Pido la palabra – Amarras electorales…

Sergio Borgel |

Es muy difícil escribir en los términos adecuados en tiempos convulsos. Violentos. Anárquicos. Jamás podremos complacer a todos y nunca estarán todos de acuerdo con lo que se dice, escribe o hace. La bota opresora se hace cada día más intolerable e insostenible. La génesis ideológica del proceso revolucionario mantiene a los jerarcas rojos prisioneros del país antillano. El daño que han hecho ha sido tan grande, que el mismo pueblo rojo que en momentos de euforia colectiva los acompañó en los atropellos a los sectores productivos, ahora toma conciencia para entender que si bien es cierto que los objetivos de ruindad nacional se han logrado a plenitud para dominar la sociedad, la voracidad rapaz de esta clase política pestilente, ha agotado la maniobrabilidad financiera para mantener el populismo y el ascenso social ficticiode los sectores más desprovistos, como derivación de una ausencia total delmarco productivonecesario para que ese ascenso social sea sustentable. En términos coloquiales, el hambre del pueblo toma dimensiones gigantescas para derivar en una crisis existencial que nos degrada a niveles instintivos, primitivos de sobrevivencia. Un escenario muy peligroso que nos pudiera estallar a todos en la cara…

Lo que hasta hace poco era punto de honor para el régimen, ahora se torna en el anzuelo para bajar los ánimos y retornar a los niveles mínimos de control sobre la ingobernabilidad.ElTSJ acaba de anunciar la flexibilización del proceso de legitimación de los partidos políticos de oposición. El tambaleante presidente y sus más cercanos adláteres anuncian la disposición de ir a los procesos electorales que el órgano respectivo tenga a bien anunciar. El CNE suelta las amarras para drenar la presión social y restituir la paz, mientras los extremismos de lado y ladose oponen al camino electoral como única vía para dirimir este conflicto con el menor daño posible.

El pueblo hambriento busca desesperadamente salir de este gobierno. Los niveles de desprecio de las barriadas populares de todo el país le indican al régimen que no está en capacidad de ganar ni siquiera una elección de concejo comunal. La dignidad de los hijos ideológicos de Bolívar, de Betancourt, de Leonardo, de Carnevalli, de Villalba, de Caldera y de tantos otros que nos dieron como herencia un país civilista y civilizado, aflora para revelarse contra el chantaje de la limosna roja que ha mantenido embrujado al país durante casi 19 años.Es tiempo de prudencia política a la hora de accionar en función de los escenarios por venir. La brutalidad represiva del régimen nos hace intuir que quienes asesinan no son precisamente venezolanos…

Mis comentarios:
.- Quienes se quieren salir de la OEA, son los 4 pelagatos que tienen secuestrado el gobierno, no el pueblo de Venezuela…
.- La AN no se encuentra en desacato porque los 3 diputados de Amazonas no están incorporados…
.- Para solicitar el retiro de la OEA, el gobierno debe cumplir Constitucionalmente con la aprobación de la AN…
.- El sector político opositor debe ponerse de acuerdo en relación al cronograma electoral próximo a ser anunciado por la jerarquía roja.
.- Si no participamos, entonces ¿Qué hacemos?…
.- La calle es el lubricante que ha permitido soltar las amarras electorales…
.- No se puede dejar la calle. Dialogo y calle simultáneamente, permitirán encausar los cambios…
Morirá por falta de instrucción y se extraviará por su gran necedad…(Proverbios 5:23)
SERGIO BORGEL

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios