El Rincón de los Miércoles 28/05/2014

La prensa internacional trajo la semana pasada los títulos más escalofriantes sobre la crisis económica que vive nuestro país. El más revelador de los encabezados dice textualmente: “Venezuela encabeza el índice mundial de penuria económica, y atribuye todo el desaguisado a un nocivo cóctel de desequilibrios que incluyen un alto índice de desempleo, una aguda escasez, altas tasas de interés, como es lógico suponer, la mayor tasa de inflación  del mundo”. Según un estudio dado a conocer por la Universidad de Baltimore, Venezuela ocupó en el 2013 el primer lugar en la lista de tribulaciones económicas, superando con 79.4 puntos de 61,6 que registró Irán, que se ubicó en el segundo lugar, y los 44.8 con que cerró Serbia. Se está hablando ahora mismo que la tasa de inflación real es casi tres veces más alta que la oficial estimada en 180 por ciento, leyeron bien 180 por ciento. Como es de suponer los responsables de todos los problemas que sufren los venezolanos son los gobernantes socialistas que obedecen a un decálogo doctrinario que les impide mirar objetivamente la realidad. Hasta el momento el gobierno ha tratado de paliar la caída del poder adquisitivo de la moneda decretando aumentos salariales, pero los incrementos han sido muy inferiores a los de la tasa de inflación real. Evidentemente el proceso político venezolano viene derrumbándose abrumado por los problemas que agotan y hastían a los venezolanos en su mayoría. Los apagones han reaparecido con más fuerza en todo el país, el agua potable brilla por su ausencia en los hogares, mientras en los mercados  y en los dispensadores de medicina desaparecen progresivamente los productos de la cesta básica y los medicamentos. Un panorama sombrío de un país que hasta hace poco estaba considerado como un ejemplo de crecimiento y desarrollo para la América Latina. Hoy esa Venezuela es un recuerdo triste de un pasado alegre, como suele decirse popularmente.

————————

El jueves de la semana pasada el mundo celebró los 90 años de un gran artista: Charles Aznavour, también llamado “El último grande de la canción francesa”.  Lo trajo una vez el gran Renny Ottolina para su show y aquí desbordó simpatía intentando hablar en español en un encuentro con periodistas que recuerdo con especial deferencia.  Aznavour no es solamente cantante, que lo hace en varios idiomas, también es un prolífico compositor, escritor y actor a quien le agrada muy poco las celebraciones de cumpleaños. Aunque ustedes no lo crean, su agenda de compromisos próximos lo llevará a Berlín, Francfort,  Londres, Varsovia, Barcelona y Roma . La gira concluirá en Moscú. Actualmente trabaja en dos novelas y en sus Memorias. Si me preguntan por mi canción favorita de Aznavour diría sin vacilar: “La Boheme!, en francés y en español… ¡AJA!: “El gobierno venezolano se quedó sin Santos! Apuntó en CNN Fernando del Rincón al referirse a la contundente victoria de las esposas de los Alcaldes de San Diego y de San Cristóbal. Mucha gente, sin embargo, quiso ver más allá de ese título, extendiéndolo a la derrota electoral de Juan Manuel Santos en los comicios colombianos.

————————–

¡Madrid-Madrid! La capital española vive desde el sábado una desbordada alegría con la victoria de uno de sus grandes equipos de fútbol al término de una final plena de emociones donde se disputaba la copa de la Liga de Campeones. El Real Madrid se hizo la 10 Copa de su brillante historia al ganar un partido, no apto para cardiacos, al Atlético, campeón  de Liga por merecimiento propio, también legítimo representante de esa hermosa ciudad. Esa victoria de los blancos, como es de suponer, no hizo felices porque confiábamos absolutamente en sus capacidades futbolísticas. Quizás por eso digerimos en las primeras de cambio sabores amargos en el trayecto hasta que Sergio Ramos -que grande ese hombre- nos hizo recuperar el aliento para igualar un marcador adverso que presagiaba una gran tormenta. De allí en adelante la raza, o la casta, como prefieran, se hizo patente en cada jugada de los bravos de Anceloti para conquistar un nuevo trofeo que adornará las bellas vitrinas de la sala de museos de ese templo deportivo llamado “Santiago Bernabéu”. El Atlético, sin duda, se ha ganado la admiración y el respeto de millones de aficionados de todo el mundo dejando intacto su  pundonor deportivo. Un gran rival del mejor equipo del  mundo. ¡HALA MADRID!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios