Parafraseos

Ramón Querales |

• Una sociedad con su mística es muy diferente a una sociedad consumista. La nuestra lejos está de practicar esto último. Esperamos que aún le pueda dar prioridad a lo primero
• Hubo una época en que para los venezolanos era fácil morirnos de la risa. Éramos felices y no lo sabíamos. No da risa decir que hoy nos morimos sin estar enfermos
• Vamos a pensar que “las cosas viejas pasaron”, como dice Apocalipsis 21:4. Eso nos da una esperanza, sobre todo cuando casi la hemos perdido
• Muchos sacrifican lo más preciado que tienen en pro de los demás, y luego éstos ni se acuerdan de aquellos
• Una biblia ajada, de tanto ser usada, luce diferente a su dueño, quien casi siempre lleva una vida bien llevada
• Si las cosas malas que hacemos no fuesen a veces tan agradables quizá las dejásemos de hacer
• A veces me preguntan que cómo me siento al estar cercano a la edad cierta. En verdad, dándole gracias a Dios porque me siento y me puedo levantar solito
• Hablando de “sentir”, uno debe sentir (y valga la redundancia) algo de preocupación cuando después de muchos años de estar viviendo con su pareja, toca una pierna y no sabe si es la de uno o la de ella. Tal detalle amerita una explicación
• El 23 de enero pasó por debajo de la mesa. Pareciera que ya no hay mucho qué celebrar. Debe ser porque para la omnipotencia del poder pasó a ser de fecha patria a fecha apátrida
• Vamos a pensar que “las cosas viejas pasaron”, como dice Apocalipsis 21:4. Eso nos da una esperanza para no perderla
• Muchos sacrifican lo más preciado que tienen en pro de los demás, y luego nadie lo recuerda
• Si las cosas malas que hacemos no fuesen a veces tan agradables quizá las dejaríamos de hacer
• A veces me preguntan que cómo me siento al estar cercano a la edad cierta. En verdad, dándole gracias a Dios porque todavía -me siento- pero también me puedo levantar sin ayuda de nadie
• Hablando de “sentir”, uno debe sentir (y valga la redundancia) algo de preocupación cuando después de muchos años de estar viviendo con su pareja, toca una pierna y no sabe si es la de uno o la de ella. Amerita una explicación
• El impaciente suele duplicar su tiempo de espera. La regla de oro de la espera es la paciencia
• A ciertopolítico del gobierno, sus intestinos le deben estar súper envidiando la cantidad de excremento que le sale por su boca
• Toda persona indeseable, en esencia, le honra a uno con su ausencia
• Atrás quedaron los tiempos cuando en Venezuela donde comían dos podían comer tres y hasta cuatro. Y a los invitados se les ofrecía algo más que un cafecito
• Al escribir esta columna, nuestros Cardenales tenían la final del béisbol empatada. No soy adivino para saber quépasó pero de no ser campeones para mí lo son por su gran temporada
• Siempre le pido a Dios que me expropie el derecho que tengo de “enojarme” (por usar ese eufemismo) pero Dios no es muy dado a las expropiaciones. No me queda otra, que domesticar ese animalque llevo en mi y que en nada me favorece. Nos vemos por ahí

Por: Ramón A. Querales [email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios