#OPINIÓN Vamos mal y seguimos a lo peor

Alberto Jordán Hernández | Foto: Archivo/Referencial |

Cuando se produjo la revolución que pacemos, nuestra amada Patria figuraba en segundo lugar como la más rica de Latinoamérica. Sus hijos iban de turistas y compras a diferentes lugares, en especial a Miami, donde los caricaturizaban con la frase ta barato dame dos. Ahora invaden esos sitios en diáspora forzada por paupérrimo. Estadísticas nos ubican entre los 4 peores países de la región.

Archisabido es que la corrupta revolución convirtió en caos a la industria petrolera, fuente de esa riqueza.

Todo empeorará con perverso afán de perpetuar en el Poder al narco estado castrense. Lo profundiza el icono castro-moscovita Nicolás Maduro (NM), rechazado por 80% de ciudadanos. En fraudulentos comicios trató de legitimarse pero 175 soberanos estados del mundo, institucionalmente s

le manifestaron rechazan. En protesta, buena parte retiró a sus embajadores. Relevancia cobra pronunciamiento del G7 que conforman: EEUU, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, y Reino Unido el cual indica que el régimen “ha perdido la oportunidad de rectificación política que se necesita con urgencia”. ¿Se puede considerar lacayos de EEUU a las siguientes potencias, como también a la Unión Europea?

Dichas entidades y el Grupo de Lima condenaron la farsa en la OEA. Reiteraron que no reconocen reelección de NM y aprobaron incluir el tema en agenda de asamblea anual a celebrarse el 4 y 5 de junio.

Solo 18 estados del planeta como China, Rusia e Irán, admiten la legitimación. Entre ellos apenas 5 de América la reconocen, a saber: El Salvador, Bolivia, Cuba, Nicaragua y Haití.

La terquedad adelanta dicha juramentación ante la cuestionada Constituyente. Un ensayo que no tiene legalidad y viola símbolos patrios y el Estado de Derecho, opina el constitucionalista Juan Manuel Raffalli.

“Un acto innecesario e inexistente que obedece a alguna necesidad del régimen para agregarle legitimidad a lo que espuriamente se ha hecho. Llega a ser una burla”, afirma el también constitucionalista Perkins Rocha.

Para presidente de la Asamblea Nacional, Omar Barboza, “se ratifica el propósito usurpador”.

NM anunció reconciliación y liberación de “los denominados”- tal politiquea Globovisión- presos políticos.

Comenzó con el estadounidense Joshua Holt, encarcelado desde 2016. Vino a Caracas a contraer matrimonio con la venezolana Thamara Caleño y los apresaron 2 semanas después de la boda.

El entonces ministro de Interior y Justicia, Gustavo González López, dijo haberles confiscado armas. El vicepresidente de EEUU Mike Pence aplaudió la libertad pero advirtió: “las sanciones continuarán hasta que la democracia regrese”, lo cual confirmó el presidente Trump al recibir a los rescatados.

En el Zulia liberaron a 22 presos y siguieron con otras prisiones.

“Más que disminuir aumentan las detenciones”, dice Foro Penal. La cifra se mantiene en 346. Mención aparte requiere aprehensión de militares, que pasa de 200, incluidos relevantes chavistas. 40 lo fueron últimamente con la vergüenza de algunos torturados.

De allí que se hable de una crisis sin precedentes en la FAN.

Otra medida de NM la ratificación del Mayor General Manuel Quevedo, como ministro de Petróleo. “Este año tenemos que aumentar el millón de barriles y si hay que pedir apoyo a la OPEP, Rusia, China, a los países árabes, hágalo” le ordenó. La producción está en decaída y se da el riesgo de dejar de ser país petrolero. En PDVSA han pasado 3 presidentes, en 2 años.

Que no resulte un nuevo embuste el pedido de ayuda “y todo el acompañamiento al pueblo de Venezuela”.

Si algo reconoce NM y se aprueba es que “No estamos haciendo lo suficiente, ni lo estamos haciendo bien, se necesita un nuevo comienzo!

Al MARGEN. Retaliación contra El Nacional, cuyo editor Miguel Henrique Otero está asilado es la sanción impuesta por el organismo de censura Conatel. Es intensificación de la hegemonía informativa de esta dictadura mediática. [email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios