#Opinión La Red de Instituciones Larenses… ¡En acción! ¿Alienación?

Maximiliano Pérez Apóstol | Foto: Archivo |

“Estado mental caracterizado por una pérdida del sentimiento de la propia identidad.”

La alineación como expresión cultural de los seres humanos que se encarcelan en ideologías fracasadas en todas las regiones del mundo donde se han pretendido imponer y comprobadamente desfasadas en su contexto o en dogmas oprobiosos que son utilizados para esclavizar a los pueblos en nombre de los pobres; que utiliza la ignorancia, la miseria y las necesidades básicas de los ciudadanos y los hace presas sumisas de la propaganda mediática que manipula y disfraza la realidad haciendo que sea aceptado el desastre que extermina a los pueblos sin ningún tipo de reflexión, mediación o verificación ha dispuesto de su poder y capacidad maligna impregnada de rapacidad, sometimiento y opresión para inventar situaciones irreales acerca de un modo de vida inverosímil.

Supongo sea la idealización de un mundo inexistente, pero antagónico a la democracia, felicidad, libertad y justicia que se transforma en dictadura, opresión subyugación de los ciudadanos, sometimiento a trato cruel, inhumano y extirpador de anhelos, sueños, planes de bienestar social, disfrute pleno y del libre albedrío. O sea, un infierno vendido como paraíso terrenal.

La imposición de una sociedad sin clases ni propiedad privada, confiscatoria de los medios de producción donde el sistema gubernamental hace desaparecer al Estado conculcando los poderes y los derechos ciudadanos, desvirtuando los conceptos legales tradicional e internacionalmente aceptados que respetan el espíritu, propósito y razón del legislador probo imponiendo de manera deformada sus propias visiones interesadas en preservar el poder y el control del erario público sin aceptar ningún modo de vida diferente al suyo.

Destruyen nuestra identidad y fundamentos basados en los ideales libertadores, manipulando los pensamientos, criterios, juicios e ideas, distorsionando un modo de vida que se fundamentaba en los principios y valores heredados de quienes dieron su sangre por nuestra independencia y que eran característicos de los venezolanos.

Bien lo dijo el Padre de la Patria, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco, un año antes de morir,en carta a Antonio Leocadio Guzmán:

“Si algunas personas interpretan mi modo de pensar y en él apoyan sus errores, me es bien sensible, pero inevitable, con mi nombre se quiere hacer en Colombia el bien y el mal, y muchos lo invocan como el texto de sus disparates.”

¿Qué hacer contra la ejecución de la planificada destrucción de la república?

La confrontación debe ser la de las ideas, de la instrumentación y aplicación del Estamento Legal vigente, de los Tratados Internacionales suscritos por la nación, y tienen jerarquía constitucional.

Transformar y generar una estructura de relaciones humanas realizada bajo un sistema económico que conlleve al bienestar social, basado en el ejercicio de los derechos consagrados por la Constitución Nacional, las leyes, los reglamentos de la república y expresos en los Tratados Internacionales.

La tácticasy estrategias de resistencia y ofensiva “siempre pacíficas”, tiene que fundamentarse en el despertar y el estímulo de la conciencia ciudadana cimentada en el precepto de que la solución está en cada uno de nosotros. En la recuperación del sistema libre y democrático todos somos necesarios porque:

“Una cadena es tan fuerte como lo es su eslabón más débil y ninguno es más fuerte que todos.”

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios