#OPINIÓN El carnet de la ignominia

Joel Rodríguez Ramos | Ilustración: Victoria Peña |

No sé con qué propósito se creó el llamado carnet de la patria. Unos me dicen que se trata de control político; otros que es el instrumento de fraude en procesos electorales; otros que con ese carnet se trata de  determinar los bienes de los cuales somos propietarios;se dice que es para abultar el número de militantes del partido de gobierno, pues todo el que obtenga ese carnet queda inmediatamente inscrito en el Psuv y se dice también que a través de ese carnet, se  podrá gozar de beneficios que el resto de la población no gozará, creándose así una terrible discriminación, violatoria de los artículos 19, 20 y 21 de la Constitución Nacional que al gobierno le importa muy poco.No puedo asegurar que sea cierta alguna de esas hipótesis o que lo sean todas, lo que si es cierto es que el régimen constantemente está obligando a obtener el vergonzoso llamado carnet de la patria. Llega al colmo de la desvergüenza al ofrecer bonos si se tiene el aludido carnet, comprando conciencias.

En los últimos días el famoso carnet ha sido establecido como condición obligatoria para continuar pagando gasolina a los precios actuales del mercado venezolano, que es ciertamente muy barato, y a quien no presente el carnet se la cobrará la gasolina al precio internacional, continuando con la horrible discriminación.Y desde el domingo pasado corre la especie de que no podrá cobrar su pensión de vejez, ningún ciudadano que no tuviere el carnet de la patria. Al gobierno le gusta jugar con la confusión y el enredo para atemorizar a la población y hacerle tomar decisiones precipitadas. La pensión de vejez no puede estar sometida a ninguna condición distinta a la establecida en la ley respectiva. Para gozar de este beneficio, el hombre debe haber cumplido 60 años de edad y la mujer 55 y en ambos casos, haber hecho un mínimo de 750 cotizaciones. He visto en muchos casos, personas que al jubilarse han hecho mucho más de esas 750 cotizaciones, con lo cual tendrían un sobrado derecho a cobrar su pensión de vejez.Nadie, ni el gobierno, ni el TSJ legítimo o el ilegítimo, ni la legítima Asamblea Nacional y mucho menos la ilegítima ANC, ni ningún otro órgano puede establecer condiciones distintas. Hacerlo sería una nueva violación de derechos humanos y el régimen merecería un severo castigo. Hay confusión, el señor Maduro dio a entender en su última alocución, que debía obtenerse este carnet de la patria para los próximos pagos de la pensión de vejez, pero hay quienes dicen que no dijo eso, que sólo deben inscribirse en algo que llaman “sistema patria”. Todo eso es inconstitucional. En el IVSS acá en Barquisimeto algunos pensionados recibieron la información de que no deben hacer nada ni inscribirse en ninguna parte. Ya todos tienen su cuenta y vienen recibiendo sus pagos mensuales con muchos problemas sí, pero lo reciben. No permitamos más violación de nuestros derechos, lo cotizado es nuestro dinero, nos pertenece y se cotizó como previsión para los años de la vejez. El gobierno chantajea, engaña y manipula con un carnet absolutamente innecesario, convertido hoy en el carnet de la ignominia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios