#OPINIÓN Las redes sociales

Ítalo Olivo |

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas” Albert Einstein.

Hoy en día nos estamos enfrentado a una nueva manera de comunicarnos, totalmente revolucionaria, muy impersonal y que nos empuja a relegar el contacto personal.

Es importante el no hacer nada, de lo que no se estaría orgulloso en el mundo real. Estamos pasando de tener amigos que se pueden contar con los dedos a tener cientos, que incluso nunca hemos tenido ni siquiera la oportunidad de estrecharles la mano. Incluso nos permite comunicarnos a cualquier hora del día, con cualquier persona, a distancias muy lejanas.

En este sentido, la comunicación puede tener muchas finalidades, desde la profesional hasta la de compartir ocio, conocimientos y buscar pareja. Claro está que cualquiera de ellas, atiende a una de las necesidades más importante del ser humano, que es estar en contacto con otras personas, socializar y cubrir el sentimiento de pertenencia.

Las redes sociales facilitan la comunicación a distancia, cosa que hace años era impensable, no sólo por la distancia misma, sino por los costos. Eso de hablar mucho y frecuentemente era imposible.

Por otro lado, son una gran pantalla para los negocios o para compartir conocimientos o para adquirirlos. Con un buen mensaje su negocio puede crecer exponencialmente, recibir retroalimentación para mejorar e incluso sin alejarse de las oficinas impartir conocimientos y habilidades a todos los involucrados en el mismo. Igualmente permite crear fidelidad en seguidores deseosos de ver que se les ofrece.

Son un instrumento muy valioso, para que personas introvertidas encuentren un escenario donde expresarse libremente.

Para muchos, la búsqueda de pareja es una solución en un mundo cada vez más cerrado y donde las oportunidades de conocer personas nuevas es muy limitada.

Pero para mí, una de las grandes ventajas que tienen las redes sociales, es en primer lugar estar informado en tiempo real, de lo que está sucediendo en cualquier parte del mundo y en segundo lugar escoger el tipo de información que deseamos recibir y de quién la queremos recibir.

Claro está, que así como las redes sociales nos brindan grandes posibilidades de desarrollo, poseen algunas desventajas que no debemos pasar por alto.

En este sentido, las redes sociales muchas veces nos separan de la gente cercana y por tanto es equivocado usarlas en aquellos momentos en los cuales tendríamos que estar interactuando con las personas que se tienen presente.

Por otro lado, se debe tener en cuenta que en las redes sociales se pueden encontrar personas que mienten sobre distintos aspectos por miedo que condicionen la relación con su interlocutor. Pero más aún, enviar mensajes inexactos con la finalidad de captar personas hacia un producto o servicio.

Claro está, que en las redes sociales nos encontramos también con mensajes ciertos y positivos, enviados por gente muy seria.

Definitivamente, las redes sociales tienen que estar a nuestro servicio para disfrutarlas y aprovecharnos positivamente de ellas, pero nunca para esclavizarnos y hacernos sentir mal. Mucho menos para hacer sufrir a los demás.

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios