Novato) y José Castillo (Regreso), pero era difícil quitarle el MVP a Ernesto Mejía, pese a los logros destacados de Gorkys Hernández. Los que empujan carreras siempre tendrán las cargas a su favor y el guanareño de las Águilas -también el mayor productor- es un especialista en el envío de compañeros al plato. Para escoger hacemos a veces el siguiente ejercicio. Sacamos los números del individuo e imaginamos al equipo sin ese aporte. Calculen que habría sido Zulia sin Mejía……LA única selección que no acertamos en nuestros formularios fue la de Pedro Grifol como manager sobresaliente y entendemos que los méritos de Alfredo Pedrique resultan incuestionables. Lo que pasa es que el cubano-americano tuvo que luchar con un club que a lo largo del certamen ha tenido un pitcheo abridor agrietado, insuficiente e inestable. Y no era favorito de nadie para clasificar. Miren por donde va…..YOHAN Flande es de la extracción más humilde posible. Nació en El Seibo, Dominicana, hace 26 años y aún no sabe leer ni escribir. Se expresa con dificultades, algo que no le ocurre a la hora de sacar los outs. Se fue dejando un buen recuerdo por el juegazo que tiró antenoche en Puerto La Cruz. El comentarista Edgar Pacheco, del circuito radial larense, lo abordó al final del cotejo y le preguntó qué le había dicho en un momento del partido el coach Oswald Peraza. Sincero, repitió las palabrotas que le abrocharon para templar sus ánimos. Desinhibido el muchacho.

——————————————————-

 CUIDADO con los egos. En el Clásico Mundial lo difícil es mantener la armonía en la cueva. En el caso de Venezuela se trata de conformar una verdadera legión de figuras resonantes y eso debe hacerse con pinzas muy finas y pies de plomo. Hay candidatos a granel pero varios de ellos difícilmente aceptarán estar en la banca consuetudinariamente. Por ejemplo, cómo escoger entre Elvis Andrus, Asdrúbal Cabrera y Alcides Escobar para la posición seis. ¿Cuál será el criterio predominante?…..EL gran trabajo parece estar de lado afuera, con suma diplomacia, mucha mano izquierda. Hay peloteros que no quieren ir porque saben que serán suplentes y la tarea es convencerlos de la importancia que representa una buena banca…..HAY que estar claros en otra cosa. No se gana con el puro nombre de los jugadores. Es menester que los escogidos estén en la mejor forma posible. Países como Japón -doble campeón- Cuba y Corea han pasado por encima de los emblemáticos de este deporte porque han reunido a sus mejores cartas disponibles con mucha antelación, algo que, sabemos, no es posible, en el caso de los representativos de mayor fuste.  Nadie pone en duda, por ejemplo, sobre la altísima calidad y la titularidad para Miguel Cabrera y Carlos González, para citar dos nombres. Uno se pregunta si el bate de ambos estará a tono, en tiempo, en esos primeros de marzo. Al menos por encima de Ernesto Mejía y Luis Jiménez, para ubicar dos nombres renuentes a presentarse. Por eso, el asunto es una labor de cancillería. Nada fácil.

——————————————————

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios