#OPINIÓN El que le ha picado culebra cuando ve un bejuco se asusta

José Gerardo Mendoza Durán | Foto: Archivo/Referencial |

El que le pica culebra al ver bejuco se asusta, por ello vemos o estamos tan confundido al ver que estamos a poquitos días de una elecciones presidenciales, cargadas o mejor sobre cargadas de dudas y complejidades, cosa que debía ser, pero quienes son los culpables de que la gente no tiene ánimo de votar, pues está claro que esta confusión tiene nombre y apellido, son nada más y nada menos los que han manejado al país por casi dos décadas y sin demostrar ni una pizca de tratar corregir los errores cometidos, donde hasta los que creen que lo están haciendo muy bien y para nada les ha servidos sus propósitos y hechos, por ellos viene la apatía del elector de hoy, apáticos, tristes, desilusionados y pensando que con malicia y a la vez consiente que a la culebra se le enseña el garrote y piensan en el bejuco.

Si en un país que hace dos décadas gozaba de abundancia, credibilidad, solvencia moral, económica, espiritual, admirada, respetada, buenos pagadores, abierto al mundo hoy enemigo de todos los países desarrollados que podrían darnos la mano sin considerar que están haciendo gran esfuerzo, cuando se trata de un país que en pleno crecimiento que es amistoso, que goza de paz y de prosperidad se puede esperar buenas alianzas donde salgan beneficiados pregunto ¿si este país perdió todas esas bondades que Dios puso en nuestras manos y no se aprovecharon en su debido momento que pueden ofrecer hoy?

Quienes piensan que lo han hecho muy bien será posible que no vean todo lo que está a la vista del mundo a pesar de que hay muy pocos medios de comunicación o fue que se acabó la sensibilidad o es un cruel castigo, Dios sabrá si es que no los merecemos.

En mucha la confusión y hasta peligrosa si un gobierno está contra del pueblo, aparte de que el pueblo esta desmotivado, desesperanzados, como lo leí por ahí que es muy lamentable y triste para cualquier nación tener un gobierno genocida y pueblo indefenso, pasando hambre por ello es el temor generalizado que arropa al alto porcentaje que no confía y desea que se le respeta su dignidad y voluntad sagrada del elector, es lo menos a lo que se aspira.

Esas ideologías que se han instalados en la práctica y en la ejecución creo que nadie las entiende y en un país que quiere ser productivo menos, como es nuestro país que permanece con ánimos de producir con gran voluntad, conocimientos de causas, experiencias, con buenos créditos en el exterior y locales, será justo que todas estas cualidades que por capricho se le haya anulados todos sus proyectos y tengan como recompensa trabas, prohibiciones, persecuciones, como premio a quien solo desea ser productivo, producir más de lo que consume, compartir y confiar deber nuevamente un país donde sobre el alimento para todo y feliz de ser productor, en lo que sea sin preguntar a qué ideología, color o partido se va alimentar con mi producción, seguro que esto jamás está en la mente de quien piensa trabajar, producir y buscar el bien para todos, recordemos que el que piensa seguir haciendo lo mismo y como oferta profundizarlo, eso sería la negación al bienestar general.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios