#OPINIÓN Se instaló el trueque y los caroteros

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración : Victoria Peña |

Con preocupaciones,molestias y nada en positivo, pido disculpas a mis lectores, por lo que voy a relatar y a ciencia cierta por lo que he presenciado en varias oportunidades y cada día va en mal en peor, sabemos todos a la degradación en que hemos caído hace dos décadas, lo más grave es que cada día se va acentuando y para muchos le parece que puede ser irreversible y a punto que lo más grave para todas las personas que solo saben trabajar, producir, lo principal es no perder la fe y la esperanza y su compromiso de hacederos, jamás seria pensar en ser una carga para nadie, es triste que estos honorables empresarios del campo, productores de alimentos aun con ánimo de trabajar hoy estén sometidos a estas penurias y castigos inmerecidos, sometidos al mayor de los pecados sin ser pecador y una carencia inmerecida como pago por su buen comportamiento,honestidad, deseo de ayudar y colaborando en todo lo que sea decente en beneficio del país.

Destrucción desconsiderada, hablo del productor mediano y pequeño, el másgolpeado pero a haciendo la salvedad que permanentemente es produciendo y a la ves damos gracias a Dios que quedan aún varios productores grandes que no tienen estas dificultades para que sigan con el mismo ánimo y la bendición para que aumenten su producción, en cuanto a los primeros nombrados hoy luchando para no desaparecer, una cosa es verlos y otra contarlo, la verdad es que parte el alma cuando una ve poblaciones, caseríos completos, narrando la misma historia, como si fuese un disco, cuando dice estoy muy preocupado hoy porque para mañana no tenemos que comer, o estamos comiendo una sola vez al día y cuando consigo algo para comprar comida tengo que viajar de treinta a cuarenta kilómetros, las bodegas de todos estos caseríos desaparecieron,quebraron todas, se lascomió lahíperinflación, jamás se consigue el efectivo, se va casi todo en transporte por el alto costo que esta la vida, en fin fogones apagados, barrigas vacías, 15 kilos menos, hijos desnutridos.

Atrasos y atropellos, el trueque funcionando, me cuentan que en una fiestas patronales que eran siempre atractivas, alegres y lugar de convivencia, por razones de la crisis, hacen dos años que no se celebran, todos los foráneos se lamentaron, hasta que pudo más la voluntad y creatividad que tenemos todos los Venezolanos del buen vivir, con la suerte que hubo una buena cosecha de caraotas, hoy bautizado con el nombre de “ Oro Negro “, creo que casi como el petróleo, por supuesto para lo más humildes o mejores sentimientos que piensan en sus principios y jamás en joder a nadie , se organiza la fiesta, nadie tiene dinero en efectivo, pero tienen oro negro caraotas, el genial organizador propone hacer una fiesta de lujo y contrata una banda, para bailar hasta el cansancio y le preguntan ¿ con esta situación pensando en fiesta, como vas hacer? Y el responde” a carotazo limpio”, viva el oro negro, aparte de que ya está elegida la Reina de la fiesta y el pueblo está de acuerdo, las entradas es un kilo de negrita y dos kilos de maíz, el que baile más y sea más alegre aportara más y con el aporte adicional compraremos El Chapirroco, La Culebra, El Clarito que son apodos al cocuy.

El trueque freno la creatividad, trajo desilusión, atraso, se comenta que también a voz populi ya está institucionalizado en el país el pago en alimentos para las chicas o prepago, como las llaman hoy en día, a falta de efectivo ahora cobran que si una sola vez un cuarto de pollo con una hallaquita, dos veces medio pollo con su acompañamiento y un pollo lo que quiero, dos kilos de caraotas sin límites, se comenta que esto se está proliferando cada día mas y en nada bueno nos ayuda, sigue triunfando hasta el momento el hambre, la desilusión, la apatía, la tristeza,la permanente molestia,las amarguras y las ideologías impuestas contra la voluntad de nuestra idiosincrasia.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios