Pido la palabra – Unidad… nuestra única opción

Sergio Borgel |

Una vez concluidas las primarias opositoras, quienes sentimos al país en los tuétanos como parte de nuestra existencia terrenal, abrigamos la esperanza de que en lo adelante prive la sensatez de los representantes de los partidos políticos de los sectores “democráticos”, en el entendido de que ahora toca pisar tierra firme de cara al gran compromiso regional que debe ser exponente de una aplastante victoria que termine de demostrarle el mundo civilizado que nos apoya, que ese mamotreto que llaman constituyente no es más que una burda estafa al país impuesta por una secta de enfermos en el poder que pisotea nuestra dignidad y aniquila el futuro de nuestros hijos…

Poco importan los muertos, el hambre, las carencias medicamentosas o el hampa desatada que asesina inocentes a diario, con tal de mantener los privilegios de una jerarquía cada vez más distante de las ofertas del comandante en 1998. En términos objetivos, con la descomunal suma de dinero que se bailaron en la orgía roja de estos casi 19 años, si tan solo se hubiese cumplido el 10% de todo lo que dicen haber hecho en beneficio del país y fundamentalmente de los sectores más desposeídos de la población, con solo eso, en los actuales momentos seriamos un paraíso como nación y estaríamos vitoreando la revolución. Basta mirar experiencias similares en cuanto a bonanza petrolera se refiere, como es el caso de Dubai, país de los emiratos árabes que en tan solo 20 años, y disponiendo de recursos inferiores a los manejados por Chávez y su patota de farsantes, lograron construir un verdadero paraíso económico y turístico que se ha traducido en bienestar y riqueza para su población…
El país está en ruinas. Estos criminales acabaron con Pdvsa, con el agua, con la luz, con las cloacas, con la vialidad, con la comida, con las medicinas, con los edificios públicos, con los hospitales, con las escuelas, con las divisas. Acabaron con todo y pusieron al pueblo a pasar hambre. Compran bajo amenaza a su gente. La línea de sostenimiento de este régimen, a pesar de lucir fuerte por el uso de la fuerza militar contra un pueblo indefenso y desarmado, es muy frágil y delgada. El único enemigo realmente amenazante para ellos en estos momentos es la unidad monolítica de todos los sectores democráticos de la nación, incluyendo por supuesto a los partidos políticos. No hay forma ni manera de que puedan derrotar a la unidad electoral y de calle que se debe retomar a la brevedad posible. Las diferencias por candidaturas presidenciales serán dirimidas, por primarias, en su momento. Ahora toca consolidar la unidad para aplastarlos en las regionales y continuar el rumbo de reinstitucionalización del país. Sin unidad, no existe ninguna posibilidad de rescatar la democracia…
Mis comentarios:

-Luego de las primarias regionales, cada quien sabe lo que tiene. Debemos entender que unidos es que somos realmente fuertes e invencibles…
-Tal y como se esperaba, Henri Falcón es nuestro candidato de la unidad en Lara…
-A trabajar muy duro para garantizar la unidad total de cara a las regionales. Les vamos a dar una paliza en Lara y en todo el país…
-La motivación al voto va de la mano de la unidad que debe ser rescatada para avanzar con firmeza hacia el objetivo final que es salir de este gobierno promotor del hambre y la ruina nacional…
Los proyectos de los justos son rectos, las maquinaciones de los malvados no son más que engaño…(Proverbios 12:5)

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios