Extrabases 17-01-17

Alfonso Saer |

¡POBRE Caracas! Luis María Frómeta no podría cantarle hoy con frenesí a su querido terruño de adopción. La desolada ciudad alguna vez llamada “sucursal del cielo”, ni siquiera tiene -en medio de sus terribles gérmenes de delincuencia, escasez e inflación- un estadio de béisbol decente. Da grima entrar al Universitario, vergüenza para un país que apoya este deporte como primera diversión. Sin embargo, es tanta la afición que, por encima de la suciedad, incomodidad e inseguridad de todo tipo, hay asistencias superiores a las diez mil personas en el parque de Los Chaguaramos, catedral sufrida y abandonada por una fundación que aún así se atreve a pedir mayores cánones de arrendamiento a los equipos que allí milagrosamente se hospedan… PACIENTES los empedernidos fanáticos que hacen largas colas para entrar de puntillas en los encochinados sanitarios. O tardan horas para salir de un estacionamiento que es un laberinto interminable. La basura campea, el monte supera las cercas perimetrales, el palco de prensa es un pasillo estrecho que cada vez resulta menos habitable. Esta ciudad que fue llamada urbe. Esta sultana avileña tan grata hace décadas, ahora no tiene vida nocturna y el trajinar diurno se ve reducido con el hamponato vigente… SE gasta tanto en cosas baladíes y este sexagenario parque no advierte un sucesor adecuado. El llamado primer pasatiempo nacional se vive mejor en otras ciudades. Sí, pobre Caracas. Tan rica antes en su diario devenir. Cada vez son menores las probabilidades de ver a Leones y Tiburones en un hogar limpio, fresco, agradable. ¡Ay, Venezuela!.

/*/*/*/*/*/*/*/*/

LA verdad trasluce, la justicia se impone. Ningún ardid infame es perdurable. En la LVBP deben estar riendo en sus adentros. Para colmo de males -o de bienes si se trata del béisbol- el infractor volvió a las andadas. Otra vez positivo en su trance negativo. Solo faltaba ayer enterar al jugador, y a su no menos culpable club actual, de los resultados que arrojó la muestra A. Qué dirán los tribunales ahora. Se trata de un caso que bien sabrán analizar los siquiatras. La pelota pura y limpia ha ganado una batalla importante. Parece el corolario de un caso que estremeció absurdamente a la nación deportiva. Veremos si la liga tiene los arrestos suficientes para colocar un asterisco en tanto récord viciado en los registros estadísticos. El reincidente es doblemente culpable. A menos que otras instancias digan lo contrario… EJEMPLOS recientes en Juegos Olímpicos y el ciclismo de alta competencia son la vitrina para que se depure toda actividad deportiva. La ciencia avanza y sus detractores no duermen. La lucha contra la ilegalidad será eterna, pero siempre predominará la luz sobre la oscuridad de los falsos rendimientos. Una carrera deportiva que pudo haber sido ejemplo para generaciones enteras, es ahora una pantalla de lo que no debe hacerse. Queda como un paréntesis de contenido no imitable. La ambición rompe el saco. Cuando hay insaciable tendencia al rompimiento de las normas, no hay final diferente al que ahora abordamos.

/*/*/*/*/*/*/*/*/

RAÚL Rivero es el pitcher del año, que no quepan dudas. Sus guarismos son irrefutables, convincentes. Ahora bien, Jorge Martínez ha sido el de efectividad más constante, el tirador de más profundidad si fundimos las diferentes fases de la campaña. En diversas ocasiones hemos dicho que es el lanzador que nos gustaría ver en la lomita crepuscular en un choque decisorio. Tiene una gran variedad, slider complicada y despacha desde tres posiciones diferentes… FUE tercero en las planillas tras arrojar 6-2, 2.47 de ERA y sólo 11 boletos en 65 entradas de la eliminatoria… CRECE su desempeño al entrar enero. Se mandó frente a Bravos (1-0, 0.73) doce y un tercio sin la sombra de una transferencia y este domingo amarró a los Tiburones en cinco episodios, sin carrera, cuatro hits y una base por bolas. Tiene gran temple en el montículo y se hace más incómodo cuando hay tránsito en las bases. Buen ojo tuvo Cardenales con este antillano que trae amuleto. Ha sido campeón en todas las ligas en las cuales ha jugado. Veremos si su racha continúa con el uniforme larense… JOSÉ Alguacil es, a juicio nuestro, el mejor coach de tercera que hayamos visto en el club guaro. Se tratará, para algunos, de una afirmación temeraria, si recordamos que esta escuadra larense anda por los 51 años en el circuito. El caraqueño es casi infalible manejando el tráfico en la antesala, función de extrema delicadeza junto a la tarea de pasar al pelo las señas a bateadores y corredores. Todo un lujo que el coach de primera de San Francisco en el 2017, sea quien haya tenido en sus manos el difícil semáforo de la tercera esquina. Y, si fuere necesario, es un reemplazo en potencia para el cargo principal.

/*/*/*/*/*/*/*/*/

SI algún mérito hay que endosarle a Luis Dorante es el espíritu que ha hecho reinar en la cueva. El trabajo no visible de los mánager es el de mantener la armonía en un roster de tanta amplitud, mayor en el caso de nuestro circuito, especie de prueba mayúscula para estrategas de cualquier clasificación. Da gusto ver la entrega de los hombres que salen al terreno en la actualidad. La hermandad que, por ejemplo, patentizan Juniel Querecuto e Ildemaro Vargas, no es frecuente. Están absolutamente consustanciados estos dos muchachos que deben jugar en ligas mayores en la temporada inminente. El camarero es un abridor natural por su velocidad, contacto y habilidad para sacar boletos. Al campocorto le sentó bien bajar al séptimo y ha recuperado su ritmo ofensivo. Ello, además, rompe la estrategia del mánager Oswaldo Guillén de colocar con frecuencia un zurdo para hacer cambiar de manos, seguidos, a los dos jugadores en mención… LA final pudiera adelantarse si cada serie semifinal culmina antes de un quinto o sexto juego. Lara y Caribes nunca han enfrentado en un match campeonil. Los alados de la liga solo cotejaron hace 33 años (83-84) con victoria para los rapaces en cinco compromisos… ALCIDES Escobar hace jugadas de otro planeta. Si hay uno mejor en Grandes Ligas agradecemos la información. La del domingo con batazo al hueco conectado por Gustavo Molina rompió cualquier molde. Lástima que había cadena y muchos no la vieron, salvo los que tienen DirecTV.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios