#COLUMNAS Retacitos 27-05-18

JBS | Fotografía: Archivo |

Tal como se había adelantado meses atrás, el sustituto se reeligió nuevamente, con la más elevada abstención que se haya registrado en el país, porque mientras Tiby habló de una participación del 48%, las cifras que manejan los partidos de oposición, evidencian al igual como lo demostraron los centros de votación vacíos, la participación  real fue de 29,7%, lo que indica que la abstención superó el 70%, la mayoría del país rechaza al inquilino de Miraflores y a todo su combo. Por supuesto que a nadie sorprendió las cifras anunciadas por la presidenta del CNE, quien con su cara bien lavada, le parió más de 5 millones al personaje y abultó descaradamente la participación, quedando nuevamente demostrada la poca credibilidad que tiene el CNE, que debería denominarse CET, consejo especialista en trampas.

Dio pena ajena la declaración de los acompañantes internacionales, quienes dijeron en conferencia de prensa, que no habían visto en ningún momento a los “puntos rojos” cerca de los centros de votación, siendo los únicos que se taparon los ojos para no verlos, dejándose “ver las medias” en forma descarada, demostrando que sus opiniones están mediatizadas, y que con esta posición solamente estaban pagando los pasajes, alimentación y días de vacaciones que el gobierno les pagó, para que participaran en la comparsa que se realizó el pasado lunes 20 de mayo.

Si bien Falcón, no retiró su candidatura y llegó hasta el final de la contienda, con su posición al desconocer los resultados calificándolo como “ilegítimo”, con firmeza y decisión, debido a que hubo exagerado ventajismo, como se pudo comprobar hasta la saciedad, y que se sabía que iba a ocurrir porque el gobierno siempre lo ha hecho en todas las elecciones, por lo menos le permitió recuperar un poco su imagen, aún cuando muchos coinciden en criticarle que este reconociendo ahora, lo que se venía venír. En todo caso, confiamos que le sirva de purga y de vomitivo, y en próximas oportunidades escuche los consejos, porque no debe olvidar que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

El reto que ahora tiene por delante la oposición, es reencontrarse, entender que solamente con la unidad de todos los sectores de la vida nacional, que quieren salir de este gobierno, se pueden alcanzar los objetivos; mientras no se antepongan los intereses del país, por encima de los intereses personales y partidistas, seguiremos observando como el gobierno continúa haciendo lo que le da la gana, burlándose de los “líderes” opositores, quienes luego del proceso del 20M brillaron por su ausencia, nadie salió a dar la cara y a explicarle al país lo que había ocurrido, aun cuando la sociedad venezolana atendió con creces al llamado de no participar en el megafraude que tenía montado el Gobierno, desde el mismo momento en que la ilegítima ANC convocó las elecciones.

A propósito. Definitivamente en las pasadas elecciones, la nota más destacada fue la abstención, ya que en algunos momentos se habló hasta de un 82%; sin embargo cifras objetivas revelan que la participación estuvo entre 27% y 30%, lo que ha permitido que distintos sectores se atribuyan el éxito del llamado a no votar; sin embargo, encuestas que han estado circulando en los últimos días, revela que el 82% atendió el llamado a no participar hecho por la Iglesia Católica y solo un 6% o un 8%  se acogió al llamado hecho por la MUD, Frente Ampliado y algunas individualidades, de tal manera que se pone nuevamente en evidencia, la gran ascendencia que tienen nuestros obispos y sacerdotes, en la población, que es en su gran mayoría católica, apostólica y venezolana.

El robo de los bustos en la Plaza de los Ilustres de Barquisimeto, ya es el colmo del irrespeto, del desconocimiento a los grandes hombres que le dieron lustre al gentilicio larense, del vandalismo en su máxima expresión; no siendo esta la primera vez que ocurren estos desafueros, ya lo vimos en la plaza La Mora, también como se robaron los bancos en el Parque Ayacucho, en la tumba del Dr.Wohnsiedler; sin embargo, lo más grave de estos hechos es que las autoridades regionales y las muncipales, aún cuando existen indicios que pudieran orientar las investigaciones, determinar quienes son los culpales y aplicar las más severas sanciones, se han hecho de la vista gorda, no han dicho esta boca es mía, mientras que el tiempo sigue pasando y la anarquía se sigue imponiendo en la capital musical de Venezuela.

Pero además de las enormes deficiencias en todos los servicios públicos, sin excepción, agua, luz eléctrica, gas, transporte, salud en la capital larense existe aún cuando no oficializado, pero si de facto, un toque de queda, ya que después de las 6:00 pm todo el mundo se recoge en sus hogares, nadie se atreve a andar por las calles, por cuanto ni la Policía Nacional Bolivariana, tampoco la Policia Municipal y ninguno de los demás cuerpos de seguridad instalados en la región, está en capacidad de garantizar la seguridad de la ciudadanía. Quienes viven en los barrios le rezan todos los días a la Divina Pastora, para que les salve de tener que salir con una emergencia de salud en las madrugadas, porque saben que tiene expuestas sus vidas.

De acuerdo con el criterio de la dirigencia política nacional, la expulsión de Venezuela del encargado de negocios de la Embajada de los Estados Unidos en Venezuela, Todd Robinson, no es más que otro “trapo rojo” lanzado a la palestra por el Gobierno, para tratar de desviar la atención de la debacle del 20M, donde se produjo la mayor abstención en la historia electoral venezolana, al extremo que “el triunfo” fue recibido sin pena ni gloria, no hubo celebración, porque todos los venezolanos vieron los centros de votación vacíos, a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, siendo testigos de excepción, los efectivos del Plan República, quienes hicieron todos los esfuerzos para impedir que los medios de comunicación registraran gráficamente y en videos, el ausentismo total.

Patética la fotografía que circuló por las redes sociales, donde aparece un contingente de efectivos castrenses con dos cajas Clap y un televisor pantalla plana, al parecer como recompensa por sus votos y su actuación en las pasadas elecciones, gráfica que provocó un gran malestar, sobre todo en aquellos a quienes les prometieron pagarles un bono a cambio del voto, y luego no les dieron nada. A nivel de la dirigencia política se comentó que esta es la demostración de la aplicación del “bozal de arepa” a los hombres de uniforme para que no protesten y para mantenerlos contentos y no se sumen a la larga lista de quienes han solicitado la baja, ya que están pasando los mismos trabajos que el resto de los venezolanos.

Aseguran en círculos cercanos que en la PolMun de Iribarren  se estaría viviendo una situación bastante tensa, ya que al el nuevo jefecito un oficial activo de un cuerpo castrense dizque desde su llegada solo se ha ocupado de humillar, vejar e insultar tanto al personal obrero, empleados y policial, comentándose en la esquina de los lamentos, que como se dice en el argot policial y militar los ¨patea muy feo”, se comenta que durante su gestión supuestamente se han escapado 11 reos, y se han retirado  7 funcionarios policiales y hay una larga lista de funcionarios policiales pidiendo la baja. Afirman que es una persona déspota, pretende ser más revolucionario que el finado, al extremo de imponer a los funcionarios saludar con las consignas Chávez Vive, Patria, Socialismo o Muerte. ¿Qué talco?

Muchas dudas e incertidumbre existe entre el personal del CLEL, ante la elección de los nuevos diputados, por cuanto temen que la institución ahora roja rojita, se convierta en un elefante blanco, con una gestión peor que la administración saliente, que presenta un saldo en blanco en cuanto a leyes aprobadas y que se recuerda por el espectacular robo de los recursos de los trabajadores, sin que se hayan establecido las responsabilidades correspondientes. Se supone que ya doña Tere y el pran del pedagógico entregaron sus concejalías, porque no pueden ejercer ambos cargos, aunque quienes conocen a este último personaje, no dudan que quiera quedarse con ambos cambures. Los ojos y oídos de la gente que allí labora deben informar de las irregularidades que se cometan, para que todos se enteren, aunque muchos van a renunciar.

Por cierto, administración saliente del CLEL no satisfechos con la gris gestión que realizaron durante el tiempo en que estuvieron en la corporación, para cerrar con broche de oro, tuvieron la desfachatez y el caradurismo, de entregarles un bono miserable a la gente de su entorno un bono de 3,5 millones de bolívares, que no alcanza ni para comprar un kilo de carne y a los empleados los arreglaron con una bonificación de 450 mil bolívares, los comentarios que circulan entre el personal, son como para coger palco, por allí irán saliendo poco a poco, los cuentos y anécdotas tanto de los jefecitos, como de los “diputados” y diputadas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios