La buena noticia

Charles Landry es un planificador urbano que en los años 80 desarrolló la idea de Ciudades Creativas: un kit de propuestas para que las autoridades locales y sus ciudadanos urbanosrecolonicen los espacios públicos y los conviertan en lugares de encuentros y experiencias lúdicas. Tradicionalmente los planificadores urbanos, prestan mucha atención a los elementos físicos. Landry se concentró en el comportamiento humano y se empeñó en averiguar cómo convertir las ciudades en sitios agradables para convivir y compartir.  Su libro, “La Ciudad Creativa” es el resumen de su experiencia de años y ha sido traducido al español.
La otra parte de la buena noticia es que tras años de mochilera, la Dr. Diana López finalmente se detuvo para obtener una licenciatura y una maestría en artes visuales, además de realizar otros estudios de alto nivel. Lo interesante de su caso es que desde el 2006 trabaja con la Alcaldía de Chacao donde promueve varios exitosos programas de recuperación de la convivencia urbana, basados precisamente en las propuestas de Landry y en las experiencias que se han dado en muchas partes del mundo, entre ellas las de Medellín. Su experiencia ha servido de referencia para diseñar la política y la practica cultural de la alcaldía de Iribarren. Aquel de de comunidad que comenzó a ser buscado a comienzo de los 80, finalmente está comenzando a tener respuestas locales.
Obviamente, aún es temprano para estimar el éxito de esta política, pero ya vemos uno de sus primeros logros: la eliminación de la Feria de Barquisimeto y su canje por otras actividades más necesarias. Por esta vez, los barquisimetanos nos hemos liberado de una fuente de problemas por una feria que terminó convertida en un jolgorio de borrachos y su secuela de delitos, heridos y muertos y mucha corrupción. Esperamos también la eliminación de los adornos navideños, a los que no puedo evitar de relacionar con la famosa estafa en tiempos de Amalia.
Lo que se necesita son muchos lugares de encuentro, donde la gente pueda reunirse alrededor de un café mucha conversación sabrosa. El potencial existe: imagínese la avenida Veinte, liberada del Transbarca, llena de citadinos que se dan cita en un lugar seguro. Sería una experiencia estupenda.
Finalmente, Diana López publicó un librito donde reseña sus ideas para hacer de las ciudades un mejor lugar para vivir. Su título, Claves urbanas, ediciones B Venezuela S. A. Se consigue en las librerías locales.

Comentarios

Comentarios